Diario y Radio U Chile

Escritorio

Marcelo Montecino, el fotógrafo de los años grises

"Prueba de vida. Chile 1973-1990" se llama la exposición que recopila imágenes del funeral de Neruda y la prisión en el Estadio Nacional, entre otros hechos. Se podrá ver desde el 26 de septiembre en el MAC del Parque Forestal.

Rodrigo Alarcón L.

  Lunes 16 de septiembre 2013 18:37 hrs. 
Pinochet Rally, Santiago 88. -1

“Una prueba de vida es lo que se pide a un secuestrador para comprobar que su víctima está viva. Generalmente es con una fotografía del secuestrado junto a un periódico. Chile fue un secuestro por 17 años y estas fotos son su prueba de vida”.

Así explicó el fotógrafo Marcelo Montecino (Santiago, 1943) el título de la exposición que desde el próximo 26 de septiembre mostrará en el Museo de Arte Contemporáneo del Parque Forestal: Prueba de vida. Chile 1973-1990, que recopila imágenes captadas durante sus años dedicados a la fotografía de prensa. En ese entonces fue corresponsal de las agencias Gamma-Liaison, Picture Group y Woodfin Camp and Associates y publicó en medios como Newsweek, Washington Post Magazine, Playboy y Financial Times.

También sufrió de cerca los rigores de la época: su hermano Christian fue asesinado por una patrulla militar en octubre de 1973 y mantenía un estrecho vínculo con otras dos víctimas emblemáticas de la dictadura: el ex canciller Orlando Letelier y el también fotógrafo Rodrigo Rojas De Negri.

Funeral de Pablo Neruda, septiembre de 1973.

Funeral de Pablo Neruda, septiembre de 1973.

Montecino se encuentra hoy dedicado a una fotografía que se ha calificado como introspectiva, luego de una vida repartida entre Chile y Estados Unidos, adonde llegó por primera vez en 1954.

La muestra del MAC ha sido preparada desde marzo por el Centro del Patrimonio Fotográfico (Cenfoto UDP) y curada por Andrea Aguad, Jorge Gronemeyer y Samuel Salgado, quienes trabajaron en conjunto con el mismo Montecino.

Samuel Salgado, director de Cenfoto, explicó que la selección de imágenes busca “situar la vista sobre aquellos aspectos que no han sido tratados sistemáticamente en exposiciones o publicaciones anteriores. Queríamos salir un poco del registro fotográfico documental asociado al ‘73 y la dictadura y hacer una mirada oblicua, marginal o sobre otros aspectos que Marcelo trabajó durante esos años”.

Asimismo, destacó que Marcelo Montecino “es uno de los pocos fotógrafos que tiene un trabajo sistemático y constante sobre el periodo de Allende, el golpe, la dictadura y la llegada de la democracia. Él recogió y sistematizó una mirada sobre eso y estuvo constantemente desarrollando un trabajo a propósito de Santiago y las regiones, con una perspectiva fotográfica documental. Una de las características de su trabajo es que uno puede tener una perspectiva sobre el periodo a partir de su archivo fotográfico”.

Asimismo, Salgado dijo que su archivo contiene una diversidad de imágenes sobre los exiliados chilenos, sobre todo en Estados Unidos, y sobre distintos conflictos, dictaduras y hechos ocurridos en países como El Salvador y Guatemala, adonde llegó como corresponsal.

Estadio Nacional, septiembre de 1973.

Estadio Nacional, septiembre de 1973.

Sin embargo, que las fotografías sean exhibidas en el MAC da cuenta de un aspecto que puede quedar de lado en la inmediatez de la noticia: su valor estético.

En ese sentido, Salgado consideró “hay una dimensión estética que uno no puede dejar de apreciar. Todo el trabajo está construido a partir de una clara concepción de lo que es la fotografía, entonces es inevitable que se crucen los elementos documentales y de prensa con el componente estético y una mirada que supera la dimensión de registro, inmediata, contextual, que puede tener la fotografía de prensa. Le imprime un carácter personal, creativo y, por lo tanto, contemporáneo, a la obra que se estaba creando en cada momento”.

Ñuñoa, 1988.

Ñuñoa, 1988.

Prueba de vida. Chile 1973-1990 forma parte de la programación especial del MAC por los 40 años del golpe militar y se inaugurará junto con la muestra Recuerdo de Roland (un souvenir), que homenajea al diplomático francés Roland Hudson por su ayuda y protección a distintos artistas en los años de dictadura.

Esta exposición cuenta con fotografías de Montecino, el documental Un diplomático francés en Santiago, de Patricio Paniagua, y trabajos de Tatiana Alamos, Roser Bru, Francisco Brugnoli, Virginia Errázuriz, Pepe Moreno, Guillermo Núñez y Eduardo Vilches.