Diario y Radio Uchile

Año IX, 22 de octubre de 2017

Escritorio
Nacional

Mario Aguilar: “Si la CUT no corrige, va camino a una crisis terminal”

Martín Espinoza |Jueves 2 de febrero 2017 12:51 hrs.

mario aguilar

El Colegio de Profesores congeló su participación en todas las actividades de la CUT, además del pago de la cuota del magisterio. Esto, hasta que la multisindical dé señales de reivindicación respecto de las demandas. Por mientras, se espera la definición de la ANEF y Confusam, dos gremios que se podrían sumar a la medida.

Claves: , , , ,

El día de ayer el Colegio de Profesores tomó la determinación de congelar sus relaciones con la Central Unitaria de Trabajadores. Esto, debido a que sus exigencia por implementar el voto universal (una persona un voto) y de aumentar los niveles de transparencia de la multisindical no habrían sido escuchadas.

Bárbara Figueroa y Jaime Gajardo publicaron una misiva en la cual señalaban como irresponsable cambiar el modelo de votación en tan corto plazo, además de sostener que la postura del magisterio nunca fue expuesta de manera oficial en el Congreso de la CUT. Los dardos de los militantes comunistas apuntan directamente hacia Mario Aguilar, el presidente recientemente electo del gremio del profesorado.

¿Cómo se llevó a cabo el proceso de decisión dentro de la Asamblea del Colegio de Profesores?

Yo el tema lo planteé en mi discurso inaugural. Era tema de la tabla. Hubo una mesa y una comisión específica que trabajó en él. Esa mesa hizo un informe a la plenaria, después hubo debate en la misma instancia y finalmente se votó la resolución. Imposible más analizado y tratado el tema. La votación fue 129 por aprobar la resolución en los términos que ahora todos conocen y 31 en contra.

Nuestra asamblea manifestó que si no quedaban los tres requisitos que se establecieron, nosotros congelábamos nuestra participación.

La carta de Figueroa y Gajardo señalan que congelar la relación con la CUT no estaba establecido en el mandato ¿Es eso lo que dice efectivamente lo que se estipulaba?

Absolutamente. Está grabado el video en el momento que se vota. La transmisión de la asamblea fue online. Jaime Gajardo y Bárbara Figueroa fueron unos de los 31 votos que estuvieron en contra. Está bien, es legítimo que hayan tenido una opinión distinta, pero fueron 31 votos contra 129 delegados que estuvieron en la otra postura. 74% estuvo de acuerdo y eso para nosotros es un mandato.

Se ha dicho que no se alcanza a diseñar un cambio serio en el sistema de votación en tan poco tiempo. ¿Son realmente exigentes los plazos?

Nosotros nunca exigimos que fuera en marzo o abril. Dijimos que para la próxima elección, durante 2017, debía haber voto universal. Y eso tenía suficiente flexibilidad por si requería dos o tres meses más. Lo de los plazos a estas alturas no es más que un pretexto. Desde 2004 que este debate está sobre la mesa y se sigue diciendo lo mismo. Siempre se ha resuelto por parte de quienes controlan ese Congreso, que es bastante manejado partidariamente. Desde 2004 que se dice “no hay tiempo, a la próxima sí”. Esto ya es insostenible porque la última elección fue un bochorno, una vergüenza nacional, y ahora se pretende repetir el mismo proceso, con el mismo sistema que hizo crisis. A nosotros nos parece que la decisión que se tomó va en perjuicio de la organización sindical. Buscamos sacarla de la crisis y, si bien es cierto la medida que tomamos parece dura, es indispensable porque el nivel de crisis que existe es demasiado profundo como para seguir sosteniendo el sistema.

La misiva afirma que no se pronunciaron oficialmente durante el último Congreso de la CUT ¿cómo planteó el tema el magisterio?

Nosotros planteamos nuestra postura oficial a través de una intervención que hizo el dirigente nacional Eduardo González como la resolución oficial de nuestra asamblea. No era indispensable que habláramos todos los dirigentes. Se dice que porque no hablé yo el tema no fue expuesto. Falso. Nosotros nos pusimos de acuerdo para no alargar el debate innecesariamente con intervenciones que iban a repetir lo mismo. Es otra distorsión un poco mañosa decir que porque yo no intervine entonces la postura no fue expuesta.

¿Hay otros gremios que vayan a adherir a la decisión del Colegio de Profesores?

No lo sé, no puedo hablar por otros gremios. Pero sí sabemos que la postura oficial de la Confusam, que es otro de los gremios más grandes, y también la de la ANEF, estaban por la votación universal. Ellos también manifestaron oficialmente su postura ahí y dieron cuenta de una postura crítica respecto del actual sistema.

¿No han manifestado nada respecto de tomar una decisión de la naturaleza de la que tomó el Colegio de Profesores?

Yo entiendo que la ANEF tiene su equivalente a Asamblea Nacional en mayo, y la Confusam la tendría en agosto. Ahí podrían recién llegar a tomar una decisión de ese tipo pero por lo que sé, ellos están a nivel de base y de dirigencia en una discusión fuerte en ese punto.

¿Qué implicancias prácticas, además del pago de la cuota, tiene el congelamiento de relaciones entre el Colegio de Profesores y la CUT?

Nosotros no nos hemos salido de la CUT, ojo. Congelaciones ha habido muchas veces de distintos gremios. Esto no es salirse, ni romper la Central, ni nada por el estilo.

Nosotros ahora dejamos de participar de la CUT. No asistimos a los eventos, congresos, reuniones, etc… Esperamos producir un remezón porque hoy la CUT defiende más los intereses de los grupos de poder que los intereses de los trabajadores. Y todo lo que hacemos, que parece muy duro y fuerte, tiene el propósito de que se corrijan los graves problemas que existen. Si la Central no corrige, va camino a una crisis terminal. Eso es lo grave. Justamente los que no quieren hacer cambios, los que quieren perpetuar el mismo modelo y el mismo sistema que ha llevado a esta crisis son los que están trabajando porque la CUT tenga un certificado de defunción. Nosotros hacemos lo que hacemos para salvar a la CUT. Los que la están enterrando y la llevan a morir son los que se niegan a hacer los cambios que la Central necesita.

¿Cómo se proyecta el conflicto? ¿Qué sigue para la CUT?

La resolución que sacaron dice que las elecciones se realizarán en abril. A su vez queda supeditado a una definición de la Dirección del Trabajo, porque hay una duda con los quórum, hay dudas con el sistema de votación. Nosotros decimos que el sistema de votación no fue estatutariamente válido. En la CUT existe el voto ponderado y ocurre que acá se votó “un delegado, un voto”, pero el voto ponderado significa que los delegados tienen un voto distinto según la cantidad de socios que tenga el sindicato. De hecho el Colegio de Profesores tiene un voto ponderado mucho más alto  que casi todas las demás organizaciones. Pero se votó un delegado un voto, por lo tanto nosotros creemos que esa votación fue irregular.