Santiago, | Cargando ...

Cultura

Se presentó la biografía del pianista

Valentín Trujillo lamenta no poder vivir 80 años más para continuar trabajando por Chile

Damaris Torres C. | Martes 27 de agosto 2013 - 20:50 hrs. |

Valentín Trujillo

“Valentín Trujillo. Una vida en la música” es el nombre del libro biográfico del reconocido pianista nacional escrito por el periodista Darío Oses. En el texto se relatan detalles íntimos de la vida del director de orquestas, quien apareció en la escena pública a fines de la década del ’50 y, rápidamente, se convirtió en un virtuoso músico.

Imprimir

Claves: , , ,

“Ojalá que no me vuelvan a hacer un reconocimiento en el mes de agosto”, y “pareciera como si estuviera muerto”, fueron dos de las más celebradas frases que dijo un emocionado Valentín Trujillo en la presentación de su biografía en el edificio telefónica.

Los comentarios se debieron a las palabras que le dedicó el director de la SCD Alejandro Guarello, el periodista Iván Valenzuela, y el abogado Enrique Krauss, quienes hablaron largo y tendido de la vida del pianista al frente del músico, tal y como si no estuviera presente, lo que ocasionó varias carcajadas.

De todas maneras la reacción fue unánime. Cada uno de los asistentes aseguró que “el maestro Trujillo” o “Tío Valentín”, es uno de los artistas más reconocidos, queridos, longevos y activistas del país. Fue por ello que la Sociedad Chilena de Derecho de Autor, SCD, decidió incluirlo en su colección de libros Nuestros Músicos.

El texto lleva por nombre “Valentín Trujillo. Una vida en la música” y fue redactado por el periodista y escritor Darío Oses, quien conoció a Trujillo desde pequeño, ya que su padre es amigo del pianista desde “tiempos inmemoriales”, como reconoce Oses. Incluso el músico le compuso una canción de cuna para festejar su nacimiento, tema que por supuesto fue interpretado en el lanzamiento.

Fue así como nació la idea de pasar al papel la vida de “el maestro”, tarea que se llevó a cabo en tres años y domingo tras domingo. Según el autor, “a él le interesa retratar la memoria y el pianista es la memoria de la música y cultura popular”

Biografía

Valentín Trujillo nació el 22 de mayo de 1933 y a los 3 años descubrió su vocación: el piano. Ya en el conservatorio, una de las profesoras saltó todos los protocolos establecidos y lo recomendó a las radios para que tocara.

En su repertorio aparecieron boleros, salsas, jazz, tangos, cuecas, “y lo que se le pida”, subraya Darío Oses. Pero la música no fue su única pasión, también estaba el boxeo. Según el escritor, Trujillo “conoció a los grandes boxeadores porque  vivía cerca del (teatro) Caupolicán, lo que lo hizo muy aficionado. Se hizo amigos de boxeadores chilenos de la época de oro, como Fernandito y Arturo Godoy, y también de grandes del boxeo mexicano y de Centro América”.

Es indudable que la vida política, cultural y sindical de Chile durante el siglo XX también es una de sus pasiones, “vocación que no fue gratuita”, sostiene el periodista. Durante todo el período de dictadura a Valentín Trujillo se le prohibió grabar discos, a pesar que era un personaje público del programa Los sábados alegres de canal 13 desde 1964 y luego incorporado a la televisión por Mario Kreutzberger, “Don Francisco”.

No obstante el “Tío Valentín” asegura que no fue el más dañado: “Yo recibí coscorrones, ni parecido a lo ocurrido con Víctor Jara y con tantos otros compañeros. No se compara”. Y agrega que él es y seguirá siendo un hombre muy comprometido con su país, incluso dice que “lamenta no poder vivir unos 80 años más para continuar trabajando por Chile”.

“El maestro” también cuenta que antes de la dictadura “estaba esperando que viniera el ejército de liberación del general Carlos Prat, a pesar que se anunciaba un movimiento fascista”. Antes del golpe de Estado estuvo en Berlín donde le consultaron si estaba armado para lo que se venía, “y yo le respondí no porque el ejército es firme a la constitución, todas esas mermeladas que nos hicieron comer por años”, expuso.

Pin Pon

Este afamado director de orquesta jamás se silenció, un día mientras trabajaba con Jorge Guerra, el conocido Pin Pon, se presentaron los militares y decidieron terminar con el programa en 1973 porque según manifestaban, la emisión inculcaba el marxismo- leninismo en los niños, como la canción “comer, me gusta comer, porque grande quiero ser”, bromea el “tío Valentín”.

La interpretación se ganó las risas del músico Vicente Bianchi, quien también estuvo presente y que explicó que estaba muy contento por el libro y que “Valentín es un gran músico y amigo, y que podría continuar con los sinónimos positivos hacia el pianista”. Por su parte, Trujillo manifestó, mientras abrazaba a su colega, que todos querían ser como Biachi.

“Valentín Trujillo. Una vida en la música” de editorial Catalonia ya está a la venta en todas las librerías del país.

Este es un espacio de expresión respetuosa. No se aceptarán comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas o instituciones. Tampoco aquellos que no estén relacionados con el tema abordado en el artículo.

Diario y Radio UChile no se hace responsable por el contenido de los comentarios.

Conectar con Facebook

2 Comentarios

Este es un espacio de expresión respetuosa. No se aceptarán comentarios ofensivos, discriminatorios o que atenten contra las personas o instituciones. Tampoco aquellos que no estén relacionados con el tema abordado en el artículo.

Diario y Radio UChile no se hace responsable por el contenido de los comentarios.