Diario y Radio Uchile

Escritorio

Damnificados por el terremoto aseguran que faltan condiciones mínimas para considerar que la emergencia está superada

Paula Correa | 10:58 hrs.

En conmemoración del Día Mundial del Hábitat se realizó el Primer Encuentro Nacional de Damnificados por el Terremoto y Maremoto del 27 de febrero en nuestro país, que reunió dirigentes sociales de distintas comunas afectadas, los que denunciaron situaciones gravísimas y poco conocidas por la opinión pública.

“A más de 7 meses del terremoto, la urgencia no ha terminado”.  Esa fue la principal conclusión del Primer Encuentro Nacional de Damnificados, realizado en la Villa Olímpica, donde se reflexionó sobre el proceso de reconstrucción posterior a la catástrofe.

Una actividad que se enmarca dentro de la conmemoración del Día Mundial del Hábitat, fecha instituida por Naciones Unidas, que se celebra desde 1986 en el mundo entero y a la que hoy convocan más de 50 organizaciones sociales que orientan su trabajo a temas de vivienda, medio ambiente, hábitat y defensa del patrimonio.

Las agrupaciones vecinales de Talca, Talcahuano, Dichato, el Barrio Yungay y la Villa Ñuñoína compartieron experiencias, constatando que Talca y Dichato aún se encuentran en etapa de crisis. El secretario ejecutivo del movimiento ciudadano “Talca con Todos”, Guillermo Retamal, indicó que de las 2.800 mediaguas requeridas, se han entregado sólo 1.300 entre otras irregularidades.

“Lo primero que se constata es que no se ha entregado ningún subsidio. Ha habido un atraso en la tramitación de los certificados de inhabitalidad, la inscripción del Serviu. De hecho cuando se cierran las postulaciones quedó mucha gente fuera. En Talca todavía hay personas durmiendo en carpa, déficit en la entrega de las mediaguas, por lo tanto la emergencia no está superada. Al menos cuando recuperemos ciertas condiciones mínimas que las personas deben tener para poder vivir dignamente, y si no tiene un techo significa que la emergencia no está resuelta”, explicó Retamal

Otra conclusión fue la falta de participación ciudadana en el proceso de reconstrucción, lo que para Carlos Bravo Cáceres, Dirigente Nacional de la Confederación de Uniones comunales de Chile (CONFUCH), ha generado caos en las zonas costeras, donde a los propietarios se les ha impedido acceder a sus viviendas o negocios, intensificando el drama de muchas familias.

“Cuando no se considera la opinión del ciudadano afectado es muy difícil que las soluciones seas las correctas. Todos sabemos que detrás de un escritorio es mucho más difícil conocer la realidad que en el terreno mismo. Nosotros vivimos en el terreno y las juntas de vecinos sabemos los problemas de cada uno de los barrios en que están insertos, por lo que tenemos que ser parte de las soluciones que se están buscando”, señaló el dirigente comunal.

A esta actitud se le suma la falta de diálogo e información sobre materias fundamentales como los subsidios, además de la poca colaboración de las autoridades locales. Así lo expresó el Presidente de la Asamblea de Vecinos de la Villa Olímpica, Jaime Díaz Lavanchy.

“Las autoridades locales han sido la principal piedra de tope para una reconstrucción participativa. Aquí no se ha escuchado a la gente y los grandes ausentes de la reconstrucción nacional son los alcaldes de Chile. Otra conclusión del encuentro es que los subsidios de reparación y de reconstrucción que el Estado está poniendo al servicio de los ciudadanos son absolutamente ineficientes, son los mismos subsidios de años pasados. No se ha implementado un sistema de subsidio especial, dinámico, adecuado a la situación de emergencia que significa un terremoto”, indicó el dirigente vecinal.

Díaz denunció también la persecución y agresión a líderes ciudadanos y recordó la golpiza que recibió de parte de un guardia de seguridad del alcalde Pedro Sabat en un Consejo Municipal. En este sentido, el Concejal pro Ñuñoa, Mario Guerrero hizo un llamado a las autoridades en general a no utilizar la violencia y generar un proceso de reconstrucción profundo y participativo.

La actividad concluyó con un almuerzo ciudadano y distintos actos culturales al aire libre. Mientras, para hoy lunes 4 de octubre en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile desde la 11 de la mañana se realizará un Foro-Debate abierto denominado “¡La Ciudad es nuestra: Reconstruyendo derechos”.

Página de comentarios