Diario y Radio U Chile

Escritorio

Armenios piden verdad y justicia a cien años del genocidio

Este 24 de abril se conmemoraron los cien años de las primeras muertes en el marco del primer genocidio de la era moderna, en contra del pueblo armenio, en el que perdieron la vida un millón y medio de personas entre los años 1915 y 1923. La comunidad internacional aún sigue dividida por esta matanza.

Cristián Zúñiga

  Viernes 24 de abril 2015 20:44 hrs. 
armenia

Este 2015 cuando se cumplen los cien años del Genocidio Armenio que mató a un millón y medio de personas entre los años 1915 y 1923, líderes de potencias mundiales rindieron homenaje a los caídos a manos del Imperio Turco-Otomano.

El acto cumbre del centenario tuvo lugar en el complejo memorial Tsitsernakaberd, en Ereván, Armenia, al que asistieron los presidentes del país anfitrión, Serge Sargsián; de Rusia, Vladimir Putin, y de Francia, François Hollande.

La Iglesia Apostólica Armenia, la más antigua del mundo, canonizó al millón y medio de armenios que murieron en el genocidio.

La masacre fue llevada a cabo durante la Primera Guerra Mundial, donde el pueblo armenio fue sujeto a deportaciones, expropiaciones, secuestros, tortura, e inanición. La gran mayoría de la población fue expulsada desde su país a Anatolia a Siria, donde una gran parte de ellos fueron enviados al desierto para morir de hambre y sed.

Los armenios acusan a las autoridades otomanas de planificar la aniquilación sistemática de su minoría, que habría comenzado simbólicamente el 24 de abril de 1915, con la detención de cientos de intelectuales en Constantinopla, capital del imperio.

Un hecho que marcó de forma significativa la conmemoración de estos crímenes en contra del pueblo armenio fue el paso que dio el Papa Francisco, al referirse al hecho como “genocidio ” durante una misa con católicos armenios celebrada en la Catedral de San Pedro el pasado 19 de abril.

Por su parte, el presidente del Parlamento alemán, Norbert Lammert, sumándose a declaraciones similares del presidente del país, reconoció durante una sesión plenaria del Bundestag el “genocidio” armenio, utilizando por primera vez ese término para calificar los hechos impulsados por el Estado turco contra la población armenia del Imperio Otomano.

Para el presidente de la Colectividad Armenia en Chile, Garo Konstantidinis Lotikyan, la conmemoración de los cien años de la masacre cometida contra su pueblo, es una oportunidad para que todos los armenios del mundo puedan hacer eco de esta parte de la historia.

El dirigente señaló que en Armenia viven tres millones de armenios y al sumar la diáspora se llega a un total de diez millones. Agregó que la colectividad armenia en Chile la componen unas 500 personas, la cual, por ejemplo, es pequeña en comparación a la colectividad argentina que alcanza a las 120 mil personas.

El máximo líder de los armenios en Chile dijo que la conmemoración de los cien años de la masacre “es una oportunidad para que la gente que desconoce este hecho lo pueda conocer. Ya que existe una constante política de negacionismo por parte de Turquía o porque no está necesariamente en todos los libros de historia este hecho. Por eso es una tremenda oportunidad para que los jóvenes, en especial, se informen y nos apoyen en la búsqueda de la verdad y la justica”.

El representante de la Colectividad explicó que la negativa del gobierno turco a reconocer el genocidio armenio, tiene que ver con una razón económica, ya que solo considerando la reparación moral y económica que debiese realizar el Estado turco, si reconocieran las matanzas, deberían pagar una cifra proyectada de tres mil billones de dólares.

Para el analista internacional Guillermo Holzmann, el genocidio en contra de los armenios que es reconocido por una gran cantidad de países, representa uno de los hitos que va a marcar el inicio del siglo XX y el final del siglo XIX.

Holzmann enfatizó que “este genocidio llama la atención por la cantidad de gente muerta y porque se lleva a cabo de manera organizada y utilizando todos los recursos que tenía disponibles el Imperio Otomano, por ejemplo en términos de hombres, liberando prisioneros que estuvieran dispuestas a matar armenios, transformándose en una de las primeras matanzas masivas acreditadas en virtud de un objetivo político, adoptado por autoridades de gobierno”.

El experto señaló que Turquía se reconoce como heredero del Imperio Otomano, y es el gobierno turco el que niega rotundamente que se hayan producido las matanzas masivas. Llega a aceptar cuando mucho que hubo algunas muertes, pero que no alcanzan el número que se menciona en la actualidad.

El profesor de Historia de la Universidad de Chile, Sergio Grez, dijo que sin dudas el genocidio armenio es el más grande de las masacres colectivas producidas en el contexto de la Primera Guerra Mundial. Antes de estos hechos no se conocía de matanzas de esta envergadura y que tuvieran la intención de eliminar totalmente una población.

Respecto del reconocimiento mundial que hicieron los presidentes de Rusia y de Francia de lo ocurrido dentro de las fronteras del Imperio otomano, el académico indicó que “es importante que estos hechos que indignan la conciencia de la humanidad sean catalogados como tales. El gobierno turco, si bien reconoce las muertes, aún se niega a darle un carácter de genocidio, bajándole el perfil y atribuyendo estas matanzas a simples pugna inter-étnicas, en circunstancias de que fue una política de Estado por parte de quienes tenían el poder en el decadente Imperio Turco Otomano de la Primera Guerra Mundial”

Sergio Grez señaló que lamentablemente estas muertes masivas marcaron una escuela durante el siglo XX, identificando que además del genocidio armenio, gitano y judío, se han conocido otras represiones a escala masiva y dijo que este hecho marcó un siniestro y sangriento precedente que repitió muchos capítulos desde entonces.

Calendario de actividades de la Colectividad para conmemorar el genocidio

Domingo 10 de mayo: misa bajo la liturgia de la Iglesia Apostólica Armenia, oficiada por Reverendo Padre Sipan Gevoryan, sacerdote de la Iglesia Apostólica Armenia para Chile. Esta ceremonia litúrgica se realiza domingo por medio, en la sede de la Colectividad Armenia de Chile, ubicada en Av. Irarrázaval 5455, comuna de Ñuñoa.

A partir del martes 12 mayo: ciclo de cine armenio en cine arte Normandie, que se iniciará con la película “Ararat”, del director canadiense-armenio, Atom Egoyan. Otras películas que se exhibirán en el ciclo son: “La casa de las alondras” y “El destino de Nunik”.

Sábado 26 de septiembre: celebración de la Independencia de la República Armenia, en la sede de la Colectividad Armenia de Chile, ubicada en Av. Irarrázaval 5455, comuna de Ñuñoa, con almuerzo tradicional.

Octubre, fecha por definir: celebración del Día de la Cultura Armenia, con actividades musicales, de danza y gastronomía en la sede de la Colectividad Armenia de Chile, ubicada en Av. Irarrázaval 5455, comuna de Ñuñoa.

Foto: Facebook de la Colectividad Armenia en Chile