Diario y Radio U Chile

Año XI, 11 de noviembre de 2019

Escritorio

“Convención Constitucional”: el mecanismo de la Presidenta para cambiar la Carta Magna

Sorpresa y confusión generó el anunció de la presidenta de la República, quien propuso una “Convención Constitucional” para reformar la actual Carta Magna. La reforma dista de la idea inicial en donde se proponían cuatro alternativas, entre ellas, la Asamblea Constituyente. Desde la oposición anunciaron que rechazarán la iniciativa legal.

Montserrat Rollano

  Lunes 3 de abril 2017 21:31 hrs. 
asamblea-constituyente-nueva-constitucion

Se esperaba que el debate en torno al proyecto que reforma el capítulo XV de la Constitución firmado este lunes por la mandataria, estuviera puesto en el alto quorum requerido para su aprobación. Sin embargo para la sorpresa de parlamentarios y dirigentes de los partidos oficialistas, la Mandataria anunció que será una “Convención Constitucional” el mecanismo propuesto para reformar la Carta Fundamental.

Hasta el momento mismo de que en La Moneda se revelara el contenido del proyecto, se presumía que en él se ratificaría la necesidad reunir 2/3 de los votos de cada cámara para aprobar el cambio al texto, pero también que se propondría que el Congreso definiera el mecanismo para la redacción, la que podía ser desde una decisión únicamente parlamentaria, hasta una asamblea constituyente.

Por eso, cuando se destacó que una vez que 2/3 de los parlamentarios aprobarán modificar la actual Constitución, y el paso siguiente sería convocar a una Convención Constituyente, el anuncio causó sorpresa e, incluso, molestia.

¿Cómo funciona el mecanismo?

En primer lugar, el actual Congreso deberá aprobar –con un quorum de 2/3 de los diputados y senadores- la reforma constitucional para convocar a una Convención Constitucional. Luego, se enviará una Ley Orgánica Constitucional para regular la convocatoria a la Convención por parte del Congreso, la forma de integración de la misma, su organización, funciones y atribuciones.

A juicio de la Mandataria, una de las ventajas de su opción es que no limita ningún tipo de composición, toda vez que queda abierto al debate de fondo y forma.

El tema generó dudas en el oficialismo. Para la presidenta del Partido Socialista, Isabel Allende, es necesario tener más claridad respecto del mecanismo propuesto por el Gobierno. La senadora se mostró sorprendida por el anuncio, pese a haber participado de la instancia de coordinación habitual de los lunes entre el Gobierno y los partidos. “Tengo mis dudas. Me gustaría verlo en detalle porque yo siempre me había quedado con lo que inicialmente se había hablado de que en caso de aprobarse la reforma al capítulo XV habrían cuatro mecanismos y habría que pronunciarse sobre esos cuatro mecanismos”.

En tanto, el presidente del Consejo Ciudadano de Observadores, Patricio Zapata si bien reconoció no conocer en detalle la normativa, valoró que esta reforma se haya planteado “con las actuales reglas constitucionales”.

“Una cosa es el impulso presidencial y otra cosa es que en el debate parlamentario van a surgir distintas alternativas (…) a mí me parece que como inicio de la conversación esta es una forma de hacerlo porque tú estás diciendo estamos cumpliendo con las actuales reglas constitucionales, la discusión se produce en el Congreso, y luego, una vez que el Congreso lo apoye tenemos un mecanismo especializado que se dedica a estudiar el proyecto de Constitución”.

A juicio de la vocera del movimiento Marca AC, Javiera Parada, con la propuesta del Ejecutivo se da inicio a un debate cuyo escenario será el Parlamento, por lo que las posibilidades están abiertas. Sin embargo, reconoció que su conocimiento sobre el tema se basaba en “lo que había escuchado”.

Desde la oposición, recalcaron que con esta iniciativa el Gobierno sólo genera incertidumbre, improvisación, y división, ya que “ni siquiera son capaces de ponerse de acuerdo en la Nueva Mayoría en una propuesta”.

En ese sentido, el senador de Renovación Nacional, e integrante de la comisión de Constitución Alberto Espina, aseguró que no apoyarán una iniciativa legal “que se hace sin contenido, y sin que se sepa qué es lo que el Gobierno quiere cambiar”.