Diario y Radio Uchile

Escritorio
Medio Ambiente

Expertos en cambio climático advierten sobre el problema del agua en Chile

Paula Correa |Miércoles 6 de noviembre 2013 18:13 hrs.

llaves-de-agua-abiertas20130402

El agua es una de las principales preocupaciones de los especialistas ante el complejo escenario que presentó el quinto informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático. Efectos en la frecuencia de las lluvias y el derretimiento de los glaciares son algunos impactos que tendrá en nuestro país, un fenómeno que, según todas las evidencias, hoy se puede atribuir con un 95 por ciento de probabilidad al producto de la actividad humana.

Claves: , ,

“El agua es el principal problema de Chile”, afirmó Maisa Rojas, investigadora del Centro del Clima y la Resiliencia de la Universidad de Chile en conversación con el programa Semáforo de nuestra emisora. La especialista nse refirió al agua apuntando a las prioridades en las medidas de prevención que se deben adoptar en nuestro país ante un escenario de cambio climático.

“Chile efectivamente está tomando algunas medidas de adaptación, no estoy 100% segura pero yo diría que es el Ministerio de Agricultura el que va más avanzado, porque Chile produce bastante agricultura y es bastante dependiente del agua, y el agua es el gran problema en Chile, incluso sin considerar el cambio climático. Tenemos mucha variabilidad, llevamos más o menos seis años de sequía en esta región y todavía no sabemos si es atribuible al cambio climático o a la variabilidad natural, probablemente es una superposición de las dos”, expresó.

La investigadora indicó además que todos los estudios en Chile muestran que las precipitaciones en la zona centro-sur se van a ver reducidas, por esta razón es que los esfuerzos deben dirigirse a tomar las medidas a tiempo para poder hacerle frente a sus consecuencias.

Según resultados del quinto Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPPC) en el documento llamado “Resumen para Tomadores de decisiones”, el cambio climático es real: Hay indicios en distintos componentes del sistema climático: temperatura superficial, de la atmósfera, océanos, hielo marino, nieve, glaciares, cambios en la salinidad y acidificación de los océanos. Además, se sostiene que este fenómeno se va a seguir incrementando en los próximos años.

En ese contexto, la especialista dio una mirada al fenómeno mundial y se refirió al calentamiento en el Ártico, donde se aprecia un intenso y acelerado derretimiento, lo que ha sido relevado por organizaciones ambientales a nivel internacional como Greenpeace. “Efectivamente en el Ártico las temperaturas han cambiado el doble de lo que ha pasado en el plantea”, afirmó Maisa Rojas.

Para el especialista de la Facultad de Geografía de nuestra casa de estudios, Francisco Ferrando, este derretimiento en el ártico genera masas de agua más fría que los océanos, con lo que se produce un enfriamiento, que se transmite a través de brazos como la llamada “Corriente de Humboldt”. En ese sentido, indicó que mientras la franja costera se enfría, la parte interior se va calentando, lo que también tiene efectos en nuestros glaciares.

“Están provocando aumentos en la velocidad de consunción, de derretimiento en general, y también en otros tipos de cuerpos de hielo, que están enterrados o cubiertos, que están produciendo también fenómenos de colapso interno, de pérdida de estabilidad estructural, producto de la trasmisión de esta energía de calor a través de los mantos de sedimento. Entonces, efectivamente, estamos asistiendo a un escenario en que todos los hielos en el mundo se están derritiendo”, explicó.

Ferrando añadió que los glaciares son tan importantes como las lluvias en el problema hídrico, ya que son nuestras reservas de agua y tienen impacto en el funcionamiento del ecosistema en su conjunto. Además, son recursos no renovables. En ese sentido, el especialista adhirió al llamado a las autoridades a adoptar las medidas pertinentes.

Esto cuando los intentos de los países en el mundo no han logrado su cometido de reducir los gases de efecto invernadero y el CO2, factores gatillantes de este fenómeno. Estos elementos se mesclan muy rápido en la atmósfera y aunque se lograra no emitirlos en un 100 por ciento, se quedan en el ambiente durante al menos 100 años. Ante esto, los expertos coincidieron en que como humanos nos estamos dando el lujo de des-regular un sistema muy complejo que ha permitido que el planeta lleve tres mil millones de años con vida.