Diario y Radio Uchile

Escritorio

Los desafíos de la educación del nuevo milenio parte II

| 13:26 hrs.

​Cada día que pasa más instituciones y personas están trabajando y publicando sus avances en la Educación del Nuevo Milenio (ENM) que llegará a ser predominante en el futuro del sector de la educación, por razones muy poderosas: entregará uno de los principales beneficios que buscan las personas a lo largo de su vida, para ellas y para su prole y proveerá diversos conocimientos a través de múltiples herramientas, en casi cualquier lugar del globo (geográfico y local), en todo momento, de una gran calidad y con costos que serán cada día más bajos o inexistentes.

¿A qué responde la ENM? Esta educación es una respuesta indispensable y adecuada a un mundo cambiante con nuevos y revolucionarios nuevos productos y servicios, que requieren a su vez nuevos conocimientos, tecnologías, herramientas, modelos, algunos de uso diario. Un mundo en el que miles de puestos de trabajo cambiarán o desaparecerán y obligará a formar a personas con los nuevos conocimientos y habilidades indispensables para ocupar esos puestos nuevos. Y estas formaciones se tendrán que hacer en forma rápida, a diferencia de los años que toman las formaciones burocráticas. En la actualidad conviven recursos conocidos junto con los nuevos inventos, descubrimientos, innovaciones y soluciones que surgen cada día, como nunca antes: robótica, medicina al instante, drones, simuladores, variedad de instrumentos de medición incorporados en pequeños visores virtuales, copiadoras 3D, mundos virtuales, transporte automatizado, y mucho más, que desplazan a los existentes o los dejan obsoletos y también afectan a toda la población.

¿Qué es la ENM? La ENM es el conjunto de elementos actuales y futuros para educarse que contienen el conocimiento público más avanzado, que fluye a cualquier persona, a través de los medios más modernos de comunicación e interrelación virtuales, que se apoya en formas nuevas de relacionamiento, sistemas expertos, redes y aprendizaje a distancia y en, algunos casos, en espacios destinados a la interacción en el conocimiento, en las habilidades y destrezas y en la interacción social. Es una educación que abarca a todo el globo, y que supera los lineamientos educativos locales o nacionales y que incorpora el intercambio internacional con la traducción instantánea e imágenes multidimensionales.

La ENM es más que un conjunto de cursos, entrelazados o de instituciones que proveen educación o formación de diferente tipo y va más allá de envasar antiguos contenidos y cursos. Sobrepasa el significado de las titulaciones, profesiones y grados académicos actuales, porque es más que la actualización o el update de formatos vigentes. La ENM parte de la base que desde hace años el conocimiento se ha ido incrementando o sea, los contenidos educacionales. Los protagonistas de este avance auguran un aumento explosivo del conocimiento y el saber, así como de la natural obsolescencia. A su vez, el acceso a ese conocimiento se puede lograr de muy diferentes maneras, instrumentos y conexiones, sin importar donde se encuentre la o el que lo requiera.

Los grandes desafíos de la ENM. El desarrollo de la ENM está en etapas avanzadas y cada una de ella ha planteado nuevos desafíos y respuestas, por lo que es muy extenso dar más detalles en esta nota. En artículos posteriores contribuiremos responder a preguntas como las siguientes: ¿Quiénes impulsan la ENM y cuáles son sus objetivos e intenciones? ¿Quiénes son los expertos y cómo se forman? ¿Cómo se estructura una determinada formación? ¿Cuáles serán conceptos nuevos y cuáles serán obsoletos? ¿Estudioso o investigante vs créditos o municipalización? ¿Desde y hasta qué edad es útil la ENM? ¿Qué rol tiene el lucro en esta educación? ¿Llegará a tener una institucionalidad esta nueva forma de educarse?

Reconocemos que se innova cuando “no se sabe exactamente qué será todo lo nuevo, pero si que ya nada será como las soluciones del pasado”. En nuestro papel de consultores entendemos que nunca se estará totalmente preparados para el cambio ni para abandonar nuestros viejos conceptos y comportamientos. Por cierto habrá muchas interrogantes y temores, mas algo si es cierto en las ambigüedades de la innovación educativa: ¡Los desafíos rupturistas del nuevo milenio, al igual que un tsunami, ya están aquí!… ¿Está Ud. dispuesta o dispuesto a incorporarse a ellos?

Página de comentarios