Diario y Radio Uchile

Año IX, 18 de noviembre de 2017

Escritorio
Ciencias

Científicos exigen al Estado regular su situación contractual y aumentar sus salarios

Francisca Siebert |Miércoles 10 de junio 2015 10:22 hrs.

ciencia

Cerca de 300 miembros de la agrupación "Científicos con Contrato" se manifestaron este martes frente a La Moneda. Los asistentes de laboratorio se trasladaron fuera de las oficinas de CONICYT, organismo al que demanda la regulación de sus condiciones de contratación. Para el próximo mes quedó fijada una reunión entre los miembros de Científicos con Contrato y los asesores de los fondos de investigación de CONICYT.

Esta martes, cerca de 300 manifestantes se apostaron en las afueras del Palacio de La Moneda y luego en las puertas de la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (CONICYT), demandando mejoras en sus condiciones laborales. Son asistentes de laboratorio que se autodefinen como “mano de obra” de la ciencia en nuestro país, y que cumplen su labor en proyectos de investigación financiados por el Estado. La contratación formal y el alza de sus salarios son parte de sus peticiones.

Tienen entre 25 y 40 años, han estudiado carreras científicas como biotecnología y bioquímica, muchos cuentan con estudios de postgrado, algunos incluso son doctores en su área. Llevan cinco, ocho y hasta veinte años trabajando contra boletas en proyectos financiados por CONICYT, que se insertan en diversas universidades públicas y privadas del país. Organizados desde hace algunos meses en la agrupación “Ciencia con contrato”, los manifestantes demandan al Estado la modificación del marco que regula sus funciones.

“Empezamos a organizarnos en octubre del año pasado. Tenemos 1.500 adherentes que apoyan nuestra iniciativa, y dentro de esos somos 500 los afectados por este sistema, es decir que trabajamos bajo el régimen de honorarios, pero debiésemos tener un contrato porque estamos bajo subordinación y dependencia”, señaló hoy Natalia Muñoz, asistente de Investigación de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, quien lidera la organización.

Aunque conscientes de que la totalidad de sus problemas no se resolverán en el corto plazo, “Ciencia con contrato”, ya ha logrado algunos avances en las conversaciones. Ayer lunes 8 de junio se reunieron con el Presidente de CONICYT Francisco Brieva, “quien se mostró abierto a dialogar y mejorar sus condiciones laborales dentro de lo posible”, afirmó Muñoz. A lo anterior se sumó la programación de un encuentro para el próximo mes entre los dirigentes de la agrupación, Francisco Brieva y los asesores de los fondos de investigación, instancia en que los científicos entregarán propuestas para avanzar en el tema.

Jorge Babul, Director del Programa de Bachillerato de nuestra Universidad y miembro de la Comisión Presidencial Ciencia para el Desarrollo de Chile, se plegó a la manifestación de esta mañana en el centro de Santiago, y señaló que éstos, “merecen un lugar de trabajo, ya sea en las universidades o en las empresas. Un trabajo –recalca el Profesor Babul-, no algo transitorio como lo que tienen en estos momentos muchos de ellos”.

Para el académico de nuestra Universidad, la precaria situación de este grupo de científicos, radica en una falta de proyecto de país respecto a sus perspectivas de desarrollo. “No hay una planificación, aquí no se pensó un procedimiento apropiado de inserción laboral, y eso hay que tratar de arreglarlo”, aseguró Babul.

Posibles soluciones

En representación de los manifestantes, Natalia Muñoz, indicó hoy que el punto de partida a una solución para este conflicto, pasa por modificar las bases de los concursos de CONICYT, que según la dirigenta están mal estipuladas debido a que “la mayoría de sus proyectos, obligan a hacer contratos a honorarios y la mayoría son permanentes. Eso viola el código laboral”. Además Muñoz explicó que estos contratos tampoco ponen un mínimo ni un máximo de financiamiento para la contratación de este segmento de personas que son los asistentes de investigación.

Una segunda etapa de solución a los problemas, agrega Muñoz, sería involucrar a las universidades. “No vamos a dejar al libre albedrío que las universidades contraten a su personal o no, CONICYT debería obligarlas a contratar al personal que trabaja ahí, que son los que hacen la ciencia en Chile”.

El profesor Jorge Babul esta cierto respecto de que, “resolver esto ahora va a ser bien complicado, va a significar inyectar un montón de dinero, pero se está haciendo en algunas áreas, como en minería por ejemplo, donde habrá una inyección de dineros y se quiere aumentar el número de investigadores, lo que significa que todos los que estudien ingeniería y metalurgia van a tener un lugar”, refirió el profesor, dando cuenta de la importancia de la asignación de recursos por parte del Estado para mejorar la situación laboral de los trabajadores de la ciencia.

Más allá de la solución puntual de los contratos, el académico también apunta a una resolución del conflicto a través de un impulso a la ciencia de nuestro país y a una reforma universitaria que inyecte más recursos al sistema, y entregue de esta forma más apoyo a la investigación.

Con todo, las demandas de los asistentes de laboratorio de nuestro país ya están puestas sobre la mesa, y no son los únicos que trabajan en la elaboración de soluciones. “En la Comisión Presidencial Ciencia para el Desarrollo nos estamos preocupando de este tema y esperamos hacer una propuesta a la Presidenta dentro del próximo mes”, adelantó Babul.

Fuente: U.Chile