Diario y Radio Uchile

Escritorio
Medio Ambiente

Comunidad de El Durazno denuncia hostigamiento estatal por construcción de tranque

Gonzalo Castillo |Viernes 10 de marzo 2017 11:19 hrs.

La Tranca

El vocero de la Agrupación Ecológica Valle de El Durazno, en la comuna de Combarbalá, acusan que funcionarios del Estado están realizando estudios de manera clandestina para ver la viabilidad de la construcción del embalse La Tranca, el cual aseguran que inundará al pueblo de El Durazno: “El Gobierno no ha presentado un proyecto como corresponde, no se han acercado a la comunidad”, aseguran.

La comunidad de la localidad de El Durazno, comuna de Combarbalá en el región de Coquimbo denunció hostigamiento de parte del Estado de Chile por la construcción del embalse La Tranca, en el río Cogotí, el cual aseguran sus habitantes, significará la desaparición del poblado ya que quedará sumergido por las aguas del tranque.

Gonzalo Gómez vocero de la Agrupación Ecológica Valle de El Durazno, señaló que el Gobierno le ha mentido a los habitantes del lugar señalándoles que no se inundará el pueblo, en circunstancias que ellos tienen documentos que probarían que sí desaparecerá la localidad de concretarse la construcción del embalse.

“El gobierno quiere hacer un embalse, acá en el sector de La Tranca de 46 millones de metros cúbicos, entonces ellos dicen que no se inunda el pueblo de El Durazno, pero las escrituras que tiene la comunidad acá parte el territorio en el sector de La Tranca, entonces eso reclamamos que por qué llegan con tanta mentira diciéndole a la gente que no se va a inundar El Durazno cuando ya con el hecho de que entren a los deslindes ya se está inundando El Durazno, por eso la gente se opone”.

Gómez sostuvo que las compensaciones económicas que plantean desde el Estado son absolutamente insuficientes ya que “en ningún otro lugar vamos a comprar seis o siete hectáreas con lo que ellos ofrecen”.

Además, el vocero de la Agrupación Ecológica Valle de El Durazno criticó que el Gobierno no se haya acercado a conversar con la comunidad sobre la construcción de este proyecto, haciéndola parte del desarrollo y de posibles soluciones a los problemas que han surgido.

“Ellos ahora quieren dar vuelta esos estudios diciendo de que sí es factible, y ahí es donde nosotros nos oponemos al tema porque la realidad de la cosas, lo que ellos nos han dicho a nosotros han sido puras mentiras, en tanto el Gobierno no ha presentado un proyecto como corresponde, no se han acercado a la comunidad. La vez que lo han hecho lo han hecho por vías no agradables para nosotros”.

En este sentido, uno de los últimos roces que los vecinos de El Durazno tuvieron con funcionarios estatales ocurrió esta semana cuando una comitiva de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) y la empresa contratista Typsa, llegó a la localidad para hacer estudios no autorizados por los propietarios de los terrenos, para hacer viable el embalse de riego La Tranca.

Los dueños del terreno preguntaron al grupo de alrededor de 10 personas, por los permisos para entrar a sus predios, ante lo cual, la comitiva que contaba con al menos 5 personeros de la Dirección de Obras Hidráulicas y el dueño de Typsa, la empresa española a cargo de estudios, señaló que contaban con la autorización del Ministerio de Bienes Nacionales, aunque no mostraron ningún papel, ni supieron explicar porqué Bienes Nacionales podría tener injerencia sobre predios particulares.

De hecho los funcionarios se mostraron renuentes a dar sus nombres, y, de acuerdo a los habitantes de El durazno, los trataron “como si fueran ignorantes”, evidenciando “el mismo espíritu que ha caracterizado el accionar del gobierno en este conflicto: prepotencia e incapacidad de escuchar las voces territoriales”, aseguraron.

Finalmente, Gonzalo Gómez señaló que la empresa Typsa tiene hasta mayo para presentar los informes sobre la viabilidad del embalse, pero ante la negativa que ha encontrado de parte de los propietarios de los terrenos en donde se pretende instalar el tranque, no ha podido hacer su labor, por lo que es probable que pida una prórroga. Mientras los habitantes de El Durazno continuarán con su lucha para ser escuchados por el Estado.