Diario y Radio U Chile

Escritorio

¿Por qué Chile debería tener una Ley de Archivos?

Este jueves se realiza un encuentro organizado por el Archivo Nacional y el Archivo de la FECH, que busca llevar a la creación de una nueva legislación que regule cómo se utiliza la documentación de instituciones públicas y privadas. ¿En qué consistiría esa norma? ¿Cuál es la situación actual?

Rodrigo Alarcón

  Miércoles 8 de junio 2016 18:48 hrs. 
an

En Chile no existe una normativa que proteja los depósitos documentales. El Archivo Nacional concentra toda esa labor en Santiago, mientras muchos archivos de la administración pública se pierden o dañan en regiones, que están obligadas a enviarlos a la capital. Asimismo, hay documentos cuyo acceso está vedado: el Archivo Nacional, por ejemplo, no puede conocer a la información de las Fuerzas Armadas y el ministerio de Defensa.

“Hay un caos respecto de la documentación”, dice Emma de Ramón, directora del Archivo Nacional, entidad que este jueves realiza una jornada de discusión llamada “Hacia la formulación de una política archivística y una ley de archivos en Chile”, organizada en conjunto con el Archivo de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH).

La actividad es consecuencia de seminarios realizados en 2014 y 2015 y se enmarca también en la celebración del Día Internacional de los Archivos.

Su principal objetivo es debatir y llegar a conclusiones que conduzcan a la creación de una Ley de Archivos, cuerpo legal con el que hoy no cuenta el país. El Archivo Nacional, de hecho, es regido por el Decreto con Fuerza de Ley N° 5.200, que en 1929 creó la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam).

“Una Ley de Archivos define y luego regula el manejo que el Estado hace de los documentos, los públicos particularmente -explica Emma de Ramón. Eso quiere decir qué documentos guarda, cómo y dónde lo hace, cuáles descarta y después de cuánto tiempo; y cuál es la forma en que un archivo central, general o nacional, como tenemos nosotros, se relaciona con otros archivos en temas de norma y desarrollo, en temas técnicos fundamentalmente”.

Hoy, dice la especialista, lo que existe es un laissez faire: “Como no se sabe cuándo se pueden destruir los documentos y nadie se atreve a hacerlo, lo que hacen es dejarlos botados, se pudren o se pierden. No está claro qué es un documento público y hay muchos que quedan restringidos. Nadie se hace cargo y no sabemos qué es de quién ni cómo tiene que estar a disposición de las personas”, detalla.

El encuentro de este jueves es fruto también de seminarios realizados en 2014 y 2015 por ambas instituciones, en los que hubo diagnósticos compartidos entre los diferentes especialistas. Una de las conclusiones, por ejemplo, fue que una nueva ley debe contemplar la descentralización de la labor que hoy realiza el Archivo Nacional, que recibe los documentos de todas las regiones del país.

“Es casi una paradoja que gente que quiere hacer historia regional, por ejemplo, tiene que venir a Santiago a investigar”, ejemplifica Claudio Ogass, coordinador general del Archivo de la FECH.

“Se ha generado la idea de que un contenido importante que debiese tener la Ley de Archivos, en primer lugar, es cambiar esta imagen del archivo como solo un receptor de documentos por la de un agente que garantice el acceso a la información, como hoy lo consagra la Ley de Transparencia, y además lo vincule activamente con la ciudadanía”, añade.

“Eso –concluye Emma de Ramón- traería un enorme beneficio para la ciudadanía, porque le permite tener claro cuál es la información disponible. Los abogados, los periodistas, los ciudadanos comunes y corrientes, tendrían claro qué hace el Estado”.

Cuándo y dónde

El encuentro contempla actividades desde las nueve de la mañana de este jueves y se realizará en el Salón Ricardo Donoso del Archivo Nacional (Miraflores 50, Metro Santa Lucía).

Además, a las 18:30 horas se hará la presentación del libro Archivos en Chile: Miradas, experiencias y desafíos“, organizada por el Comité Nacional Memoria del Mundo, programa de la Unesco para la preservación del patrimonio documental.

Más información en este enlace.