Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de junio de 2022

Escritorio

Denuncian contaminación e incumplimiento de proyecto Candelaria en Tierra Amarilla

Municipio y ex autoridades regionales acusan que la actividad minera ha generado daños en la salud de las personas, así como en el agua y en la calidad del aire. Además, advirtieron a la Superintendencia sobre irregularidades de la empresa respecto del Estudio de Impacto Ambiental.

Tania González

  Sábado 17 de mayo 2014 9:33 hrs. 
Candelaria Tierra Amarilla

El alcalde de Tierra Amarilla, Osvaldo Delgado, acompañado de los abogados Ramón Briones, Jaime Mulet y Francisco Bosselin, denunciaron que la comuna vive un problema grave de contaminación, como consecuencia de las operaciones de la compañía minera Candelaria, de propiedad de la multinacional Freeport.

Según Mulet, la compañía lleva veinte años explotando la mina al lado del pueblo de Tierra Amarilla, donde tienen un tajo abierto de un tamaño similar a la mitad de lo que es Chuquicamata. Además, desarrollan labores subterráneas que han causado un grave daño en la salud de las personas y en el deterioro ambiental, tanto en el agua como en el aire, con polvo en suspensión y falta de ventilación.

“Las casas sufren deterioros producto de las explosiones y de los tiros que se hacen en el subsuelo de la comuna, los que van dañando las casas estructuralmente, con verdaderos temblores de entre dos y tres grados. Es muy grave, por lo que el alcalde ha tomado acciones de orden administrativo”, explicó.

Además, Mulet detalló que “Candelaria pretende expandir este proyecto. Presentó el año pasado un Estudio de Impacto Ambiental para llegar hasta el 2030 explotando el yacimiento. La municipalidad se ha opuesto a eso, aunque ha sido muy difícil, porque el gobierno anterior no colaboró en eso, pues más bien le dio las facilidades a la empresa”.

El municipio denunció a la empresa ante la Superintendencia del Medio Ambiente, por lo que considera una serie de incumplimientos respecto de las propuestas de la propia compañía, cuando presentó su Estudio de Impacto Ambiental.

En ese contexto, Mulet advirtió que se vive una situación más grave que Puchuncaví y Huasco. “La compañía, en sus planes futuros, pretende ampliarse y explotar al día más de 300 mil toneladas de mineral junto a los estériles”, denunció.

Este jueves, el alcalde de Tierra Amarilla se reunió con el director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) regional, para pedirle que detengan el estudio y que asuman una mayor injerencia en el tema.