Diario y Radio Uchile

Año IX, 17 de octubre de 2017

Escritorio
Sociedad

Diferencias y similitudes de la lucha feminista en Europa y América Latina

RFI |Miércoles 8 de marzo 2017 8:44 hrs.

mujeres contra la violencia

Las reivindicaciones y las prioridades en este Día Internacional de la Mujer no son las mismas de ambos lados del océano. Mientras en Europa priman los llamados a terminar con la disparidad salarial, en Latinoamérica la lucha es contra el feminicidio y la violencia de género.

Claves: , , ,

Parar este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, a las 15.40, hora de la disparidad laboral. La iniciativa llega a Francia desde la pionera Islandia, tras el éxito, el 7 de noviembre pasado, de la huelga de mujeres.

“El resultado de esta multitudinaria manifestación de las mujeres en Islandia dio lugar a un cambio de gobierno y desde entonces se creó el ‘Ministerio de la igualdad de derechos’, algo inédito en la historia de nuestro país. Desde las manifestaciones el gobierno ha puesto énfasis para más equidad en lo que concierne el derecho laboral”, argumenta Marianna Traustadottir, dirigente de la confederación islandesa del trabajo en Islandia, que vino a París para apoyar el hashtag #8demarzo15h40, el llamado a la huelga internacional de las mujeres.

El llamado es a parar el trabajo a las 15.40 porque según las estadísticas, una mujer en Francia en ciertos sectores gana 26% menos que un hombre que ocupa la misma función y en el mismo horario. Se considera que si una mujer entra a trabajar a las 9 de la mañana y termina a las 5 de la tarde, comienza a trabajar gratuitamente a partir de las 15h40.

La iniciativa reagrupa a varias organizaciones feministas, sindicalistas, laborales, colectivos, organizaciones sociales y estudiantiles. En Francia, el llamado a la huelga lleva 20 exigencias dirigidas a los políticos y a los empleadores: una ley contra las violencias sexista la igualdad de jubilaciones, sanciones reales para las empresas que discriminan, un estatuto para las mujeres refugiadas y migrantes, entre muchas otras más. Entre ellas, el fin de las discriminaciones la protección de las mujeres embarazadas.

“Estamos a poco de las presidenciales y queremos aprovechar para poner las mujeres en el centro del debate, porque ustedes saben muy bien que si las mujeres no hacen nada, y no nos movilizamos ahora, tendremos que esperar 170 años más a este ritmo lento para que la igualdad mujer-hombre sea respetada y no queremos que nuestras hijas y que nuestras nietas y bisnietas se encuentren en la misma situación que las mujeres de hoy”, asegura Sophie Binet, encargada de la igualdad hombre mujer en la Central General de Trabajadores, la CGT.

Las deudas pendientes de América Latina

La huelga laboral, de la que participan 50 países, incluye a América Latina. Sin embargo, el enfoque entre países como Francia y Latinoamérica no es el mismo.

“No se trata desde el feminicidio, desde la violencia de género: es la impresión que tengo llegando. Recién se está hablando en el ámbito académico, se está empezando a hablar un poco de feminicidio, a ponerlo dentro de los debates de género, pero es muy reciente todavía acá en Francia”, afirma la militante feminista Cristina Maye, de Ecuador.

“En Argentina se paró porque nos están matando. No era un tema de diferencias salariales. Que se pare la producción porque nos están matando, porque hay feminicidios todo el tiempo y esto tiene que entrar en la cabeza de la gente. Los patrones tienen que perder dinero para que haya efectivamente una toma de conciencia y acciones al respecto”, asegura Tania Romero, del colectivo Alerta Feminista.

Siete mexicanas son asesinadas cada día, solo un 25% de los casos son investigados como feminicidios. En Argentina desde el principio del año ya van 57 feminicidios o asesinatos violentos por razones de género. Casi uno por día. En Ecuador el panorama es igualmente preocupante.

“La situación en Ecuador es que una mujer cada tres días muere en un feminicidio, que está estipulado en la ley del país”, indica Cristina Mayé, que deplora que los casos asesinatos de mujeres no tienen el debido seguimiento por parte de las instituciones judiciales.

La penalización del aborto y la clandestinidad de la interrupción del embarazo es otro de los aspectos de la lucha de mujeres latinoamericanas en este día.

“En Colombia se calcula que hay alrededor de 400.000 abortos inseguros al año. Esto tiene varios efectos terribles. Por un lado, es imposible calcular el daño que se crea porque son abortos que no se registran: son mujeres afectadas no sólo en su salud, sino también mentalmente”, sostiene Marta Arroyo, directora ejecutiva de la Fundación Profamilia en Colombia.

Arroyo viajó la semana pasada a Bruselas, donde varias organizaciones reunieron 181 millones de euros a favor de los derechos de las mujeres en el mundo y para contrarrestar la política antiaborto del presidente estadounidense Donald Trump.

“En América latina las cifras del embarazo adolescente son realmente alucinantes. Estamos viendo embarazos en niñas a partir de los diez años. Y si no es a través de todo este trabajo colaborativo, de países que tradicionalmente ha sido los abanderados de los derechos de salud sexual y salud reproductiva de las personas, no vemos cómo vamos a poder continuar avanzando”, agrega.