Santiago, | Cargando ...

Presidentes muertos

Cartas al Director | Viernes 10 de septiembre 2010 - 11:46 hrs. |

Imprimir

Dicen que los chilenos tuvimos el record de los Presidentes muertos durante su mandato   y en efecto entre  1891 y 1973 , es decir en sòlo 82 años, tres de nuestros mandatarios- Balmaceda, Aguirre Cerda y Allende- perecieron antes de que se acàbase su periodo presidencial. Se trata pues de una situación lo bastante tràgica como para que no podamos sentirnos orgullosos de semejante record  pero de una situación que , quizàs, nos dice  de nuestra historia y de nuestra idiosincrasia mucho màs que decenas de libros.                                                                                                                                                                                                                                                                               Es verdad que la tragedia de ese gran Presidente que fue don Pedro Aguirre Cerda pudiera parecer diferente a la de los dos otros en la medida que ese  Maestro, como se le recuerda aùn,  falleciò  a mediados de su mandato, vìctima de una enfermedad. Aunque uno tenga derecho  de interrogarse, a este respecto, hasta donde el itinerario lleno de dificultades de este gran hombre nuestro y la guerra abierta que le hizo la derecha no aceleraron la agravación de su mal.

Al contrario, el fin de Balmaceda , suicidado en la Legaciòn de Argentina en 1891, después de la cruenta guerra civil  que la derecha chilena  y una parte de sus fuerzas armadas opusieron a este espìritu superior y gran reformador, parece ser màs cercano a la tragedia de Allende, muerto en las circunstancias que se conocen.

Dos Presidentes suicidados en menos de un siglo es otro de los siniestros records que se nos reconoce a nosotros los chilenos. Sin embargo , yo tengo tendencia a pensar que estos suicidios , que fueron suicidios en medio de un  combate, representan quizàs   un elemento de nuestro idiosincrasia  que  se ha manifestado ya en màs de una ocasión a lo largo de nuestra historia. Yo quiero referirme a ese coraje de combatir hasta las ùltimas consecuencias por sus ideas y por su pueblo , un coraje que se manifestò repetidamente entre los grandes lìderes de la insurrección araucana como Lautaro y Caupolicàn, asì como entre nuestros combatientes  de la Independencia, y también apenas unos decenios màs tarde en las personas de Prat y Carrera Pinto, nieto de José Miguel, unas personalidades todas que no claudicaron, incluso hasta la inmolaciòn de si mismos, y  que , como lo hizo recientemente Allende ( a  quien , segùn la Payita , casi se le acalambrò el brazo tirando contra los felones) constituiràn la trama de una naciòn , si alguna vez la nuestra la terminamos de construir.

José Cañas

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl

Este es un espacio de expresión respetuosa. No se aceptarán comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas o instituciones. Tampoco aquellos que no estén relacionados con el tema abordado en el artículo.

Diario y Radio UChile no se hace responsable por el contenido de los comentarios.

Conectar con Facebook

3 Comentarios

  • Thumb up 0 Thumb down 0
    avatar Luis Morales dice:
    Les falta Presidente Juan Antonio Rios, periódo 1942-1946, electo por el FRAP la misma coalición que apoyó a Pedro Aguirre Cerda(1938-1941), dos presidentes progresistas muertos el el ejercicio de su cargo
    El próximo presidente Gabriel Gonzalez Videla(1946-1952) también apoyado por la misma coalición.
    A menos de 2 ños en su gobierno proscribe a los comunistas y termina gobernando con apoyo de los radicales anticomunista liberales y conservadores, muere en 1980 como consejero de estado de Augusto Pinochet.
    Extraño los presidentes progresistas mueren antes de terminar su periódo presidencial.
  • Thumb up 1 Thumb down 0
    avatar marcel jaque manriquez dice:
    Pedro Aguirre Cerda fue un hombre leal a sus principios e incluso se le quiso derrocar por parte de grupos armados, pero su valor se impuso.Allende y Balmaceda fueron hombres que murieron por sus postulados que revolucionaron una época aun sabiendo el fin que les tocaría afrontar, como la traición de la armada y la infiltración imperialista que quiéranlo o no igual llego. Chile sello con sangre una historia llena de gloria donde jamas quiso imponerse un yugo en sus cuellos.
  • Thumb up 0 Thumb down 0
    avatar José Miguel dice:
    La guerra abierta contra el Presidente Aguirre Cerda que aquí se cita, téngase por seguro que está detrás de su extraña muerte. No nos olvidemos que, gracias a que su hijo alcanzó un puesto de poder, supimos del asesinato premeditado por envenenamiento del Presidente Frei Montalva...
    Siempre la derecha está detrás, trbia, reptilicia, sanguinaria sin freno con tal de defender sus oscuros privilegios

Este es un espacio de expresión respetuosa. No se aceptarán comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas o instituciones. Tampoco aquellos que no estén relacionados con el tema abordado en el artículo.

Diario y Radio UChile no se hace responsable por el contenido de los comentarios.