Diario y Radio Uchile

Año IX, 22 de octubre de 2017

Escritorio
NacionalPolíticaSociedad

Denuncian “lamentable espectaculo” televisivo por cobertura en casos de violencia hacia las mujeres

Tania González |Sábado 15 de abril 2017 14:44 hrs.

violencia contra las mujeres

Periodistas y expertos en comunicaciones cuestionaron el rol de los medios de comunicación por el “lamentable espectáculo” que han dado en su cobertura a un caso relacionado con violencia de género. Esto, luego del juicio oral que protagoniza Nabila Rifo, pero también por nuevos programas relacionados con la materia.

Claves: , , ,

El trágico femicidio frustrado del que fue víctima Nabila Rifo se transformó para los canales de televisión nacional en una oportunidad de desarrollar transmisiones exclusivas. Los días 23, 24 y 30 de marzo fueron especiales para los noticieros matinales de televisión que interrumpieron su programación con el propósito de informar lo que sucedía en tribunales y recoger declaraciones.

Así, se observó a Chilevisión con su matinal “La Mañana” liderar en rating a fines del mes pasado, con 5,8 puntos, superando por décimas a Mega y Canal 13, y por más de 2 puntos a TVN.

Entre las “novedades” del programa conducido por Carolina de Moras y Rafael Araneda, se apuntó un contacto telefónico con Nabila Rifo, quien dio pormenores del ataque propinado por su ex pareja.

En la misma línea, recientemente Canal 13 en su matinal “Bienvenidos” dio a conocer detalles de las declaraciones del ginecólogo que examinó a la mujer agredida para resolver acerca de un posible abuso sexual. La exposición provocó una campaña liderada por la Red chilena contra la violencia hacia las mujeres que, sólo el día de la emisión, logró más de 500 denuncias ante el Consejo Nacional de Televisión. La presión de la opinión pública terminó con la salida del director del matinal, Pablo Manríquez.

En este contexto, el Colegio de Periodistas afirmó que la exhibición pública del testimonio de una víctima puede significar un nuevo atropello a su dignidad a través de un “lamentable espectáculo.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, la presidenta del gremio, Javiera Olivares, aprueba y da como ejemplo, el actuar de la editora de TVN, Paula Ovalle, a la hora de emitirse en directo la entrevista de una cercana al inculpado.

“En el momento que había alguien validando o justificando este tremendo femicidio frustrado que hemos conocido, prefirió cortarla en cámara cuando ello podía significar un alza en el rating. Uno esperaría que ni siquiera tuviéramos que llegar a esto, ojalá estos entrevistados no tuvieran acceso a la televisión” afirmó.

Javiera Olivares además enfatizó en que los canales de televisión son empresas que generan los marcos donde se da el debate público y por ende, en su opinión tienen un rol social al igual que el ejercicio del periodismo.

“Juego comercial” 

Otra polémica se suscitó en el canal vinculado al Grupo Luksic, desde donde tuvieron que dar explicaciones por la búsqueda de casos de víctimas de violencia para un nuevo proyecto de su parrilla programática.

La respuesta fue que erróneamente se clasificó como casting en el sitio web, lo que habría producido una mala interpretación de los objetivos que como canal persiguen al explorar un tema de importancia para la sociedad chilena.

No obstante, la discusión para la periodista y académica de la Universidad Diego Portales, Mónica Maureira, tiene que ver con el uso indiscriminado de la imagen, de la información y de matizar los discursos cuando es claro quién es la víctima.

“No es admisible que un periodista que esté cubriendo casos sobre terrorismo no se informe respecto de cuáles son los ribetes y el impacto que tiene el tema. Entonces, por qué no podemos ser igualmente críticos de que los medios y los periodistas no estén cabalmente informados respecto de cómo funciona la discriminación y la violencia contra las mujeres” cuestionó la periodista.

En relación al tema, el magíster en comunicación política y académico del Instituto de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, Claudio Salinas, apuntó al relato que se construye en la televisión, sus relaciones con la realidad y los límites de lo que se puede mostrar.

“Por un lado hablamos de las mujeres y defendemos las posiciones que hoy están tomando respecto al patriarcado, pero por otro las castigamos y las censuramos conservadoramente. La televisión en su juego comercial opera contradictoriamente, lo que no es muy distinto a las contradicciones que tiene el chileno promedio” sostuvo.

Al respecto también se refirió la doctora en derecho público y profesora de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Pompeu Fabra, Patsilí Toledo, quien lamentó que el atractivo mediático sea la violencia contra las mujeres y con ello, se persiga obtener mayor sintonía.

“Por qué no quieren hacer un programa invitando a hombres que sean agresores y a ellos ponerlos en cuestión. En cambio, quienes están sufriendo la violencia están siendo de nuevo puestas en tela de juicio para ser cuestionadas en un programa de televisión” señaló la académica.

Luego de diversas denuncias al Consejo Nacional de Televisión, la Ministra de la cartera de la Mujer, Claudia Pascual, convocó a los medios de comunicación para que condenen y no naturalicen ni justifiquen este tipo de hechos que, día a día, suman víctimas a lo largo del país.

En tanto, la molestia de los televidentes, de las autoridades y la propia autocrítica de Canal 13, parecen no instar en el medio a una acabada reflexión, pues actualmente está convocando en su sitio web a otro casting. “Si eres extranjera y eres audaz participa en un nuevo programa” es como invitan a las mujeres inmigrantes a inscribirse en un formulario que por cierto, incluye color de pelo, color de ojos, peso, estatura y cuentas de Instagram.