Diario y Radio Uchile

Escritorio
Educación

Rector Vivaldi: “El AFI es el peor arquetipo de este modelo universitario”

Karina Palma |Miércoles 17 de mayo 2017 21:41 hrs.

ennio-vivaldi

La declaración del Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, se dio luego de que el Ministerio de Hacienda y la Universidad Católica llegaran a un acuerdo, luego de que el plantel presentara una demanda por el retiro del Aporte Fiscal Indirecto (AFI) para este año. El Ejecutivo se comprometió a enviar en junio un proyecto de ley que permita la entrega de cerca 2 mil millones de pesos para las universidades que cuentan con AFI.

Claves: , , , ,

Luego de dos meses de negociación, el Ministerio de Hacienda y la Universidad Católica llegaron a un  acuerdo para reemplazar los recursos del Aporte Fiscal Indirecto (AFI). Esto, luego de que en enero el plantel universitario demandara al Estado por el retiro de dicho aporte, a pesar de su vigencia legal.

En noviembre del año pasado, luego de la discusión presupuestaria, el Ejecutivo eliminó el AFI, el cual era entregado a las instituciones que reciben a los 27 mil 500 mejores puntajes PSU, para redistribuir esos recursos entre las universidades del Consejo de Rectores (CRUCH). Sin embargo, de acuerdo a lo señalado por el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, su eliminación constituyó un incumplimiento legal.

Esta medida era una de las promesas del proyecto de educación superior, que buscaba terminar con este aporte, ya que beneficiaba principalmente a universidades privadas.

En el momento de la demanda, el rector de la Universidad Católica indicó que las pérdidas de la institución por la eliminación del fondo ascendían a 1700 millones de pesos, por lo que esperaba que la justicia determinara si esto era legal o no.

Con el acuerdo actual, el Ejecutivo se comprometió a enviar en junio un proyecto de ley al Congreso que permita la entrega de cerca de 2 mil millones de pesos para las universidades que cuentan con AFI. Sánchez manifestó que si esto se cumple, retiraran la demanda civil interpuesta contra el Estado.

De este modo, el rector valoró la disposición mostrada por el Ejecutivo para solucionar el tema, calificando el hecho como un error en la ley de presupuesto y no una irresponsabilidad. “Siempre dijimos que la demanda de la Universidad no era para defender el AFI, sino para proteger los recursos de una ley permanente, lo cual era una falta de cumplimiento legal. El Gobierno ha visto cuál es la mayor posibilidad económica y ha informado la entrega de un monto de recursos”.

Otro de los compromisos de este acuerdo, es la eliminación legal del AFI. Sobre aquello, Sánchez explicó que como institución entienden que no se puede solicitar todos los recursos por medio de ese mecanismo, debido a la restricción presupuestaria.

En ese sentido, valoró la existencia de otras posibilidades de financiamiento como los fondos concursables que se entregan por investigación e innovación.

“Se abren posibilidades de fondos no solo para la Universidad Católica, sino también para otras instituciones de gran calidad, eficiencia y productividad en investigación e innovación. Nosotros pensamos postular porque tenemos buenas opciones de obtener los recursos que faltan para este año. Además, me parece importante que el Gobierno comunique que hará un análisis para el futuro presupuesto”, sostuvo.

Si bien el rector aseguró que el problema del financiamiento por el AFI ya no presentaba una amenaza para el presupuesto de la Universidad Católica, criticó el déficit que genera la gratuidad.

De acuerdo a sus palabras, para que este beneficio sea sustentable el Estado debe evaluar otro cálculo de aranceles regulados, ya que no se puede continuar con valores que implican un 20 por ciento o más de déficit para algunas instituciones.  Otro de los rectores que ha sido críticos con esta medida es Carlos Peña de la Universidad Diego Portales.

“El peor arquetipo de este modelo universitario”

El Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, se refirió a las medidas anunciadas por el gobierno en materia de distribución de fondos públicos para las universidades ante el fin del Aporte Fiscal Indirecto.

La autoridad universitaria criticó el AFI, al que catalogó como “el peor arquetipo de este modelo universitario que estamos pidiendo cambiar. Se ha prestado para no permitir el crecimiento de las universidades que necesitan apoyo para crecer, porque el dinero se ha destinado a las instituciones que más tienen”.

El  AFI, dijo Vivaldi, “beneficia obviamente la filosofía de que el rico se hace más rico y el pobre se hace más pobre, en su sentido más burdamente literal”.

Es en esa línea que criticó las medidas que el Ministerio de Educación anunció en materia de fondos públicos para las universidades y la forma como se desarrolló esa negociación, señalando que “deberían haber estado invitados a opinar todos los actores involucrados en la materia” y que además, “se ve muy feo que se haga una movida para darle más aporte a ciertas universidades, y se deje fuera a las que más lo necesitan”.

Aunque el Rector Vivaldi aseguró que no hará un reclamo oficial por no haber sido convocado a participar de este acuerdo, señaló que tiene el deber de hablar en nombre de las universidades estatales, catalogando esta medida como “una burla para las universidades que han estado privadas de cualquier fondo”, agregando que: “No estuve en esa mesa, no nos querellamos, no he conversado con ninguna autoridad eclesiástica, así que es todo lo que me queda por decir”.