Diario y Radio U Chile

Año X, 19 de noviembre de 2018

Escritorio

MOP-Gate, CAE y privatizaciones: El oscuro pasado de Ricardo Lagos

La creación del Crédito con Aval del Estado, la privatización de empresas públicas y la aprobación de 51 proyectos energéticos son parte del oscuro legado del ex mandatario y militante PPD, Ricardo Lagos, quien hoy presentó su disposición para regresar al palacio presidencial, lo que ha levantado fuertes críticas de políticos y organizaciones sociales.

Abril Becerra

  Viernes 2 de septiembre 2016 18:18 hrs. 
Ricardo Lagos

Este viernes, el ex presidente Ricardo Lagos dio a conocer a través de su página web su intención de competir nuevamente como candidato a La Moneda.

En el comunicado de ocho puntos, el ex mandatario señaló: “Nosotros podemos llevar adelante una propuesta de avance y progreso y que entregue a las nuevas generaciones un Chile fortalecido, yo no me restaré a ese desafío”.

“En mi vida he perdido y ganado elecciones. En democracia no es un descrédito ganar o perder. Lo que sí importa es luchar con convicción. Ahora se requiere perseverancia y diálogo fructífero, apertura y solidez en las decisiones, pues un mayor bienestar social para todos requerirá una fortaleza económica en la cual apoyarse y a la que debe concurrir el esfuerzo de todos los chilenos”, añadió.

El anuncio fue cuestionado por agrupaciones políticas y por organizaciones sociales quienes sostuvieron que una candidatura de Ricardo Lagos no es coherente con las necesidades e inquietudes de la ciudadanía.

“Ricardo Lagos es uno de los productores del malestar y, por lo tanto, no es una alternativa”, dijo el diputado del Movimiento Autonomista, Gabriel Boric.

En tanto, la diputada PC KarolCariola criticó el anuncio del ex mandatario, subrayando que su figura no representa el cambio que en la actualidad se requiere. En entrevista con CNN Chile la parlamentariaaclaró que el anuncio de Lagos “es una autoproclamación, no una definición de la Nueva Mayoría”.

Las iniciativas

La figura de Ricardo Lagos siempre ha generado resquemores producto de la simpatía que despierta en sectores empresariales y conservadores del país.

Durante su gobierno (2000 -2006) esta relación quedó en evidencia cuando culminó el proceso de privatización de Endesa y la Empresa Metropolitana de Obras Sanitarias (EMOS).

Bajo su mandato también se levantaron diferentes proyectos viales y de infraestructura pública, que permitieron que empresas extranjeras se asentaran en el país.

Durante su gestión también se produjo el llamado caso MOP-Gate, investigación en la que estuvo involucrado su ministro de Obras Públicas, Carlos Cruz Lorenzen, quien fue acusado por el delito de fraude al Fisco.

Además, en su administración se impulsó el Crédito con Aval del Estado (CAE), lo que con los años se tradujo en el endeudamiento de cientos de estudiantes que hasta el día de hoy reclaman la derogación del estatuto.

“Ricardo Lagos es un criminal de la educación. Ha endeudado a una generación entera vendiendo la educación a la banca privada. Seis bancos tienen el monopolio de la educación. Hay miles de embargados”, señalaron desde Deuda Educativa, quienes luego del anuncio del ex mandatario protestaron en su contra.

“Nos manifestaremos todas las veces que sea necesario contra Ricardo Lagos Escobar, a quien consideramos un criminal de la educación, quien junto a su ministro, Sergio Bitar, no tuvo ningún asco de endeudar a millones de personas con el Crédito con Aval del Estado”, indicaron.

Al ex presidente también se le atribuye el desarrollo del Plan Transantiago, otra de las políticas públicas cuestionada por su funcionamiento y por la rentabilidad que ha significado para las empresas concesionarias.

En materia de Derechos Humanos su gestión tampoco fue significativa. Según Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), “es impresentable que Ricardo Lagos se autoproclame a una candidatura presidencial”.

“Ricardo Lagos es negocio, privatización e impunidad. Él privatizó el país. Si hablamos de las carreteras, si hablamos de educación, él defendió al ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, es el que llamó a la Comisión de Prisión Política y Tortura un lavado de imagen”, dijo.

A Lagos también se le ha criticado porque durante su período en La Moneda se aprobaron 51 proyectos energéticos, entre ellos, 12 hidroeléctricas y 14 termoeléctricas, modelos de generación de energía eléctrica ampliamente rechazados por la población.

En salud, Ricardo Lagos durante su presidencia también presentó la idea de licitar a privados la concesión de cuatro hospitales. Entonces, el Colegio Médico se opuso de manera férrea, por lo que el proyecto fracasó en menos de un mes.

Otro de los “legados” de Ricardo Lagos fueron las reformas de 2005 a la Constitución de 1980. Estos cambios introducidos en la Carta Magna de Augusto Pinochet posibilitaron que, hasta ahora, desde la derecha esgriman que a través de ellos, la Concertación “legitimó” la Ley Fundamental.

Incluso, el mismo ex mandatario comenzó a hablar, desde ese momento, de la Constitución de 2005, en circunstancias que la ciudadanía no tuvo injerencia alguna en la concreción de dichas reformas, que si bien eliminaron algunos de los llamados “enclaves autoritarios” del texto, en general se mantuvo la misma estructura política y económica que modeló la Constitución de 1980.

Hoy y de cara a una candidatura presidencial, las políticas impulsadas por Ricardo Lagos marcan un antecedente respecto de las demandas ciudadanas que durante el último tiempo han emergido, es decir, reformas en educación, salud, pensiones y justicia militar.

Frente a ello, Alicia Lira indicó: “Ricardo Lagos no sabe que nosotros cambiamos, ya no somos la ‘empresa’ que él gobernó”.