Diario y Radio Uchile

Año IX, 18 de octubre de 2017

Escritorio

Encuestas y designaciones a dedo: Las malas prácticas que persisten en los partidos políticos

Gonzalo Castillo |Miércoles 27 de julio 2016 20:56 hrs.

LavínDelamaza

La reciente nominación de Joaquín Lavín como candidato a alcalde por Las Condes generó cuestionamientos no sólo desde fuera del gremialismo, sino que desde la propia militancia del partido quienes criticaron el “hermetismo” con que se tomó la determinación. En tanto, analistas hacen énfasis en la persistencia de las malas prácticas que este tipo de situaciones evidencia.

Claves: , ,

“Aquí no se está perjudicando a uno o dos partidos, aquí está perjudicando la coalición por esta fórmula que se utilizó para resolver una candidatura a última hora, en la lógica de los hechos consumados, en la comuna de Las Condes, eso fue lo que ocurrió, ese es el problema”.

Con estas palabras, el presidente de Renovación Nacional, diputado Cristián Monckeberg, expresó sus críticas hacia la forma en la que Joaquín Lavín fue el designado por la UDI como candidato a alcalde por Las Condes, luego de que el actual edil, Francisco De la Maza anunciara que no repostulará al cargo

Esta decisión también generó los cuestionamientos al interior del gremialismo. Algunos parlamentarios enfatizaron que la decisión fue tomada “a puertas cerradas”, y otros como el diputado Jaime Bellolio fue más allá y señaló que “a la gente no le gusta que la agarren para el leseo”.

Esta designación “a dedo” de Lavín como candidato a alcalde se viene a sumar a una serie de hechos que evidencian, a ojos de algunos analistas, que los partidos continúan realizando las prácticas que han sido censuradas por la ciudadanía por estar reñidas, o directamente en contra de los procesos de transparencia y mayor democracia interna en las colectividades.

El abogado Álvaro Castañón, director de Fundación Multitudes y ex integrante de la Comisión Engel, recuerda que uno de los principales requisitos para que los partidos políticos pudieran recibir financiamiento público es la democracia interna, lo que “obviamente en el proceder de la UDI en Las Condes va bastante en contra de eso porque, básicamente, se tomó entre dos personas”.

“Hay un problema porque no sólo tensiona la dinámica interna del partido sino que también no respeta los nuevos estándares que se están poniendo la política, e incluso socialmente hoy día estamos en tiempos donde se habla de participación, se habla de incluir a las personas en procesos de primarias, se habla de renovar la política y vemos que, en realidad, en Las Condes nombran a un candidato que hace más de 16 años dejó el municipio, ahora vuelve casi en un sentido futbolístico, como cuando los jugadores se van a Europa, vuelven a jubilarse al mismo equipo”, agregó.

Castañón hizo énfasis en que esta “no es la lógica que esperamos”, y espera que a futuro se consideren las críticas que se han hecho de la propia militancia gremialista y se respeten los nuevos estándares que se quieren aplicar a la actividad política, y en los partidos en tanto proyectos políticos colectivos.

El director de Fundación Multitudes señala, además, que las encuestas que fueron aplicadas por las principales coaliciones para definir a algunos de sus candidatos, también representan una instancia que va a contrapelo de las dinámicas de transparencia que demanda la ciudadanía. “No creo que las personas estén de acuerdo en financiar una encuesta en vez de una primaria”, señala Castañón.

Por su parte, el cientista político y profesor del Instituto de Asuntos Públicos (INAP) de la Universidad de Chile Alejandro Olivares señala que lo ocurrido con Lavín en la UDI “da cuenta de una mala práctica un poco más recurrente de lo que pensamos que es no cumplir con los estándares de transparencia y competencia interna para la selección de candidatos”.

“Pero no sólo lo estamos viendo en la UDI sino que también hemos visto en otros partidos del espectro político que decidieron saltarse la primaria y realizar encuestas que no son, bajo ningún punto de vista, un sucedáneo de una elección. Ya es cuestionable la encuesta y más cuestionable aún es que no cumplan, o no respeten sus resultados”, añadió.

Olivares sostiene que la única forma de que una elección primaria sea obligatoria y vinculante para los partidos políticos es que su no realización implique una sanción, “de lo contrario vamos a seguir viendo este tipo de prácticas”.

Finalmente, Álvaro Castañón plantea que el Servel tendrá una capacidad de fiscalizar la democracia interna de los partidos, y los mismos militantes de los partidos podrán ir a reclamar al organismo cuando se produzcan situaciones como la ocurrida en Las Condes con la UDI, “y que los deja pésimamente mal parados”, e incluso da pie a que se cuestione a los electores de la comuna, como fue el caso del senador Manuel José Ossandón, cuando señaló que “en Las Condes aunque vaya el ratón Mickey va a ganar”.