Diario y Radio Uchile

Escritorio

Solidaridad con los despedidos

Iván Cardemil |Cartas al Director |Viernes 3 de marzo 2017 8:31 hrs.

Radio-Uchile

Doscientos trabajadores directos han sido despedidos de minera ACF, detrás vienen los indirectos y después el comercio pues ellos tienen que consumir, ocurre en la región que tiene la segunda mayor tasa de desempleo en el país. La razón es el bajo precio del yodo, 17 dólares por kilogramos; a pesar de que Chile produce más del 60 % de lo que necesita el mundo, es incapaz de imponer el precio, que país en el mundo no quisiera tener semejante riqueza y desarrollar una versátil industria., con razón Julián Assange asevero que Chile es más esencial por el yodo que por el cobre.

Hay que recordar que, en el 2010, a raíz del tsunami en las costas de Japón, que asolo las plantas nucleares de Fukushima el yodo se disparó sobre los 60 dólares por kilogramo, esto a raíz de que había posibilidades de que se pudiera expandir el descontrol a los generadores aledaños y las emanaciones se multiplicaran. Cuando el uranio se descompone emite yodo radioactivo y para evitar su daño se suministra a la población tabletas de yoduro de potasio de modo de saturar la glándula tiroides y así evitar absorber yodo radioactivo con lo cual se enferma de cáncer la población. Si bien el yodo radioactivo tiene una vida media de ocho días, sus efectos se notan años después.

Con la peligrosidad anunciada tanto Bélgica como Holanda han adquirido importantes cantidades de pastilla de yoduro de potasio para la seguridad de personas, que habitan en forma aledaña a las centrales nucleares.

En Chile desde sus inicios, hace cien años atrás siempre se ha exportado yodo puro, los únicos avances se han concretado en mejorar su calidad en cuanto a pureza y manipulación, es decir producimos yodo de excelente calidad y no tenemos la capacidad de poder ocuparlo.

Con razón en el The Economist desnuda a nuestros empresarios, solamente les interesa la ganancia fácil, aunque el señor Luksic se moleste, pero y la elite política e intelectual se puede considerar inocente del drama que comienzan a vivir desde esta noche estas doscientas y más familias.

Hay que notar que con la actual Constitución se impide que el Estado pueda desarrollar industrias y solo hay que conformarse con lo que hacen los empresarios, en el caso del yodo han fracasado rotundamente y solamente están expuestos a la voracidad del capital extranjero.

La exportación de materias primas no lleva a ningún buen destino, sucedió con el salitre, sucede con el yodo y el cobre, lo mismo sucederá con el litio ya que a pesar de que millones de chilenos, tengan celulares que funcionen con baterías de litio, jamás se instalará en este país una fábrica de baterías de litio con la actual dirigencia que asola el país.

Más de doscientas familias comienzan marzo con esta encrucijada, vayan para ellos mi solidaridad.

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl