Diario y Radio Uchile

Año IX, 18 de noviembre de 2017

Escritorio
NacionalSalud

Interventor de Masvida plantea prorrogar “corralito” de afiliados

Gonzalo Castillo |Lunes 20 de marzo 2017 20:27 hrs.

Masvida3

En la comisión de Salud de la Cámara, Robert Rivas señaló que la isapre no estaría en quiebra, por lo que es necesario que sus afiliados se mantengan en ella para mantener su fuincionamiento. No obstante, diputados señalaron que esto debiese ir de la mano con un congelamiento en el precio de los planes de salud ya que lo contrario sería “un castigo en el suelo” para sus clientes.

Claves: , , ,

El 30 de marzo es la fecha de término del “corralito” que decretó la Superintendencia de Salud en la isapre Masvida y que, en la práctica, significa impedir a sus afiliados poder abandonar la cuestionada prestadora de salud que se encuentra en serios aprietos financieros.

Sin embargo, este lunes desde la comisión de Salud de la Cámara surgió la posibilidad de prorrogar esta cautividad de los clientes de Masvida, ya que según el diputado del PS e integrante de la instancia José Luis Castro, el interventor de la isapre, Robert Rivas, les entregó antecedente que reflejarían que la institución no estaría en quiebra.

Justamente, el administrador provisional de Masvida dijo que la situación es complicada, que se evalúa la extensión del corralito y un potencial aumento en los planes de salud pero que no hay una decisión al respecto, pero que se requieren recursos frescos. “Está en evaluación, en las condiciones actuales se ve difícil, pero está en evaluación, la existencia de la restricción de las desafiliaciones es una situación complicada, pero no está tomada todavía la decisión. Lo que requiere esta institución son recursos frescos”.

El parlamentario del PS señaló que Masvida puede salvarse en la medida que tenga un socio estratégico que salde sus deudas, pero para ello necesita que sus afiliados permanezcan en la isapre, es decir prorrogar el “corralito”, no obstante el diputado del PS fue enfático en señalar que esto debe ir amarrado a un congelamiento del precio de los planes de los clientes.

“De ser así, todos hemos entendido que esa buena noticia significa prorrogar, eventualmente, el corralito es decir si se va a salvar, lo lógico es impedir la fuga, y por lo tanto si se dan esas condiciones positivas para la institución lo deseable es que permanezcan dentro de la institución los afiliados, y no que emigren. Sería un castigo en el suelo que los afiliados que lo nos afiliados no sólo no tuvieran posibilidad de moverse a otra isapre, sino que además les suba el precio del plan, y si esta isapre se caracterizó se caracterizó por muchos años por no reajustar los precios, con mayor razón, en una condición de fragilidad y de debilidad como hoy día, sería un doble castigo el aumentar los precios de los planes a quienes obligadamente están adentro, porque no tienen opciones de elegir”

Por su parte, la ministra de Salud Carmen Castillo señaló en su intervención de la sesión de la comisión de Salud que una reforma al sistema de isapres no habría cambiado la situación de Masvida, y añadió que llevar a cabo una transformación del sistema de salud privado no está contemplada durante lo que resta de gobierno porque se trata de una intervención amplia que implica cambios también en el sistema público.

“No tiene que ver con la situación de Masvida, porque este es un problema de la gestión, no se habría podido cambiar la situación de Masvida por una reforma, sí este gobierno está trabajando en las tres reformas que sí se comprometió que son la de Educación, la Tributaria y la Constitucional. La de Salud no estaba dentro de las posibilidades de ejecutar por lo amplio que es, y para nosotros es muy importante destacar que cuando se hizo todo el análisis -lo hemos dicho en más de una oportunidad- la reforma al sector privado implica también intervenir ámbitos muy importantes para el sector público de salud, por lo tanto es más amplio de lo que uno pudiera haber podido efectuar”.

Finalmente, se informó que Masvida ha logrado regularizar el pago de 13 mil millones de pesos en deudas que mantenía con prestadores de salud y proveedores, con el objetivo de mantener vigentes los convenios con clínicas y hospitales, para que sus afiliados puedan atenderse sin problemas.

Si bien se ha planteado que la deuda total de la isapre alcanza los 96 mil millones de pesos, este monto debe aún aclararse, mientras que el administrador provisional señaló que sólo se cancelarán entre un 30 y un 35 por ciento de las deudas totales ya que no hay recursos para cubrir más gastos.