Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Sigue la tendencia: UCV TV cierra su departamento de prensa

Las finanzas serían otra vez la razón para que un nuevo departamento de prensa cierre sus puertas. Ya pasó con La Red y con los fracasos de los canales de noticias 3TV y ADN TV. Al parecer la prensa es cada vez menos rentable y en un área dependiente de la publicidad, las noticias no entregan los réditos suficientes como para mantenerse al aire.

Martín Espinoza

  Martes 21 de febrero 2017 18:36 hrs. 





Debido a “las condiciones de mercado en las que se encuentran los medios de comunicación y en especial la industria televisiva en Chile”, UCV TV decidió cerrar su departamento de prensa y no emitir más noticieros.

La desición, sostienen, se debería principalmente a que el proyecto es económicamente inviable y confirma la tendencia de que los departamentos de prensa no constituyen proyectos rentables para los canales de televisión. La medida se enmarca dentro de un nuevo trato económico del canal: a fines de diciembre pasado, la Universidad Católica de Valparaíso oficializaba la venta de un 90% de la estación a la sociedad GCO, empresa comercializadora de los contenidos de Disney en Chile-.

La tendencia

Mientras muchos recién se recuperaban de un agitado 18 de septiembre, en 2013, un centenar de trabajadores de Copesa recibían la noticia de que 3TV, proyecto de canal de prensa del grupo de Álvaro Saieh, cancelaría la salida al aire basando su decisión “en un profundo estudio de mercado”.

“Los nuevos desafíos de la digitalización” marcaron la determinación de dar de baja el canal, según informó el grupo mediático, y así el de Saieh se consolidaba como el primer estrepitoso fracaso de un proyecto de prensa.

Un par de años después el escenario se replicaba. Newsmedia Chile anunciaba a fines de 2016 que el canal de noticias que La Red y Radio ADN intentaron levantar durante todo el año se cancelaba acusando que “las actuales condiciones del mercado de los medios en Chile no hacen, por ahora, viable estos desafíos. Las señales económicas para el próximo año no hacen suponer una mejor en el mundo de la publicidad y la televisión, motivos por los cuales los accionistas han decidido aplazar cualquier inversión”.

Los conductores de los distintos espacios de ADN TV -que ya estaban involucrados y trabajando hace meses- eran, entre otros, Mauricio Hoffman, Mirna Schindler y Fresia Soltof. Soltof, quien abandonó sus labores en TVN para sumarse al canal, se perfilaba como la conductora del noticiero de mediodía. Para la periodista las culpas dicen relación con la falta de seriedad a la hora de establecer las proyecciones económicas: “Todos sabíamos que ADN TV era una apuesta. Uno sabe que armar un canal de televisión era súper poco rentable y que se parte con pérdidas, sobre todo con los departamentos de prensa, con la publicidad cada vez más baja. Hicieron una mala proyección del escenario económico y eso pasó por una mala organización y una irresponsabilidad tremenda”.

El 30 de abril de 2015 la plataforma de prensa del canal La Red cerraba sus puertas por plazo indefinido. La decisión no duró mucho y para 2016 el director ejecutivo de la señal, Javier Urrutia, volvió a la carga con la idea de reabrir el departamento en paralelo al de ADN TV, en el cual también estaban involucrados. Con Beatriz Sánchez y Juan José Lavín como rostros ancla la señal prometía dar la pelea a los noticieros de la competencia. Sin embargo, con la caída de ADN TV también fracasó el proyecto de La Red. La liquidez volvía a pasar la cuenta.

Ahora fue el turno de UCV TV. “Nuestras noticias siempre se caracterizaron por presentar al público un producto de calidad, con rigurosidad periodística y por ser un real aporte informativo al país”, señalan en su comunicado. Al parecer con esto no bastó, y el departamento de prensa de otra estación cierra sus puertas.

Con respecto a la situación del canal de la V región, Rodrigo Reyes, periodista y magíster en Comunicaciones, señala que el asunto tiene que ver con los intereses de los propietarios. “Las necesidades de los departamentos de prensa son infinitas.  En general los canales son apoyados por el resto de la parrilla programática. Si no tengo esa parrilla  es difícil pretender que los noticieros se financien por sí mismos.  Lo que pretende el conglomerado que compra el 90% es hacer un negocio, y va a tener la aire los productos que le permitan eso. Si el propietario no quiere tener un noticiero, pasa lo que estamos viendo en UCV. No solo lo saca porque es un costo importante, sino que porque tampoco le interesa. Ellos no quieren competir en pantalla con contenidos, con ideología, con editorial”, afirma el académico.

Con los hitos mencionados sobre la mesa es evidente que los departamentos de prensa se han consolidado como un obstáculo para la estabilidad económica de los canales, quienes no han sido capaces de diseñar programas que contribuyan a financiar el alto precio que cuesta hacer noticias.

Sobre eso, desde el Colegio de Periodistas señalan que la tendencia no es casualidad: “La situación la condenamos tajantemente. El hecho de mantener el derecho de la gente a estar informada no puede ni tiene que depender del financiamiento. Lamentablemente hoy eso es una falacia. De a poco se van quitando los espacios que alimentan la opinión pública. Evidentemente la tendencia constituye una coordinación de los poderes fácticos para que la gente tenga cada día menos espacio para pensar”.

Los departamentos de prensa viven momentos complicados con la agresiva entrada de las plataformas digitales en la disputa de la producción y emisión de contenidos. La poca rentabilidad y los altos costos de mantener vivo un canal o un espacio de noticias ha cobrado ya algunas víctimas y anuncia un futuro incierto y un desafío significativo para los canales vigentes.