Diario y Radio Uchile

Escritorio

Los factores que moverán el péndulo económico en 2013

Juan San Cristobal | 9:08 hrs.

El panorama financiero de Chile está definido por factores foráneos: la evolución de la crisis en Europa, el comportamiento de China como comprador de cobre y las inversiones que llegarán al país. En materia interna, las elecciones de fin de año y el tipo de cambio son puntos a considerar en un 2013 donde la austeridad y ahorro surgen como premisas.

La economía chilena cierra el año con números azules, un crecimiento en torno al 5,5% que superó las expectativas de los más optimistas. A nivel macroeconómico, mejoran las clasificaciones de riesgo y con ello prospera el perfil  competitivo. China es el gran factor financiero del planeta, y al ser los principales compradores de cobre, dejan en vilo el escenario local.

En el área interna, el tipo de cambio surge como amenaza para productores de materias primas, sumado a un Producto Interno Bruto que tendrá una leve recesión en la proyección de 2013. Factores que reafirman la posición del ministerio de Hacienda, que privilegia la austeridad en el gasto fiscal, ante un incierto futuro dada la crisis que golpea a Europa.

En este sentido, el Doctor en Economía Andrés Solimano, destaca que el último año de gobierno de Sebastián Piñera exige una evaluación de reformas sociales, sin que temas como educación, salud o previsión tengan reales cambios en el bolsillo de los chilenos.

Solimano apuntó que “las notas no son tan buenas en la parte estructural: desigualdad, reformas educacionales, pensión y descentralización. El punto sería ver qué reformas se han hecho para atacar problemas como el tema de la calidad en la educación, y hay cosas pendientes, desafíos también en salud y pensiones, además de potenciar la regionalización”.

El debate entre especialistas gira en torno a si Chile experimentará una desaceleración de su economía en 2013, una situación particularmente compleja, por factores como los planes de ajuste en Europa, las proyecciones de exportación a Europa y Asia más el ajetreo de un año electoral, que incide en el rol participativo de la banca privada.

Hernán Frigolett, miembro del grupo Nueva Economía, sostiene que la situación local se verá afectada por el escenario externo, con riesgo tanto en inversión como exportaciones.

“Creo que sí, la línea base de nuestras exportaciones no cobre estará afectada por la recesión de la zona euro, Estados Unidos también tiene un ritmo de crecimiento moderado, eso debilita las exportaciones. Adicionalmente, vemos que se están recalendarizando inversiones en Chile, lo que provoca que la demanda interna y gasto de inversión se vea debilitado, y eso explica la desaceleración de nuestra economía en el próximo año”, aseguró.

Naturalmente, esta situación tendrá consecuencias en la economía doméstica, luego de años de ascendente consumo y crecimiento del empleo, indicadores que se proyectan a la baja. Otro aspecto macro que destaca Frigolett, es la incertidumbre energética, que encarece el gasto en los hogares del país. El economista apuntó que “Chile ha hecho una muy mala apuesta de desarrollo de matriz energética, apostando por proyectos tradicionales y contaminantes, que no han logrado reducir los costos de la energía, sobretodo la eléctrica. Eso ha restado competitividad a las exportaciones, cuyos precios no crecen. Combinado con el tipo de cambio a la baja, genera un efecto pernicioso en la industria agrícola y forestal”.

En este punto también pone acento el académico de la Universidad de Chile, Alejandro Micco, quien destaca que el alto precio de la energía tiene su mayor efecto en las cuentas de usuarios comunes, además de subir los costos de las exportaciones.

Por otro lado, Micco advierte sobre las variables externas que definen el escenario local: “Creo que el mayor potencial riesgo es que haya desaceleración en Europa y golpee a China, con eso al precio de los commodities. En tema energético, tenemos que encontrar soluciones a un tema que se ha ido postergando y no tenemos un plan. Esto está pegando a las inversiones y bolsillos chilenos, ya que Chile tiene un costo de la energía muy alto”.

Disminuye la capacidad de empleo, no hay solución en matriz energética, las inversiones internacionales se postergan, Europa aún no se recupera y el tipo de cambio afectará a los exportadores. Todos factores que hacen ver al ahorro y la precaución como los conceptos que definen la economía en 2013, donde China sin duda tiene la última palabra.

Página de comentarios