Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de junio de 2019

Escritorio

Estudio de educación física confirma altos índices de obesidad y sedentarismo en escolares

El documento reveló que una parte importante de los estudiantes de 8° básico tiene problemas de obesidad o sobrepeso, además de condiciones físicas poco adecuadas para su edad.

Diario Uchile

  Lunes 19 de octubre 2015 18:33 hrs. 
obesidad

El Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad, Carlos Henríquez, entregó hoy los resultados del Estudio Nacional de Educación Física y llamó a los establecimientos educacionales a hacer una alianza con los padres para mejorar la condición física de los estudiantes.

Agregó que “los principales resultados dan cuenta de que un importante grupo de los estudiantes que participaron en el estudio presenta sobrepeso u obesidad y, en la mayoría, se observa escasa fuerza y flexibilidad. Dada esta situación es urgente mejorar los hábitos de vida activa de nuestros niños como país”.

El objetivo de este estudio es medir la condición física de los estudiantes de 8° básico y se aplicó entre el 17 de noviembre y el 5 de diciembre de 2014, a 9.919 estudiantes de 370 establecimientos de todo el país.

El Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación señaló que 4 de cada 10 estudiantes presenta sobrepeso u obesidad y 2 de cada 10 un perímetro de cintura que nos indica riesgo cardiovascular y metabólico. “La mayoría de los estudiantes necesita mejorar la fuerza muscular de las extremidades superiores e inferiores;  su flexibilidad y su condición aeróbica y resistencia cardiovascular”, puntualizó.

“La condición física de un estudiante determina su calidad de vida en la adultez, pues está asociada a la prevención o desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles como hipertensión y diabetes”, explicó haciendo un llamado de atención sobre las formas de alimentación.

Entre las estrategias que se entregaron para mejorar la crítica situación, se aconsejó a los equipos directivos implementar estrategias para fomentar los hábitos de vida activa y la actividad física de los estudiantes en la escuela; promover el sentido de responsabilidad compartida escuela-familia para el desarrollo de hábitos alimenticios, de vida activa y autocuidado; y realizar talleres donde se destaque la importancia de los hábitos de vida activa para el desarrollo cognitivo y sus beneficios para la salud.

En el caso de los docentes de educación física, la recomendación plantea planificar las clases considerando un trabajo diferenciado para los estudiantes, según su condición física.

Además, desde la Agencia de Calidad recomendaron a los padres y apoderados asumir compromiso con la salud, para ellos, los consejos radican en el fomento de los hábitos de vida activa; evitar el sedentarismo de los niños promoviendo actividades en espacios públicos como plazas y parques; realizar actividad física o practicar deportes con los estudiantes fuera del horario escolar; y fomentar una alimentación sana y equilibrada en el hogar.