Diario y Radio U Chile

Año X, 11 de diciembre de 2018

Escritorio

Huasco levanta movimiento social por demandas ambientales

Un nuevo movimiento social masivo se está levantando en la provincia del Huasco, donde diversas organizaciones plantearon un petitorio de demandas socio ambientales que fueron a dejar al Palacio La Moneda. En este caso se suman la contaminación de la planta de producción de Agrosuper, proyectos mineros y la instalación de centrales termoeléctricas.

Héctor Areyuna

  Lunes 14 de mayo 2012 20:58 hrs. 
Huasco

Un grupo de vecinos de distintas localidades de la provincia del Huasco realizaron una pacífica protesta en las afueras del Palacio de La Moneda, donde sus dirigentes entregaron una carta para solicitar la visita de las autoridades competentes para que revisen sus demandas.

Y estas reivindicaciones apuntan a problemas socioambientales que afectan a toda la zona debido a distintos proyectos productivos, mineros y energéticos que amenazan con aumentar los peligrosos índices de contaminación y además agudizar la escasez hídrica que existe, según explicó la presidenta del Consejo de Defensa del Valle del Huasco, Astrid Llanos.

“Estamos protestando que por favor no seamos el hoyo negro de las empresas en Chile y que somos personas que tenemos derecho como dice la constitución a vivir en un ambiente limpio, sano. El agua es vida y nuestra consigna es el ‘agua sí el oro no’”, sostuvo Astrid Llanos.

Los problemas apuntan a que la producción de la planta de crianza y faenamiento de Agrosuper, producto de malos procedimientos generó un mal olor que afecta a gran parte del valle y en específico a la comuna de Freirina.

En este caso, los vecinos esperan que la ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, establezca una mesa de trabajo de carácter resolutivo para que se analice el tema.

Por otra parte, a pesar de que en la provincia el aire está muy contaminado a causa del funcionamiento de la minería del oro y de termoeléctricas, se instalaría una nueva planta generadora de este tipo.

El rechazo a la termoeléctrica Puerto Alcalde, proyecto de Endesa, lo expresó el vocero de la Brigada S.O.S. Huasco, Juan Carlos Labrín, quién mostró su preocupación por los efectos en la salud y en el medioambiente que esto generaría, además de los confusos procesos en que se encuentran los trámites para su aprobación.

“Es un flagelo a la vida humana, a la biodiversidad del puerto que aprueben otra termoeléctrica más, considerando que está la estadísticas de 40 años de contaminación por parte de la CAP y desde el 2001 la termoeléctrica Guacolda. A eso le sumamos que Huasco tiene un proceso de declaración de zona de latencia por los altos niveles de contaminación que ha sufrido. Ese proceso, que ha estado estancando deducimos que es para aprobar esta otra termoeléctrica”, afirmó Labrín.

En el movimiento participan varias organizaciones, y según Labrín, esto apunta a conglomerar problemáticas a nivel provincial, regional e incluso nacional, para lo que esperan una coordinación con otros sectores en contra del modelo de desarrollo del país que antepone intereses económicos por sobre los intereses ciudadanos.

“No es un problema local, es un problema país, proyecto país, de modelo, que está instaurado en nuestro país, que es un modelo de la destrucción, de la muerte, que antepone los derechos económicos por los derechos ciudadanos, humanos y de la naturaleza y confiamos en que un minuto nos vamos a unir todos salud, estudiantes, medio ambiente, la gente con los trabajadores”, señaló el dirigente.

Las políticas del Gobierno, según el dirigente, están ayudando de esta manera a configurar un movimiento social amplio y fuerte, ante lo que se espera que el Ejecutivo ceda ante las diversas peticiones de la sociedad civil.