Diario y Radio Uchile

Año IX, 22 de septiembre de 2017

Escritorio
Medio AmbientePolítica

Dirigentes ambientales critican gestión de María Ignacia Benítez en ministerio de Medioambiente

Héctor Areyuna |Jueves 28 de noviembre 2013 18:12 hrs.

benítez

Ante la ambigüedad que perciben los opositores al proyecto Hidroaysén sobre su tramitación, se proyecta que éste podría verse recién en el próximo Gobierno. Esto también ha generado críticas a la gestión de la ministra del Medioambiente. Además, se proyecta el futuro trabajo político de las agrupaciones de la Patagonia y ambientales sobre un desarrollo alternativo y una verdadera política energética, que no existe hasta el momento en Chile y preocupa ante el avance de fuentes tan contaminantes como el carbón.

Claves: , ,

Diversas convicciones surgieron entre los dirigentes del Consejo de Defensa de la Patagonia y opositores al mega proyecto energético Hidroaysén luego de su reunión, este miércoles, con la ministra del Medio Ambiente María Ignacia Benítez.

La iniciativa hidroeléctrica está suspendida indefinidamente y la secretaria de Estado ha declarado que no hay antecedentes que permitan convocar al comité de ministros para que decida sobre el futuro definitivo del proyecto.

Al mismo tiempo, este cuenta con, según los representantes, “irregularidades subsanables” de tipo administrativas, por sus constantes trasgresiones sociales, demográficas, ambientales y económicas.

Peter Hartmann, coordinador de la Coalición Ciudadana Aysén Reserva de Vida, agrega que además el proyecto es “políticamente inviable”: “Este proyecto es absolutamente inviable, empezando por la inviabilidad política cunado el presidente de Renovación Nacional, que es el partido del Presidente de la República, dijo la semana pasada que el proyecto murió, está dando una señal, entonces es una decisión política finalmente y lo más probable por lo que se ve es que se lo están pasando al próximo Gobierno”.

Esta iniciativa ha sido uno de los tantos focos de conflictos socio-ambientales con los que ha tenido que lidiar este Gobierno y en particular la ministra María Ignacia Benítez.

Las organizaciones consideran que, sumado a las falencias de la instalación del mismo ministerio, la secretaria de Estado tiene varios puntos de cuestionamiento, como haber ido a ver la situación en Freirina, pero al mismo tiempo cuestionar el fallo de la Corte Suprema contra el proyecto central Castilla.

Flavia Liberona, aseveró que se trata de una gestión ambigua y dirigida por los ministerios de fomento productivo: “Ella ha tenido una gestión bastante ambigua, donde uno las cosas que le puede reconocer es que este Gobierno ha dictado la norma termoeléctrica y del PM 2,5. Sin embargo, no avanzó en la tramitación de la ley para crear el servicio de biodiversidad y áreas protegidas, no se involucró en la discusión de la Ley de Concesiones Eléctricas, no se involucró en la discusión de la Ley de Pesca. Se puede decir que ha sido una gestión absolutamente débil y muy dirigida desde La Moneda y especialmente desde los ministerios de fomento productivo”.

Ante esto, la discusión se traslada a la proyección de la política energética nacional, sobre todo ante la preocupación que genera que en estos últimos cuatro años, la industria del carbón aumentó en un 10% su presencia en la matriz.

No es ninguna novedad que se mencione que esta necesita diversificarse, y según Miriam Chible, presidenta de la Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén, los desafíos son además la eficiencia energética y la implementación de ERNC.

“No tenemos política energética en Chile, no tenemos una matriz diversificada, siendo un país rico en recursos naturales y todo eso se instala a través de los medios de comunicación poderosos que de alguna forma están coludidos con la industria y van instalando a los ciudadanos chilenos que es imposibles usar las energías renovables no convencionales, que es falso y todos nosotros tenemos que ser los primeros en exigir que en Chile haya una política energética, eficiencia energética, energías renovables no convencionales, viento, geotermia. Son mitos solamente que se instalan”, indicó.

Miriam Chible explicó que en Aysén se está gestando un proyecto de desarrollo alternativo que podría ser histórico.

Al mismo tiempo los dirigentes insisten en que la tramitación de Hidroaysén ha sido ambigua y obedece a estrategias de dilatación al no responderse a, por ejemplo, las solicitudes de revocación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

Sin embargo, anunciaron que Patagonia Sin Represas sentará un precedente al exigir que el Comité de Ministros reciba a los ciudadanos de Aysén que presentaron reclamaciones a la RCA del proyecto.