Diario y Radio Uchile

Escritorio

Directorio convoca a junta de accionistas para disolver Empresa Periodística La Nación

Catalina Gaete | 20:35 hrs.

lanacion

El directorio de la Empresa Periodística La Nación, conformado por miembros designados por el Presidente y actores privados, convocó a una Junta Extraordinaria de Accionistas, con el fin de disolver y liquidar la sociedad. Los trabajadores se sorprenden ante la decisión, aunque parezca ser la coronación de intenciones de cierre previas. Mientras, el gerente general de la compañía asegura que esta operación no terminará con el diario online, pues se buscarán fórmulas para mantenerlo vigente.

Los primeros meses del año 1917 fueron testigos del nacimiento de un nuevo medio de circulación nacional, que disputaría la lectoría con otros diarios de Santiago, como El Mercurio y el Diario Ilustrado. La Nación llega al espacio mediático chileno en los albores del siglo XX como una iniciativa de cuatro parlamentarios liberales, entre ellos, el periodista y abogado Eliodoro Yáñez. Su primer tiraje fue de cien mil ejemplares.

Desde el último año de la Primera Guerra Mundial y los vaivenes de un mundo exaltado por este enfrentamiento, hasta el triunfo de Arturo Alessandri Palma conformaron las páginas del diario La Nación. Sin embargo, luego del golpe militar que derrocó a Alessandri, el periódico fue incautado por el general Carlos Ibáñez del Campo. La Nación continuó trabajando, ahora al alero del fisco y a cargo también del Diario Oficial. Ambas publicaciones conformarían la Empresa Periodística La Nación que unos años después se constituiría como sociedad anónima.

La dictadura pinochetista detuvo su circulación, ya alicaída. Una serie de desplomes y reapariciones caracterizaron su desarrollo durante las casi dos décadas de régimen y, durante la transición, se revitalizó de la mano de los gobiernos de la Concertación, que vieron en ella un medio afín en un panorama regido por los dos principales consorcios de prensa: El Mercurio y Copesa. Hoy la propiedad está controlada por el Estado, como accionista mayoritario (69,26%), Inversiones Colliguay (29,52%) y otros 27 accionistas (1,22%).

Este 6 de septiembre, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) recibió un hecho esencial de parte del directorio de la Empresa Periodística La Nación, el que informa de una convocatoria a Junta Extraordinaria de Accionistas para someter a aprobación la disolución y liquidación de la sociedad. Un acontecimiento que parece no ser aislado.

Durante su campaña, Sebastián Piñera manifestó su intención de cerrar La Nación. Aspiraciones que tuvieron su primer acercamiento  en el cierre definitivo de la edición en papel a finales de 2010. En tanto, en mayo de 2012 el directorio del diario concretó una demanda al fisco por daño patrimonial, debido a la promulgación de la Ley 20.494, la que establece la gratuidad de las publicaciones para empresas con capitales inferiores a 5 mil UF. Una norma que beneficiaría a las Pymes, pero que trajo enormes perjuicios financieros para el diario estatal.

En entrevista con Radioanálisis, Nancy Arancibia, presidenta del Sindicato de Periodistas del Diario La Nación, aseguró que son precisamente estos antecedentes  lo que “tienen que ver con una política de permanente disminución de los recursos a la empresa como tal, que incluye al diario oficial y nosotros íbamos viendo mes a mes como eso iba ocurriendo”. No obstante estos anticipos, la representante de los periodistas del periódico declara que están “sorprendidos, porque esperábamos tener un periodo de tranquilidad por lo menos hasta el próximo año”.

Consultado por la disolución de la sociedad, Francisco Feres, gerente general de la Empresa Periodística La Nación S.A, aseguró que el objetivo de esta citación a Junta Extraordinaria de Accionistas es disolver la sociedad de inversión, integrada por el fisco y particulares. Se liquidarán y repartirán los bienes y el patrimonio, procedimientos que culminarán con la desvinculación definitiva del Estado en la administración del diario.

Sin embargo, Francisco Feres anticipó que se conformará una comisión de búsqueda, que baraje los posibles nuevos destinos para el diario online, el que podrá mantener sus publicaciones y su equipo de trabajo, como hasta ahora, a pesar de que la sociedad sea disuelta.

De todas formas,  Nancy Arancibia declaró que esta operación responde a la defensa de intereses particulares, tanto del Estado, como de los actores privados. “Los que quedan acá son quienes defienden los intereses de un diario de 95 años aniquilado. En el fondo se han farreado tener un medio de comunicación”, sentenció.

El funcionamiento del La Nación.cl se mantiene sin alteraciones. La junta extraordinaria ha sido citada para el día 24 de septiembre, a las 9 de la mañana, momento en que se definirá el futuro del diario estatal.

Página de comentarios