Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de junio de 2019

Escritorio

Gobierno busca modificar el Simce y no descarta replicar el modelo francés

Nuevamente el factor socioeconómico marcó los resultados del Simce 2014. Consciente de ello, el Gobierno trabaja en una nueva propuesta para aminorar la competencia entre los diferentes colegios. El modelo francés es una de las opciones para remplazar el actual sistema de medición.

Rodrigo Rojas

  Martes 12 de mayo 2015 20:19 hrs. 
Simce

“Es importante tener información, pero con los instrumentos correctos. El Simce, más allá de que la entrega de resultados que se adelantó un mes, sigue siendo desfasado. Nosotros proponemos que se elimine el Simce (de lectura) en segundo básico, generando una herramienta en donde los profesores puedan ser los protagonistas de esta información”, explicó el secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Carlos Henríquez.

Esta declaración se vincula a la propuesta que presentó la Comisión Simce, que asesoró al Mineduc a inicios de este año, y que fue ratificada por la Agencia de Calidad. Desde esta institución reconocieron que actualmente, se construye un nuevo Simce de lectura para segundo básico.
En el caso de que el Consejo Nacional de Educación lo apruebe, este instrumento se podría implementar en los colegios en marzo del próximo año.

“Ésta es una prueba con otro enfoque, con una mirada más integral y no solo de selección múltiple. (Este instrumento) podrá analizar otro tipo de aprendizajes como comprensión o velocidad lectora. Los profesores con información de una rúbrica podrán saber el nivel de lectura de los niños, detectando su nivel y las acciones remediales a tomar.”, anunciaron desde la Agencia de Calidad, aunque aclarando que están preparados para aplicar el Simce tradicional si el Consejo no lo acepta.

Reproducir el modelo francés

Desde el Ministerio detallaron a Radio Universidad de Chile, que una de las alternativas que se baraja es replicar el modelo francés en esta materia. Con ello se realizarían pruebas estandarizadas en los propios establecimientos como la que se construye desde la Agencia de Calidad. Sin embargo, a diferencia de la propuesta actual, los colegios enviarían esta información a un órgano central.

El académico de la Universidad Alberto Hurtado, Juan Eduardo García Huidobro declaró estar a favor de este modelo, ya que para él “le quita el dramatismo y secretismo a los resultados y pasa a ser una prueba bien hecha, que el profesor recibe y entrega en su curso. Además el docente conoce los resultados inmediatamente por lo que le sirve para tomar los remediales necesarios. Finalmente, el profesor traspasa los resultados al ministerio de Educación para que ellos hagan una consolidación cómo les fue a los estudiantes de un curso respectivo.”

Una opinión contraria a la de García Huidobro tiene la investigadora de la Universidad Católica que lideró la Comisión Simce. En torno a este cambio, Lorena Meckes planteó que “no es tanta la ganancia enviando esta información a un órgano central, porque para ello ya existe el Simce. El propósito que se planteó en la Comisión era otro: fortalecer la cultura evaluativa al interior de las escuelas y no alimentar una base de datos a nivel nacional. En nuestro país se pueden llegar a distorsionar estos resultados.”

A pesar de que no fue una recomendación entregada por la Comisión Simce, la Agencia de Calidad ya se está aproximando al modelo francés. A diferencia de las presentaciones de resultados Simce anteriores, esta vez no se confeccionó un ranking con los puntajes. Desde la Agencia explicaron que esto se debió al “control” del factor socioeconómico, encontrando diferencias mínimas entre establecimientos particulares, particulares subvencionados y municipales.

“Hacer un ranking sin controlar el grupo socioeconómico es injusto y errado. Acá estamos entregando evidencia de que los rankings no entregan ni aportan mayor información para el mejoramiento de los colegios.”, manifestó el secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación.

De todas formas a través de la página web de la Agencia de Calidad, tanto profesores, como apoderados y directivos podrán  acceder a la información clasificadas por colegios.