Diario y Radio U Chile

Escritorio

Corredor Bioceánico: proyecto que unirá puertos del Atlántico y Pacífico

El proyecto Corredor Bioceánico Aconcagua, es una iniciativa que pretende unir los océanos pacifico con el atlántico, para facilitar las relaciones comerciales y el libre tránsito de la personas, discusión que estuvo presente en la agenda de la última reunión realizada entre las presidentas de Argentina, Cristina Fernández y de Chile, Michelle Bachelet.

Sandra Trafilaf

  Miércoles 21 de mayo 2014 23:14 hrs. 
Fusion x64 TIFF File

De acuerdo a los estudios de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), los países de la región poseen una de las mayores reservas minerales del planeta, con un 65% de las reservas mundiales de litio, un 42% de plata, un 38% de cobre, un 33% de estaño, un 21% de hierro, un 18% de bauxita y un 14% de níquel, con importantes reservas petroleras y posee además alrededor de un 30% del total de los recursos hídricos renovables del mundo, en este contexto,  el intercambio comercial cobra una importancia indiscutible.

El proyecto surge como una solución alternativa al cruce internacional Cristo Redentor, implementando un sistema ferroviario de última tecnología con un túnel de baja altura, que pueda unir los puertos sobre el Atlántico con los puertos del Pacífico, quedando vinculadas  las localidades de Luján de Cuyo en Mendoza, con Los Andes  en la Quinta región de Chile, proyecto que cuenta con la reciente incorporación de la Corporación América.

Se espera que Chile ratifique esta iniciativa, que podría tener además un  impacto en el resto de los países integrantes del Mercosur y de Unasur.  De acuerdo a los estudios de viabilidad del Proyecto se estima que para 2020 se podría superar los 10 millones de toneladas, mientras que en 2040 podría llegar a más de 30 millones de toneladas. Por consiguiente, se busca dar una solución a largo plazo para el incremento del intercambio comercial.

De acuerdo a lo planteado por el director del programa internacional de la Fundación Chile 21, Cristián Fuentes, el proyecto representa una gran oportunidad para las relaciones económicas entre los países, considerando que existen grandes expectativas de extender el comercio con el resto de la región, que sería un objetivo a más largo plazo, lograr una real integración latinoamericana, sacando a Chile del aislamiento natural en el que se encuentra.

“Es un lugar bajo, no hay por lo tanto cortes por razones de tiempo de clima en todo el año y de una capacidad muy grande de cruces, el que  incluye este proyecto en sus objetivos a mayor  plazo, a más largo plazo, como decía son cerca 50 millones de tonelada de carga, y este transporte incluye transporte de automóviles y buses pero arriba de los trenes, es como el paso bajo el canal de la Mancha entre Francia e Inglaterra”, destacó Cristián Fuentes.

Para la académica, del Instituto de Estudios Internacionales, de la Universidad de Chile, Paz Millet, el proyecto representa la posibilidad de concretar alianzas a nivel latinoamericano, enfatizando que , “es un logro muy importante porque sin duda responde a la necesidad de unir el Atlántico con el Pacifico y viceversa en una proyección hacia otros mercados desde el punto de vista económico y comercial, pero también involucra otros temas como el tránsito entre las personas y una integración en la práctica mucho más profunda entre los distintos pueblos”.

Por su parte el integrante de la Asamblea Nacional de Venezuela, José Alfredo Ureña, quien además representa al Parlasur, informó que sostuvo una reunión con el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga para tratar temas de infraestructuras a nivel regional, entre los que se discutió el proyecto del Corredor Bioceánico y el impacto en las relaciones de los países del Mercosur.

Ureña señaló que “ese corredor  tiene una características importantísimas y unas inversiones muy importantes que hay que hacer a los objetos   de impulsar el desarrollo de los pueblo y nosotros estamos aquí en función de lo que es nuestra participación como gobierno venezolano, para los efectos de poder  impulsar el desarrollo y la complementariedad que existen entre los diferentes pueblos que participamos en estos grupos en este caso específico en el grupo de Unasur, en el grupo de Mercosur”.

El proyecto que contempla además el desarrollo de carreteras,  vías fluviales y túneles, ha concitado el interés de empresas de América, Asia y Europa, quienes han manifestado la posibilidad de asociarse al proyecto.