Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de septiembre de 2019

Escritorio

Reforma Tributaria

Michelle Bachelet firma proyecto de ley y asegura que “no afecta el crecimiento”

Esta mañana se firmó el documento que es enviado al Parlamento con urgencia simple. La medida espera sumar recaudaciones fiscales por 8 mil 200 millones de dólares, para financiar el programa de gobierno. La Mandataria aseguró que la reforma “no va a dañar el crecimiento”.

Juan San Cristóbal

  Lunes 31 de marzo 2014 10:51 hrs. 
310314-01-02-a

Cerca de las 10.20 horas, la Presidenta Michelle Bachelet hizo ingreso al Salón Montt-Varas de La Moneda, donde todo su gabinete, más representantes del Senado y la Cámara, además de actores del mundo político y empresarial, participaron de la ceremonia de firma del proyecto de reforma tributaria.

“Estamos dando inicio a una de las reformas más importantes de mi gobierno junto a Reforma Educacional y Nueva Constitución. La reforma tributaria es necesaria y tiene sentido de más alcance. No se trata solo de más recursos, es un instrumento para impulsar condiciones del desarrollo de una democracia: equidad, justicia social y equilibrio en la riqueza”, dijo la Presidenta.

“Solo la sociedad que distribuye sus cargas con justicia y equidad puede ser una mejor sociedad”, dijo la Mandataria, quien indicó luego que “necesitamos la reforma para las transformaciones en la reforma educacional”.

Michelle Bachelet indicó que se espera sumar tres puntos del PIB, un proyecto basado en cuatro objetivos principales:

1) Aumentar la carga tributaria para financiar con ingresos permanentes los gastos permanentes, tanto de la reforma a la educación y otros cambios como mejorar la salud.

2) Cumplir con el financiamiento fiscal para terminar esta administración con cuentas fiscales equilibradas

3) Mejorar la equidad tributaria y distribución del ingreso, quien gana más tributa más.

4) Introducir nuevos mecanismos de incentivo al ahorro y a la inversión, además de medidas para evitar la evasión y elusión, que cada uno pague de acuerdo a las leyes.

Michelle Bachelet indicó que “esto va en línea con las prácticas impulsadas hace años en los países de la OCDE, lo que demuestra que es posible avanzar. Es el tipo de desarrollo que aspiramos para Chile, es el momento de dar un paso significativo para encaminarnos a ese objetivo”.

Principales medidas
La Presidenta detalló que el proyecto contempla cambios en el impuesto a la Renta, que permitan aumentar el gravamen sobre las rentas de capital. Esto es subir gradualmente la tasa de impuesto a las empresas de 20 a 25% en 2017.

Un anuncio importante fue dirigido a los dueños de las empresas, que tributarán sobre la totalidad de las utilidades, con esto se confirma el término del FUT a partir de la Operación Renta 2018.

Michelle Bachelet destacó también un subtítulo de impuestos para el cuidado del medioambiente, lo que llamó “una perspectiva ambiental” que contempla un impuesto adicional a los diésel para desincentivar el uso de vehículos contaminantes. El proyecto aumenta el impuesto adicional a las bebidas alcohólicas y analcohólicas con azúcar, dado que no contribuyen a la salud pública.

Otra medida importante es la derogación del Decreto Ley 600, el cual establece medidas de incentivo a la inversión extranjera. Bachelet dijo que la economía local “ya no requiere de avales ni garantías adicionales, dejaremos de suscribir contratos con inversión extranjera con esta modalidad a partir de 2016”.

En último punto, se refirió a potenciar el Servicio de Impuestos Internos, Aduana y Tesorería. Anunció una normativa antielusión para sancionar a los contribuyentes, poner freno al uso de compras con facturas que se realizan en el comercio.

“Los profundos cambios hacen necesaria esta reforma tributaria. Debemos usar con decisión este instrumento de desarrollo por un lado, y de justicia por el otro. En un momento de decisiones, queremos avanzar a una economía moderna, mejorar nuestro capital humano y recuperar bienes públicos de calidad. Estamos ante una sociedad más madura, más demandante, que demanda derechos y debemos avanzar en lo que es justo garantizar y financiar de manera responsable, y no al calor de la temperatura política”, dijo Michelle Bachelet”.

En último punto, indicó que “esta reforma no va a frenar el crecimiento, este solo se dará en un ambiente de educación pública y de calidad. Por esto firmamos este proyecto, un documento largamente madurado, serio, responsable y con un gran sentido de futuro”.