Diario y Radio Uchile

Año IX, 26 de septiembre de 2017

Escritorio
Economía

Estudio de Cenda asegura que Chile está entrando en recesión

Gonzalo Castillo |Domingo 19 de marzo 2017 14:11 hrs.

Recesión

En el seminario “¿Chile está en recesión?”, organizado por Cenda, los economistas Hugo Fazio y Manuel Riesco presentaron un estudio basado en las cotizaciones previsionales de los asalariados chilenos y que demuestra que desde agosto de 2016 el número trabajadores en esta condición se ha estancado o reducido, “lo cual sugiere que la economía está entrando en recesión”.

Claves: ,

El Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda) presentó el panel titulado “¿Chile está en recesión?”, con las exposiciones de los economistas del centro Hugo Fazio y Manuel Riesco, en el cual abordaron la situación económica chilena y las acciones que está llevando a cabo el gobierno para contrarrestar las dificultades.

A partir del estudio de las cotizaciones de AFP “que constituyen un censo mensual de la actividad de la fuerza de trabajo real y concreta, reflejada en diez millones de cuentas de afiliados activos en las AFP, identificados con RUT, nombre y apellido”, en Cenda han detectado que desde agosto de 2016, la cantidad de trabajadores asalariados se ha estancado o reducido.

El problema es que, de acuerdo a la evolución histórica del Índice de Actividad Económica Interna de Cenda (Imacei-Cenda), cada vez que se registran más de tres meses de estancamiento o reducción de la cantidad de asalariados en nuestro país, ha coincidido con el inicio de una recesión económica.

Este mismo escenario se verificó en 1998, durante la llamada Crisis Asiática, luego en 2000 con la crisis de las empresas .com y luego en 2008, con los embates de la crisis subprime de Estados Unidos en nuestro país, y ahora, desde mediados del año pasado.

“La disminución en agosto del 2016 de los asalariados ocupados, como proporción de la población de 16 años y más, y su estancamiento en septiembre, octubre y diciembre, gatilló cuatro veces el indicador de contracción económica IMACEI-CENDA en los últimos cinco meses, lo cual sugiere que la economía está entrando en recesión”, señala desde Cenda.

En conversación con Radio y Diario Universidad, el economista de Cenda Manuel Riesco, refrendó este escenario y aseguró que existe esta correlación nítida entre la baja del empleo asalariado, en la población mayor de 16 años, y la posibilidad de que se presente una recesión económica en el horizonte cercano.

“La proporción de chilenos en edad de trabajar ocupado, con empleo asalariado, en lugar de crecer ha disminuido. O sea, para mantener el empleo constante necesitas crecer, al menos en empleo, lo mismo que crece la población mayor de 16 años, sino estás mal. De hecho, hay una correlación muy grande que cuando empieza a caer el empleo como proporción de la población de 16 años y más, resulta que en todas las ocasiones anteriores en que eso ha caído, ha habido, rápidamente, recesión”.

En tanto, Hugo Fazio, director de Cenda, hizo énfasis en la necesidad que el Estado implemente políticas anticíclicas para reactivar la economía, sin embargo desde el Ministerio de Hacienda se ha hecho todo lo contrario contrayendo el gasto público, cuestión que podría agudizar el panorama económico chileno en el mediano plazo.

“Este trimestre va a ser particularmente bajo, todo lo indica así. Pero ya venía bajo desde el trimestre anterior, entonces puede definirse como quiera la palabra recesión, pero el cuadro dela economía es recesivo. Del punto de vista de política anticíclica, la clave es el Estado. El Estado es el gobierno y el Banco Central. Del punto de vista de las políticas públicas es aumentar el gasto público, pero tenemos un gobierno que está ajustando el gasto público, no lo está disminuyendo sino que está haciendo que crezca menos, y aplica una serie de medidas en ese sentido”.

Finalmente, Hugo Fazio aseguró que Chile tiene reservas en el exterior por más de 20 mil millones de dólares, las cuales puede utilizar para aumentar el gasto público, a pesar del discurso permanente del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, que se niega a expandir el gasto aduciendo que los fondos del Estado están al límite debido a la baja de los precios de las materias primas.