Diario y Radio Uchile

Escritorio

Solidaridad y contrapunto

Horacio Campos |Cartas al Director |Martes 18 de abril 2017 18:44 hrs.

Radio-Uchile

Señor Director:

Toda mi solidaridad y apoyo a nuestro director de la Radio Juan Pablo Cárdenas, que en su historia, en su práctica cotidiana y en sus actos, no ha hecho y hace otra cosa que mostrar su consecuencia, su lealtad a la ciudadanía, su ética y moral transparente; especialmente  en estos tiempos, donde nos invade la corrupción política, la falta de probidad, el oportunismo y la desfachatez de quienes dicen ser líderes de opinión y no son capaces de ser consecuentes entre el pensar, el decir y el hacer.

La Radio y su línea editorial  marcan uno de los pocos, o casi el único medio que no tiene compromisos (de verdad y real) con empresas, corporaciones financieras e instituciones multinacionales que pauteen sus líneas periodísticas o sus principios éticos y morales, además, de estar siempre al lado de la ciudadanía y de los más necesitados.

Sabido es que esta actitud del director de nuestra radio y de toda la institución universitaria, molesta e irrita enormemente a quienes sustentan el poder y a quienes están a la cabeza de la corrupción política, de las colusiones y de las estafas más grandes de la historia de Chile en contra de la mayoría de los chilenos; por tal razón, no escatiman esfuerzos en buscar cualquier subterfugio que permita crear las condiciones para intentar acallar a la Radio y a su Director, buscando incluso la posibilidad de hacer desaparecer este único medio de comunicación que nos llena de esperanza a todos quienes buscamos y luchamos por un país mejor, más justo y menos desigual.

Más allá de las justas y legítimas diferencias que en algunos momentos pudieran existir en ciertos análisis o lectura de tal o cual realidad; cualquiera que se preste hoy día para intentar destruir a la Radio, a su personal o a su Director, no hace otra cosa que prestarse para el sucio juego de los poderosos que en este país, lo único que han logrado e impulsado, ha sido la desilusión de la ciudadanía en la política, la indiferencia y la apatía en la participación social de un altísimo porcentaje de la población, que lamentablemente ha optado por abstenerse a participar y se han alejado totalmente de la actividad y responsabilidad de decidir sobre los destinos de nuestra nación.

Mis mejores deseos de éxito al Director Juan Pablo Cárdenas y a todo su equipo, esperando que puedan desenmascarar cualquier maniobra mal intencionada, venga de quien venga, para así poder continuar con vuestra valiosa y excelente labor de informar y opinar sobre los acontecimientos de nuestro país.

Vamos al contrapunto:

Durante un largo tiempo, hemos venido denunciando no solo la corrupción política, las colusiones y la enorme hecatombe de destrucción de la credibilidad ciudadana en sus autoridades, sino también el proceso de mimetización entre la Derecha y la Nueva Mayoría en cuanto a la defensa y sustentación del modelo económico heredado de la Dictadura junto con su Constitución y toda su estructura. Este análisis nos ha llevado a identificar a dichas fuerzas políticas, como el Duopolio.

Hemos criticado y cuestionado profunda y transparentemente la dispersión de la izquierda extraparlamentaria, la falta de unidad y los intereses mezquinos que no han permitido hasta hoy, llevar adelante un proyecto de reconstrucción de esa izquierda consecuente y que le pueda ofrecer al país un camino distinto. También hemos sido implacables en denunciar los apetitos personales de candidatos que no han hecho otra cosa que buscar una satisfacción personal en el impulso de candidaturas individuales y obsesivas, (Marco, Marcel y otros) logrando con ello un tremendo daño a cualquier proyecto unitario de la ciudadanía desencantada.

Tal ha sido el avance de nuestra “indignación” y de sentirnos identificados con los millones de “abstenidos”, que incluso hemos llegado a mencionar la posibilidad que frente a una no existencia de alternativa al duopolio, frente a un panorama lleno de “lo mismo”, estaríamos considerando legitima la abstención mayoritaria o anulación masiva en una futura elección presidencial y parlamentaria.

Muchas más serian las pruebas y los hechos que conforman la consecuencia de la Radio y su Director frente a todo este panorama doloroso y altamente riesgoso que vive nuestro país, donde nada nos asegura que no sigamos cayendo en la destrucción definitiva e irrecuperable, de una moral y una ética que caracterizó a nuestra sociedad y nuestros dirigentes hasta antes del 11 de septiembre de 1973, donde sin hacer apología de la perfección humana,  la consecuencia entre el pensar, el decir y el hacer, se hacia presente mayoritariamente en nuestra vida social y política.

También seriamos mezquinos si no somos capaces de reconocer que existen hoy día, distintos grupos, movimientos, fuerzas e individuos, que venimos haciendo un esfuerzo por lograr algún avance en la construcción de una alternativa que justamente responda a todo ese vacío existente y a esa falta de horizonte en la lucha popular y consecuente. El incipiente nacimiento del Frente Amplio, es hoy justamente ese esfuerzo y ese intento de avanzar en esa dirección.

El ingreso al Congreso de cuatro dirigentes estudiantiles que emblemáticamente marcaron historia en las luchas del 2011, querámoslo o no, incorporo una dinámica nueva y distinta en la institucionalidad parlamentaria; sabido es que el grupo de jóvenes no siguieron un mismo derrotero unitario y vanguardista; por un lado las dos parlamentarias del PC y por otro, Jakson de RD y Boric del MA. Sabido y conocido es la línea política actual del Partido Comunista y su participación en el duopolio, cuestión que de una u otra forma, desdibujo y debilito la presencia de estas dos parlamentarias en las disputas políticas, más allá de pequeños destellos de intervenciones, que en algunos casos han rayado cercano al populismo, además que su incidencia en la dinámica política formando parte de la Nueva Mayoría las ha llevado a perder credibilidad y legitimidad en sus adeptos iniciales.

Distinto ha sido la situación de Jakson y Boric; donde por un lado, han sido tajantes, consecuentes y ofensivos en denunciar al duopolio y todo lo que eso contiene. Su imagen y liderazgo, han sido influyentes en la creación del Frente Amplio, pero con alegría podemos decir que el proceso de participación de muchos otros grupos, movimientos y partidos, por pequeños que sean, han permitido ir despersonalizando dicho proceso, aunque muchos medios interesados en denigrar y sabotear esta alternativa, sigan insistiendo que el Frente Amplio es de propiedad de estos dos dirigentes. Su participación, su influencia y su liderazgo, no puede ser desconocido, pero el proceso democrático vivido, no sin defectos, ha sido y está siendo inédito en las últimas décadas de construcción de fuerzas políticas, especialmente en post dictadura donde la estructura social y política quedo tremendamente destruida, dañada e infectada.

Para dar a conocer algunos de los pasos realizados en este proceso, permítanme entregar algunos elementos para su mayor comprensión.

Aproximadamente en enero del 2016, se inicio un proceso de conversaciones entre algunos dirigentes sociales y con la participación del diputado Jackson de RD que junto a esta iniciativa, tomaban la decisión de abandonar su participación en la Nueva Mayoría, desvinculándose de su trabajo en el Ministerio de Educación.

A mediados de ese mismo año, se produjeron otros encuentros con la participación de Jackson y Boric junto a otros dirigentes sociales y políticos. Finalmente, a posterior de cientos de encuentros de todo tipo y con distintas fuerzas, incluyendo incluso al Partido Liberal con Mirocevich. En esa ocasión, se considero la posibilidad real de emprender un camino propio electoral donde surgieran algunas opciones de candidaturas presidenciales y parlamentarias. En ese momento, se pusieron dos principios básicos e irrenunciables para la participación en ese incipiente proceso de construcción de ese Frente Amplio.

Primero, se determinaba que ninguna fuerza o individuo que tuviera algún vínculo económico con empresas o instituciones financieras; y más aun, que existiera algún mínimo evento ligado a colusiones o actos de corrupción, no podía ser aceptado en el Frente Amplio.

Segundo, en base a una caracterización del “duopolio”, se optaba por una definición política de romper todo vínculo con la Nueva Mayoría y por lo tanto, sus integrantes deberían ser consecuentes con esa definición.

Durante el proceso acelerado de construcción del Frente Amplio, se comenzaron a sumar distintos grupos, movimientos y partidos. Entre ellos, el partido PAÍS con el liderazgo del senador Navarro se acerco a dicho proceso, haciéndolo desde sus inicios con la presentación de su candidatura presidencial. El Frente Amplio, con sus instancias colectivas; y no por un simple veto del diputado Boric, como se señala mal intencionadamente en algunos medios, se decidió que el partido PAÍS podía incorporarse pero sin pre-candidatura, ya que ese proceso estaba recién comenzando. En ese momento, si se pensaba en una posible primaria para definir una candidatura, era obvio que el Sr. Navarro estaba entrando con privilegios y ventajas que no eran legítimas y en igualdad de condiciones con otros posibles candidat@s, en esas condiciones, era lógico pensar también que dicha primaria carecería de seriedad y credibilidad. Algo parecido ocurrió con algunos sectores del PRO que intentaron acercarse a este proceso de construcción, donde se les señalo tajantemente que mientras Marco siguiera siendo candidato presidencial en forma autónoma, no podía ser posible el ingreso al Frente Amplio y además, sus problemas pendientes con la justicia y todo lo que involucraba en posibles actos de corrupción; hacían más inviable esa posibilidad.

En el mes de diciembre del año anterior, hice publica por este mismo medio de la Radio, una carta a Marco Enríquez por mi experiencia vivida en la construcción del PRO.

Me es enormemente necesario recordar que en ese proceso fraudulento de la recolección de firmas en el PRO, mi militancia en ese partido fue cancelada en forma unilateral por sus dirigentes en el SERVEL y mi inscripción y adhesión partidista aparecía vinculada al MAS del Sr. Navarro. Personalmente tuve que visitar las oficinas del Senador para exigirle que desconocieran e invalidaran una pertenencia de mi persona a dicho partido que yo nunca había adscrito. Sin mucho trámite y para evitar mayor escándalo, se me otorgo una carta donde se señalaba que mi inscripción en dicho partido MAS había sido por un error.

Hoy más que nunca, ante a la luz de los hechos conocidos en la corrupción de los partidos y en la colusión entre sus dirigentes, estoy totalmente convencido que Marco del PRO con Navarro del MAS, estaban coludidos para maniobrar con las inscripciones y jugar con la legislación para permitir enfrentar cualquier disidencia o discrepancia interna en sus partidos. La formula era muy simple:

Si algún militante se transformaba en algún peligro para los intereses de sus caudillos, administrativamente los dirigentes operaban en el SERVEL desafiliando a dicho militante y afiliándolo en otro partido. Esto inhabilitaba automáticamente al militante para ocupar cargos, ya que legalmente pertenecía a otro partido.

Este episodio señalado anteriormente, me corrobora mucho más aun que el Sr. Navarro no reúne las condiciones de transparencia para participar en el Frente Amplio, en mi opinión personal, él pertenece también a este pasado de la clase política que ha ayudado al descrédito de la política y de los partidos frente a la ciudadanía. Este episodio no se refiere al partido PAIS, es algo que involucra personalmente al Senador exclusivamente.

Hoy día, si el Frente Amplio aceptara al Sr. Navarro en sus filas, será una decisión colectiva y pensada, a la cual me sumare en bien de la unidad y el crecimiento del Frente Amplio, pero nunca será una decisión individual o de algún personaje en especifico.

Finalmente, en el proceso de aparición de posibles y distintas candidaturas mencionadas, como la de Mayol, la de Cuevas, la de Beatriz Sánchez, la de Mesina y otros; se han implementado distintas acciones democráticas para determinar sus posicionamientos y su representatividad. En sus inicios, el Frente Amplio se dotó de ciertos principios y reglas necesarias para crecer, que no siendo perfectas e infalibles, por lo menos ponía ciertos límites organizativos que en el camino, deberían irse perfeccionando. Una de esas reglas, era que cualquier pre candidatura debería contar con los 2/3 de sus componentes para ser aprobadas.

Revolución Democrática y el Movimiento Autonomista decidió tomar como propuesta una pre candidatura en la persona de Beatriz Sánchez e impulsó una consulta electrónica para determinar su apoyo organizacional. Es muy posible que a algunas personas les incomode el procedimiento, o que lo cuestionen por su carácter, sus niveles de inseguridad o de falta de organización y limitaciones operativas. Intencionalmente la Derecha y sectores de la Nueva Mayoría, minimizan y ningunean este proceso para descalificarlo, resulta obvio cuando ellos tienen sus intereses en el duopolio en el poder.

Lo que no puede confundirse ni mirarse en forma mezquina, es el esfuerzo y el intento que el Frente Amplio está haciendo para lograr la mayor representatividad posible para una candidatura única presidencial que justamente, rompa con el duopolio. Tampoco se puede desconocer en el aspecto político y social, el enorme despliegue territorial que el Frente está desarrollando para la construcción y precisión de un Programa de gobierno que venga sustentado por la propia ciudadanía y no construido entre cuatro paredes o en las cocinas.

Creo finalmente, que es tremendamente coherente y objetivo, que la Derecha y todos del duopolio, comiencen a temblar y a preocuparse por el surgimiento de esta alternativa popular, tienen sus razones más que fundamentadas para ese temor.

Lo que no es justo, es que desde quienes hemos estado luchando por construir una alternativa viable para terminar con todo lo que hemos mencionado anteriormente, quienes hemos entregado nuestros esfuerzos en la búsqueda inagotable para que Chile encuentre un camino de cambio, todos los que anhelamos y deseamos terminar con las herencias post-dictadura y con la administración de esa herencia por la Concertación y la Nueva Mayoría; resulta muy injusto e incorrecto, que cerremos las puertas “a priori”, a  este proyecto alternativo, que sin estar exento de defectos, hasta el momento, está dando muestras de intentar unificar a ese espectro popular que tanto nos ha costado poder recuperar y consolidar. No debemos olvidar que la Dictadura Cívico-Militar, con el fatídico favor y pleitesía de la Concertación y la Nueva Mayoría destruyó e hizo todo lo necesario para relegar y hacer retroceder al movimiento popular profundamente; donde el mayor éxito de ese proceso, fue y ha sido la fragmentación de ese movimiento.

Me alegra enormemente que hoy, abril 11 del 2017 y en los comentarios y editoriales siguientes de la Radio, junto a  nuestro Director Juan Pablo Cárdenas, se esté iniciando  un proceso de abertura y comprensión política; dejando abierta la posibilidad, que no es ilusorio ni imposible, que un candidato de izquierda surgido del movimiento social y popular, podría disputarle la segunda vuelta al escandaloso e inescrupuloso Piñera.

Estas puertas deben estar abiertas, con seriedad, con crítica y autocrítica, pero con la esperanza que cada vez estamos más cerca de llegar al inicio de un proceso de cambios, que Chile espera con ansias y cada vez con mayor fuerza. Sabemos que la Radio y su Director, está en este lado, este contrapunto es solo una demostración de otra forma de hacer la política en Chile.

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl