Diario y Radio Uchile

Año IX, 18 de noviembre de 2017

Escritorio

UDI: Mentiras y venganza

Enrique Villanueva |Cartas al Director |Viernes 17 de marzo 2017 8:44 hrs.

Radio-Uchile

Señor Director:

Nuevamente la UDI, el partido Pinochetista, que defiende a ultranza la dictadura cívico militar, se lanza al ataque, necesitan limpiar su imagen antes de las elecciones presidenciales y la de sus principales cabecillas y dirigentes, procesados en la justicia por corrupción. En paralelo, se autoproclaman defensores de los derechos humanos, con el objetivo de presionar a la justicia para liberar a los criminales presos en Punta Peuco, procesados y condenados por crímenes de lesa humanidad.

En una estrategia desesperada como mentirosa, se lanzan a la ofensiva como perros hambrientos de venganza, utilizando, nuevamente y sin pudor, el homicidio de Jaime Guzmán (1991). Un caso cinco veces reabierto, por presión de la UDI, cinco veces investigado y que aun, a pesar de ello, siguen alegando una supuesta impunidad, menospreciando el papel de la justicia, la que ha obrado y jugado su papel en el mismo.

Esta vez, el diputado UDI, Issa Kort viajo a Washigton a una reunión con el Vicepresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, su objetivo, lograr una solución amistosa con Argentina para obtener la extradición de Sergio Galvarino Apablaza, ex dirigente de FPMR. Acusandole a priori, forzando al tribunal internacional, al gobierno Argentino y a la justicia, de la misma manera que lo hicieron conmigo, en el año 2010, para que se le condene, violentando la presunción de inocencia y todo lo referido a un juicio justo, tal cual lo establece  la Convención Americana de Derechos Humanos.

Como lo denunciamos en su momento, fui juzgado y condenado, alegando mi supuesta participacion en el asesinato de Guzmán, por una acusación extrajudicial fabricada por el abogado de la UDI[1] en acuerdo con Mauricio Hernández Norambuena, un ex militante del FPMR, condenado por el crimen del senador Jaime Guzmán en Chile y preso en Brasil por la comisión de delitos comunes. Ofreciéndosele a cambio de sus declaraciones, la compensación de rebajarle la condena y extraditarlo a Chile.

Una trama sórdida cuyo objetivo fue que me inculpara en la decisión que el y un pequeño grupo de militantes, sin conocimiento de la DN  del FPMR, tomaron para asesinar a Jaime Guzmán. En ese momento, 2010, yo era el único ex dirigente del Frente que vivía en Chile con domicilio conocido, desarrollándome laboralmente como Académico en la Universidad  de Los lagos.

Debo recordar que esta trama delictual, para involucrarme en tal delito, conto con el apoyo del gobierno de la época, el primer gobierno de derecha después de la dictadura, cuyo ministro del interior era un militante UDI y, con Chilevisión, cuando aún era de propiedad del señor Sebastián Piñera. Transmitiendo por primera vez, en la historia, por televisión, una delación compensada, para intentar transformar de manera cobarde, una mentira en una verdad judicial.

Posteriormente se vincularon a esta confabulación una serie de falsos testigos cuyos testimonios, sin prueba alguna, se consideraron como validas para condenarme. Entre ellos, un torturador, el ex comisario de la Policía de Investigaciones, Jorge Barraza, asesor de la UDI. Procesado por torturas y el asesinato de militantes de la izquierda (MIR) en la Academia de Guerra Aérea (AGA), el lugar en el que fui encarcelado y torturado, junto a un grupo de Oficiales y Suboficiales quienes nos opusimos al golpe cívico militar en 1973.

Otro falso testigo fue un delincuente con nutrido prontuario policial, Humberto Lopez Candia, condenado entre otros, por asesinato y por enviar una carta bomba a la Embajada de Estados Unidos en el año 2001. Al cual se le agrega el falso testimonio, fabricado por el tortutrador Barraza, de una ciudadana francesa Enmmanuelle Verhoeven.[2] a quien este señaló como dirigente del FPMR, transformandola en una  testigo clave, a pesar de que este testimonio, como la declaracion publica de Hernandez Norambuena, nunca fueron hechas ante un tribunal o ante la Policia de Investigaciones.

Asi fui juzgado y condenado, utilizando todo el poder del Estado en mi contra, con la derecha y la UDI como gobierno, cuyo objetivo, mas que buscar justicia, fue meter en la carcel a un dirigente del FPMR, inculpandome

[1] Luis Hermosilla Osorio, el año 2010, viajó a Brasil a visitar en la cárcel a Mauricio Hernández Norambuena, condenado por el crimen del senador Jaime Guzmán, para pactar la declaracion que ste hizo por TV.

[2]  HYPERLINK “http://www.eldesconcierto.cl/2016/12/28/marie-emmanuelle-verhoeven-niega-ser-la-comandante-ana-mi-caso-es-una-mentira-historica/” http://www.eldesconcierto.cl/2016/12/28/marie-emmanuelle-verhoeven-niega-ser-la-comandante-ana-mi-caso-es-una-mentira-historica/

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl