Diario y Radio Uchile

Año IX, 26 de septiembre de 2017

Escritorio
EducaciónNacionalPolítica

Fin al CAE: La promesa por la que la Cámara aprueba legislar sobre Educación Superior

Gonzalo Castillo |Lunes 17 de abril 2017 21:33 hrs.

Cámara

Luego que el Gobierno comprometiera el fin del Crédito con Aval del Estado, el PC accedió a visar la idea de legislar la Reforma a la Educación Superior, sumándose al resto de la Nueva Mayoría, pese a que en la Comisión, Camila Vallejo se abstuviera. En tanto, la UDI anunció que llevaran parte del texto a que se dirima en el Tribunal Constitucional.

La sala de la Cámara de Diputados aprobó la idea de legislar en general el proyecto de Reforma a la Educación Superior, esto luego que la ministra de Educación, Adriana Delpiano, comprometiera el término del Crédito con Aval del Estado (CAE) a fines de 2018, el que será reemplazado por un nuevo sistema de financiamiento por definir.

Recordemos que este proyecto fue rechazado la semana pasada en la comisión de Educación luego que la diputada del PC Camila Vallejo se abstuviera en la votación, justamente porque a su juicio el proyecto no involucraba el fin del CAE.

Sin embargo, durante la jornada el gobierno a través de los ministros Delpiano, Nicolás Eyzaguirre de la Secretaría General de la Presidencia y Paula Narváez de la Secretaría General de Gobierno, lograron comprometer el apoyo de las bancadas de la Nueva Mayoría para asegurar la aprobación de la iniciativa en general, y no arriesgar que la reforma se cayera y no pudiera ser presentada hasta el próximo año.

La diputada Camila Vallejo destacó en su intervención en la Sala que el compromiso del gobierno para eliminar el CAE fue determinante para cambiar de parecer, y ya antes de que se diera inicio a la discusión de este proyecto, anunció que el PC aprobaría la iniciativa, ya que no sería su partido “el que cause el rechazo de la Reforma”.

En su intervención, la parlamentaria por La Florida aseguró que de no abordarse el CAE, la reforma solo se haría de forma “parcial”, para lo cual no estaban disponibles, no solo “por el carácter de fondo que tiene el abordar este problema, sino porque ya había sido un compromiso del gobierno, de la Nueva Mayoría”.

Desde la derecha plantearon que no se entiende qué fue lo que cambió durante el fin de semana que ahora la Nueva Mayoría sí va a aprobar el proyecto, luego que la semana pasada se rechazara la iniciativa en la Comisión.

La diputada de la UDI María José Hoffmann criticó duramente la decisión tomada particularmente por la diputada comunista con su cambio de postura: “A los diputados (Giorgio) Jackson y (Camila) Vallejo: no les creo su puesta en escena. Más me huele a una coreografía añeja de la vieja política, aparecer en contra para no sufrir los costos políticos, que sí pagarán el resto de los diputados de la Nueva Mayoría”.

En tanto, el diputado de la DC Mario Venegas hizo un llamado a la unidad al interior del oficialismo a la hora de votar el proyecto, además de pedir disculpas cuando criticó duramente a los diputados que votaron en contra la comisión la semana pasada. “Pido disculpas, pero ahora pido unidad, con la misma fuerza y convicción pido unidad para que no defraudemos al país y lo hago desde la autoridad de haberme dedicado con pasión, con dedicación a este tema por años, no en la improvisación de quienes creen saber de educación, y con el mayor de los respetos, están pauteados y repiten eslóganes que no tienen fundamento ninguno”.

La ministra de Educación señaló que luego del debate democrático el proyecto saldrá fortalecido”, proyectando la discusión de la iniciativa nuevamente en la comisión de Educación.

Sin embargo, la UDI a través del diputado Jaime Bellolio, anunció que llevarán algunos artículos de este proyecto al Tribunal Constitucional, tal como lo han hecho con otras de las reformas consideradas estructurales por el gobierno de la Nueva Mayoría.

Claves del proyecto:

El proyecto de ley se basa en cinco ejes fundamentales:

1) Creación y fortalecimiento de la institucionalidad del Sistema de Educación Superior: El proyecto crea la Subsecretaría de Educación Superior, órgano rector del sistema y encargado de proponer y ejecutar las políticas de educación superior; y la Superintendencia de Educación Superior, órgano fiscalizador del cumplimiento de la legislación aplicable.

2) Aseguramiento de la calidad y resguardo de la fe pública: La indicación sustitutiva aborda la elevación de los estándares y exigencias de los procesos de acreditación que, hasta ahora, no son obligatorias.

3) Fortalecimiento de la formación técnico-profesional: El proyecto de ley incorpora normas específicas para la evaluación de su calidad, distintas de las que se aplican a la educación universitaria. Además, se crea un Comité Técnico Profesional que deberá validar los instrumentos que se utilizan para medir aprendizajes y habilidades.

4) Gratuidad en la educación superior: La indicación sustitutiva se enfoca en la regulación del financiamiento de la gratuidad, sin abordar temas relacionados con el financiamiento basal de las instituciones. Para ello establece que la Subsecretaría de Educación Superior determinará el nuevo valor de los aranceles,, los que considerarán elementos como la estructura curricular, la calidad y tamaño de las instituciones y si estas se encuentran en regiones o no. Además, se consagra la política de gratuidad en un régimen permanente.

5) Prohibición efectiva del lucro: La indicación sustitutiva introduce la prohibición de que las instituciones estén controladas por entidades con fines de lucro.