Diario y Radio U Chile

Escritorio

Los desafíos del futuro director del Centro Nacional de Arte Contemporáneo

Pese a que aún no se revelan los nombres de los candidatos al puesto, desde ya se asoman los obstáculos que deberá sortear el gestor que asuma el cargo. La carencia de presupuesto y la gran demanda de proyectos artísticos son parte del debate.

Abril Becerra

  Lunes 10 de octubre 2016 10:40 hrs. 
centro-nacional-de-arte-contemporaneo-cerrillos

A finales de septiembre, el Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos abrió sus puertas. Entonces, se conoció parte de la colección que alberga: obras de Iván Navarro, Juan Luis Martínez, Pedro Lemebel, Eugenio Dittborn, del colectivo C.A.D.A., Gonzalo Díaz, Juan Downey, Carlos Leppe, Cecilia Vicuña y Nury González, entre otros.

Hoy esta institución enfrenta un nuevo desafío: encontrar un director que conduzca el espacio.

En septiembre se abrió el concurso público para recibir las postulaciones de los candidatos. Frente a ello, distintos artistas y gestores culturales opinaron sobre los obstáculos que deberá enfrentar el futuro líder del centro cultural.

Fachada Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos.

Fachada Centro Nacional de Arte Contemporáneo Cerrillos.

Según la pintora y artista visual, Voluspa Jarpa, la futura administración “tiene que tener el conocimiento profesional para entender el campo de las artes contemporáneas”.

En este sentido, señaló que en este momento los creadores tienen la necesidad de generar vínculos con otras instituciones extranjeras. “En el caso chileno los artistas necesitan volver a establecer un diálogo permanente con el campo, con las redes profesionales del arte. Desde el punto de vista del desarrollo,  se requiere tener una mayor solidez institucional. Esto va de la mano con una  práctica profesional que haga que los distintos aspectos del arte sean sostenibles en el tiempo”, dijo.

“Lo ideal sería que este espacio se ponga en sintonía con las prácticas mundiales de lo que el campo de las artes visuales tiene establecido en sus formas de operar”, añadió la pintora.

Voluspa Jarpa, quien ha llevado su obra a Argentina, Brasil, Uruguay, Cuba y Alemania, entre otros territorios, manifestó que la dirección de la institución debe contar con profesionales capaces de gestionar y  resolver el problema de los lazos con otras instituciones. “Hay todo un tema contemporáneo donde la institucionalidad tiene que ver con la circulación de la discusión y de las obras”, comentó.

“Me imagino que el directorio que llegue debería poder programar en distintos niveles las diferentes necesidades de los artistas y también jerarquizarlas en el tiempo. Hay que pensar en un lugar que se va a desarrollar en 20 años más, en proyectos a largo plazo”, agregó.

A su vez, el pintor  Guillermo Núñez, Premio Nacional de Arte Plásticas 2007, explicó que la persona que encabece el lugar debe tener una visión amplia de las expresiones artísticas de hoy.

El artista también fue crítico sobre cómo los museos y los centros culturales han acogido la demanda de proyectos. Ante ello, sostuvo que el Centro de Arte Contemporáneo debe dar solución a los requerimientos de las nuevas generaciones de creadores. “Hoy existe una enorme cantidad de muchachos que salen de las escuelas de arte y que después no tienen posibilidad de mostrar su trabajo. Es muy complicado y esos son los que estudian, pero qué pasa con los que son autodidactas. Ellos tienen muy poca posibilidad de exhibir sus obras y eso me parece lamentable. Es muy dramático”, subrayó.

Núñez también señaló que el espacio podría hacerse cargo del legado de otros artistas: “Hace falta una institución que muestre lo que el país ha producido, por ejemplo, que exhiba la obra de los Premios Nacionales, porque nadie los conoce. El Estado nunca se ha preocupado de difundir sus obras”, aseveró.

A su vez, el director del Museo de Bellas Artes, Roberto Farriol, sostuvo que un requisito clave de la futura administración será sortear la escasez de recursos. “Hay que ser muy creativo y esto también tiene que ver con la reinvención. Yo apelo a que cuando existen dificultades, los problemas son oportunidades. Entonces, en ese sentido, el futuro director debe hacer alianzas y rediseñar lo que en términos muy generales es el objetivo del Centro Nacional de Arte Contemporáneo”.

“Un problema que puede ser una oportunidad es justamente que esté descentrado del circuito cultural de Santiago. Apela a otro público y a otra mirada. Es decir, lo que puede ser complejo es el  cómo instauramos una forma de entender el arte contemporáneo en otros sectores, porque colocar un centro contemporáneo en una comuna A, B o C es hacerse cargo de la realidad del entorno, del contexto, de la distancia y de la historia. Hay que estar atento y dispuesto a trabajar con esta realidad”, apuntó.

El centro cultural contempla cuatro áreas de trabajo: exhibición, mediación, documentación y conservación.  Además, está emplazado en el edificio del ex aeropuerto de Cerrillos.

Hasta el momento se desconocen los nombres de los candidatos al puesto, sin embargo, todo comenzará a aclararse el próximo 30 de noviembre cuando finalicen las postulaciones. En tanto, el resultado de la convocatoria se resolverá el 30 de diciembre.