Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de septiembre de 2019

Escritorio

Premio Nacional de Geografía

Hugo Romero: “La segregación social es un problema permanente en todo Chile”

En el programa Milenio de Radio Universidad de Chile, el profesor Hugo Romero Aravena, Premio Nacional de Geografía 2013, se refirió a la reconstrucción posterior al maremoto y aseguró que la segregación social es un problema permanente en Chile.

Diario Uchile

  Martes 21 de enero 2014 18:46 hrs. 
Día despues del incendio en el cerro Los Placeres en Valparaíso.

El profesor Hugo Romero Aravena, Premio Nacional de Geografía 2013, aseguró que se mantienen los problemas de segregación social a nivel urbano en Chile. A su juicio, esto refleja una desigualdad que provoca frustración y exclusión.

El académico del Departamento de Geografía de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad de Chile comentó en conversación con Vicky Quevedo en el programa Milenio que este miércoles viajan a Constitución para hacer un seguimiento luego del maremoto que afectó a esa zona del país. “Hay mucha improvisación”, advirtió el también Director del Núcleo Milenio Centro de Investigación Vulnerabilidades y Desastres Socionaturales (CIVDES).

“No hemos podido disponer de un mapa que nos ilustre cuáles fueron las viviendas irreversiblemente dañadas por el sismo, por el maremoto, qué pasó con la gente que vivía allí, dónde se dirigió, cuáles fueron los procesos de desarraigo que experimentaron, cuál ha sido el costo social de su traslado, ¿han ganado o han perdido? No necesariamente en términos de la vivienda, que por supuesto la reconstrucción se la puede haber dado, sino que el vivir en un sitio implica mucho más que tener una vivienda, implica lazos sociales, vecinales, cultural, implica una solidaridad fundamental, un capital social que es lo más importante que se activa ante un desastre natural”, detalló.

El profesor aclaró que se entiende como desastre natural cuando la población está “expuesta porque por alguna razón política, histórica o económica terminó erradicada en sitios que eran riesgosos”.

“Eso lo vemos, lo hemos visto incluso en los desastres en el país, por ejemplo, las poblaciones arrasadas por el maremoto, en Dichato o en Talcahuano o en otras ciudades, eran principalmente los sectores que por alguna razón habían ocupado los sitios más vulnerables. Una de las razones principales es este poblamiento espontáneo donde no hay planos reguladores, donde la gente por razones de urgencia social, por traslados del campo a la ciudad, por falta de oportunidades, termina radicándose donde puede. Y lo hemos visto estos últimos días tan dramáticamente con los incendios forestales, especialmente con los incendios forestales de Valparaíso u otras ciudades parecidas. ¿Qué hace la gente viviendo en el fondo de una quebrada, dónde aún existe vegetación altamente combustible?”, cuestionó.

Hugo Romero da una mirada a la realidad de las regiones reconociendo diversas “desigualdades territoriales” y concluye que “no hemos sido capaces de crear una política de equilibrios” que evite este escenario.

“Comienzan a haber problemas tan graves como los problemas mapuches, como los problemas de otras comunidades justamente en las regiones, que no son aquellas impactadas por las inversiones anteriores, por ejemplo, y que por lo tanto van acumulando grandes déficit. Tenemos un problema de segregación social permanente en todo Chile, hay un Chile de ricos y uno de pobres y eso tenemos que reconocerlo, que el Chile mayoritario es el Chile de los pobres. A nivel urbano, por ejemplo, tenemos grandes dificultades, tenemos un Iquique que pobreza pero al lado de un Alto Hospicio, un Temuco que progresa pero al lado un Padre Las Casas. Un Santiago Oriente y un Santiago Poniente. Esta desigualdad entre las regiones, entre los lugares, conforman situaciones de injusticia, de frustración, de exclusión, que no dan paso a una sociedad democrática como la que aspiramos tener en Chile”, alerta.

En octubre pasado, la Sociedad Chilena de Ciencias Geográficas (SOCHIGEO) otorgó por unanimidad el galardón al profesor Hugo Romero Aravena. El premio, que se entrega por tercera vez y que fue creado el año 2007, destacó la trayectoria del Doctor en las ciencias geográficas, junto con su contribución y desarrollo de la disciplina.

En los últimos 25 años ha conseguido el reconocimiento nacional e internacional por su contribución en los campos de la climatología, la geografía urbano-regional, la geografía socio-ambiental, la ecología política y los riesgos socionaturales. Posee una vasta trayectoria en docencia universitaria en pre y postgrado junto con un amplio trabajo en formación de equipos y una gran producción científica que se materializa en más de 200 publicaciones.