Diario y Radio Uchile

Escritorio

¿Cómo se juega el naipe en la CUT?

Daniela Ruiz | 2:33 hrs.

cut-arturo-martinez

Bajo una serie de irregularidades denunciadas por los trabajadores este jueves se realizan las elecciones de la CUT, donde se ha enfatizado la necesidad de un “cambio de conducción” para la multigremial. A ello se suma un cuestionado sistema electoral, acusaciones en contra de su actual presidente, Arturo Martínez, negociaciones de última hora y el adelanto de la impugnación de los comicios. Aquí cinco puntos para entender la polémica.

Desde las 10 de la mañana  se inician las votaciones para elegir la nueva directiva de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), proceso marcado por una serie de de irregularidades denunciadas desde varias organizaciones, donde el actual líder de la gremial, Arturo Martínez, ha sido responsabilizado de orquestar una campaña para ganar “por secretaría”.

Pero, ¿qué se juega y cómo se juegan las cartas en estas elecciones de la CUT? A continuación, cinco puntos claves para entender las controvertidas votaciones de la multinsindical.

Un complejo sistema

La CUT mantiene un sistema electoral donde no existe el voto universal. Se trata de una elección indirecta donde cada organización tiene una ponderación distinta a partir del número de afiliados, por lo mismo, también se les acusa por ser fáciles de manipular.

“El sistema está viciado, necesitamos que los trabajadores elijan directamente a sus dirigentes y eso se hace a través del voto universal”, asegura la presidenta de la provincial de Petorca, Felicia Garay.  Cuestión en la que es secundada por el presidente de Calama, José Mardones, quien aboga a “una CUT mucho más democrática, donde podamos avanzar al voto universal”.

Sin embargo, la iniciativa se votó en el 9° Congreso de la Central  en abril de 2011, siendo rechazada  por 715 votos en contra y  32 a favor, pese a que existía un pre acuerdo entre sus delegados para impulsar el nuevo sistema. En ese momento, Martínez celebró la decisión, afirmando que para dar pie al proyecto se requería “un mayor fortalecimiento de las estructuras”.

Por otra parte, los sufragios están destinados a elegir a consejeros de la gremial, quienes luego deciden con sus respectivas listas a los miembros de la directiva, independiente de que éstos hayan obtenido o no las primeras mayorías. Un ejemplo de ello es lo que sucedió en las anteriores elecciones, cuando el dirigente de la Confederación de los Trabajadores del Cobre (CTC), Cristián Cuevas, consiguió el doble de votos que su compañero de lista, el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, quien finalmente resultó secretario general de la entidad.

La disputa

“A refundar/recuperar/devolver la CUT a los trabajadores”, han sido las consignas de las campañas de las listas opositoras a Arturo Martínez, militante socialista que de ser reelegido cumpliría su cuarto período a la cabeza de la central (2000- 2004-2008).

Martínez va con la lista D “Autonomía sindical: Una CUT para los trabajadores”, junto a Luis Ampuero (Colegio de Profesores), Francisco López, Hugo Allan y José Galaz (Fedetracoch).

¿Quiénes buscan arrebatarle su sitial?

– Lista A “Una Nueva CUT para un nuevo Chile: Alternativa Unitaria”: Liderada por el presidente del sindicato de Enap y militante DC, Nolberto Díaz, donde también figuran Marcos Dinamarca (Onemi), Jeannette Soto (Anef) y Guillermo Lemaitre (Codelco), entre otros. La lista tiene como apoderado al presidente de la Anef, Raúl de la Puente.

– Lista B “Con Unidad y Lucha: Por una CUT para un Chile Justo”: La lista del Partido Comunista está encabezada por la dirigenta de los profesores, Bárbara Figueroa, pero su figura más emblemática es el presidente de la CTC, Cristián Cuevas. También cuentan con Etiel Moraga y Jaime Gajardo, quien se repostula. En la nómina también aparece Guillermo Salinas, aliado sempiterno de Arturo Martínez, uno de los dirigentes más criticados al interior de la multisindical por conformar un duopolio PS – PC  con el actual presidente, que habría mantenido el statu quo dentro de la central, según afirman sus detractores.

– Lista C “Trabajadores al poder”: Lista pro Movimiento Izquierda Revolucionaria (MIR), liderada por Fabián Caballero dirigente de los funcionarios municipales y en la que se encuentran Pablo Gonzales y Michael Humaña (Federación  de Trabajadores Clotario Blest), Vanessa Vásquez (Municipales) y Raúl Soto (Wallmart), entre otros.

Negociaciones y posibles escenarios

Según los pronósticos de algunas organizaciones sindicales y políticas, la disputa entre la lista de Martínez y la del PC es más estrecha de lo que se cree.  De acuerdo a los cálculos, lo más probable es que actual líder de la CUT promedie los 400 mil votos y la de Figueroa y Cuevas (PC) 390 mil, mientras Nolberto Díaz alcanzaría los 110 mil y Castillo 6 mil.

De esta manera, de los 60 cupos de consejeros que se pelean, Martínez obtendría 27 y la lista del PC unos 25, mientras que las  restantes optarían a un número reducido de cargos. Por lo mismo, no sería de extrañar que el eterno líder sindical fuera reelegido.

Frente a esta situación, el ex secretario general de la multisindical, representante de los trabajadores metalúrgicos, José Ortiz es categórico en señalar que “si  Martínez logra volver a la presidencia otra vez por medio del fraude, la CUT  se fue al hoyo, al tacho de la basura”.

Sin embargo, un eventual acuerdo entre las listas de Díaz y Castillo, más sectores disidentes e independientes, a favor del PC podrían convertir a Bárbara Figueroa en la primera mujer que encabece la gremial, quien sería elegida por su lista en desmedro de Cristián Cuevas.

Irregularidades

Una de las primeras denuncias fue la marginación del proceso electoral de varias organizaciones, pese a cumplir con todos los requisitos. Es lo que sucedió con la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipalizada (Confusam), quienes fueron excluidos por el Consejo Nacional Ampliado de la CUT por “entregar su padrón fuera de tiempo”.

El presidente de la instancia, Esteban Maturana, indicó que “el argumento se cae a pedazos, porque verificamos que en fechas posteriores  en que presentamos nuestro padrón lo presentaron otras organizaciones como el Colegio de Profesores”, denuncia.

Lo mismo ocurrió con el Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos que preside José Ortiz, quien incluso tuvo que renunciar a su candidatura:“El objetivo es impedir que una lista alternativa pudiera ganar la CUT, por medio de procedimientos muy reñidos con la ética”, acusa.

Para ambos dirigentes las razones de su exclusión son claras: son opositores a la conducción de la actual directiva.

Por otro lado, se han dado casos como el Sindicato de Interpresas Nacional de Telecomunicaciones (Sinate), los que denunciaron que su organización aparece con las cotizaciones al día e incluso un candidato, aunque hace un año dejaron de participar en la CUT.

Los ejemplos suman y siguen. Acusaciones de padrones inflados, como el del Colegio de Profesores, que aunque cuenta con 50 mil docentes afiliados concurrirá con 65 mil a votar; o de organizaciones fantasmas como el Sindicato Camelias de Bulnes, cuyos 13 mil asociados resultan curiosos frente a las 11 mil personas que aparecen en el padrón del Servel.

Las irregularidades continuaron incluso a menos de 24 horas de las elecciones, cuando varias provinciales reclamaban por no haber recibido el padrón electoral, que según estatutos debiera estar un mes antes en sus manos. Son los casos que Radio Universidad de Chile comprobó en Calama y Petorca, quienes solo recibieron los datos el miércoles por la tarde, después de varios reclamos. Sin embargo, Felicia Garay reconoce que, por ejemplo, “en Quillota aún no llegan”; mientras José Mardones indica que solo cuenta con la información nacional, pero no la provincial.

Estas denuncias contrasta con señalado por el presidente del Consejo Electoral de la CUT, Sergio Vergara, quien el martes aseguró que el padrón electoral de los comicios “ha circulado por todo Chile y todo el mundo tiene acceso a él”.

Para José Ortiz, la entidad encargada de velar por la transparencia de los comicios “no es un colegio autónomo, esta manejado por Martínez y no está resolviendo de acuerdo a lo que dice la central, sino lo que él les ordena”.

Impugnaciones

Pese a que desde el mundo sindical critican la conducción de la actual directiva de la CUT, denuncian su descredito y su instrumentalización por parte de los gobiernos de turno, además de las malas prácticas de la dirigencia para beneficiarse de las elecciones, muchos de ellos son cautos a la hora proyectar acciones contra Martínez si éste es reelegido y llaman a “esperar los resultados”.

“La pelea la vamos a dar desde adentro. La CUT es patrimonio de todos los trabajadores y no podemos dejar que quede en manos de  personas que se han querido adueñar de ella”, dice la dirigenta Felicia Garay de Petorca.

Por su parte, pese a que José Ortiz indica que interpuso un recurso de protección en la Corte de Apelaciones por lo sucedido con su sindicato, señala de igual manera que “hay que esperar los resultados, no podemos permitir que el fraude se imponga en el movimiento sindical”, dice.

Solo desde la Confusam han manifestado su intención de impugnar las elecciones, independiente de lo que ocurra, por lo que ya realizaron una presentación prejudicial para denunciar prácticas antisindicales  y cuando terminen el proceso presentarán la información ante tribunales “para anular un proceso que está absolutamente viciado”.

En tanto, Cristián Cuevas anunció una fuerte fiscalización de los comicios y advirtió que de detectarse fraude, la CTC también estaría dispuesta a llevar el caso a tribunales.

No obstante, para algunos dirigentes, como Maturana de la Confusam, no hay segundas lecturas sobre lo que ocurrirá “los que controlan la CUT en nombre de los partidos políticos están dispuestos hacer pedazos la central con tal de mantener el control, sin darse cuenta del tremendo daño que le hacen a las demandas de los trabajadores”

Página de comentarios