Diario y Radio U Chile

Año X, 14 de diciembre de 2018

Escritorio

Chilenos agradecen a Alemania a 40 años del exilio

Un grupo de chilenos llegó este viernes a la embajada de Alemania, en Santiago, a participar de un acto titulado “40 años – Gracias Alemania”, en agradecimiento por la recepción de más de 7 mil exiliados. Distintos actores subrayan la madurez política del país germano, y en cómo este vínculo cultural influye en la recuperación democrática de Chile.

Juan San Cristóbal

  Domingo 1 de diciembre 2013 0:00 hrs. 
04

Alrededor de un centenar de personas llegaron este viernes a la embajada de Alemania en Chile, quienes asistieron al acto titulado “40 años – Gracias Alemania”, organizado por los exiliados que fueron recibidos en este país desde 1973.

El embajador alemán en Chile, Hans-Henning Bloymeyer-Bartenstein, valoró el retorno de los exiliados, con un mensaje de respeto a los derechos humanos que hasta hoy une ambos países.

“Los retornados del exilio han estado presente en muchas instituciones. Es un honor para nosotros que guarden recuerdos tan positivos, supone otro valioso lazo entre Chile y Alemania, al igual que la adhesión a los valores fundamentales de la libertad, los derechos humanos y la democracia, que compartimos todos”, dijo.

Uno de los oradores en esta jornada fue Antonio Skármeta, nombrado embajador en ese país el año 2000. A juicio del escritor, la madurez política del pueblo alemán caló hondo en los exiliados chilenos que fueron recibidos. “Por la experiencia del pueblo alemán, y su exitosa reconstrucción democrática, ellos fueron capaces de entender el grado de dolor y desamparo de los chilenos desperdigados por el mundo. De la formación política, de la experiencia, sacaron esa fuerza y afecto que entregaron a los chilenos. Es la maduración humana que da la experiencia de la historia”.

Mariano Fernández, exiliado en Alemania y ex ministro de Relaciones Exteriores, subrayó que la mayoría de los exiliados decidió volver al país al recuperarse la democracia, lo cual tiene un impacto positivo en la mirada de gobierno y comercio exterior de Chile.

Fernández indicó que “la gente en Chile regresó, hay pocos chilenos fuera, comparado con otros países. Entonces esa gente se ha adaptado y vinculado, la respuesta se dio en Chile. Hay un vínculo positivo en entender el mundo exterior, y que la cooperación internacional es algo que no podemos renunciar”.

Por su parte, el historiador José Bengoa, enfatizó el rol de los chilenos fuera de sus fronteras, con un fuerte sentido de identidad que permitió un amplio intercambio cultural en distintos países: “Hoy se habla de intercultural, el exilio chileno tuvo esa característica, de integrarse a la cultura alemana, y tener la cultura chilena criolla. Eso significó que volvió mucha gente, o la mayoría”.

El siquiatra Fernando Voigt, uno de los organizadores de este evento, destaca proyectos de la Unidad Popular como la Escuela Nacional Unificada, los cuales estaban mejor desarrollados en Alemania, y emparenta esa realidad con la situación actual de nuestro país.

“Nos encontramos que Alemania Federal estaba más adelantado de lo que Allende aspiraba: existía la Escuela Nacional Unificada, existía la salud gratuita, la educación gratuita hasta el día de hoy con una de las inequidades más bajas. Fuera de lo humano y lo ético, eso hace la unidad política entre Alemania Federal, sobretodo la República Democrática Alemana, y lo que es el Chile de hoy”, declaró Voigt.

Chilenos como Guillermo Deisler, Patricio Bunster, Gonzalo Rojas, Raúl Pellegrin, Omar Saavedra o César Olhagaray fueron recordados durante esta jornada, destacando la presencia de Ángela Jeria, madre de la candidata Michelle Bachelet, ambas recibidas en la República Democrática Alemana.

Arnaldo Chibbaro (uno de los impulsores de la iniciativa), Ángela Jeria y el Embajador de Alemania Hans-Henning Blomeyer-Bartenstein

Arnaldo Chibbaro (uno de los impulsores de la iniciativa), Ángela Jeria y el Embajador de Alemania Hans-Henning Blomeyer-Bartenstein