Diario y Radio Uchile

Escritorio
NacionalPolítica

José Miguel Insulza: “Chile no es un país neoliberal”

Martín Espinoza |Lunes 22 de mayo 2017 20:46 hrs.

insulza-2_0

El ex precandidato del PS defendió las inversiones de su partido en sociedades como SQM y Pampa Calichera. A su juicio, los socialistas tomaron una gran decisión, toda vez que con esa cartera de negocios llegaron a duplicar sus ingresos.

Claves: , , ,

José Miguel Insulza descansa de una candidatura presidencial que no alcanzó a iniciar. Su partido, el Socialista, decidió hace ya un mes y medio respaldar al senador Alejandro Guillier para el camino a la Moneda. El ex Secretario General de la OEA no lo considera una traición, pero sí le parece un error el mecanismo utilizado para nominarlo. Hoy Insulza es un guillierista más, a pesar de que no se siente cómodo con la insistencia del periodista de hacer una distinción entre política y ciudadanía.

¿Cuáles cree que fueron los factores que incidieron en que su candidatura no recibiera el respaldo del Partido Socialista?

No hay una razón específica, es un tema sistémico. El PS tenía decidido hacer una consulta ciudadana presidencial, una primaria, pero nunca la echó a andar. Por el contrario, una parte importante de los dirigentes más visibles del partido la cuestionaron sistemáticamente. En la medida en que nunca hubo una campaña para la consulta ciudadana, era muy difícil marcar en las encuestas y eso naturalmente fue lo que fue pasando. En el fondo, creo que simplemente la consulta ciudadana nunca fue tomada en serio por la dirección del partido.

¿Fue un error no hacer la consulta?

Fue un error. Muy lamentable, por cierto. Si hubiera habido consulta ciudadana del PS, cualquiera fuera su resultado, estaríamos hoy en una carrera de primarias con 3 o 4 candidatos de la Nueva Mayoría y la mayor parte de los obstáculos que se ven hoy no se verían.

Considerando a Ricardo Lagos y Fernando Atria, ¿qué tenía usted para ofrecer que los otros candidatos no?

Eran opciones válidas todas. Todas eran distintas, si las elecciones internas de un  partido no son guerras a muerte. No creo que haya neoliberales dentro de un Partido Socialista, entonces no es fácil hacer una diferencia. Ricardo Lagos presentó su programa, yo presenté el mío, el de Atria nunca lo conocí, pero yo creo que había una serie de elementos importantes, experiencias de vida distintas que hacían que los candidatos fueran buenas opciones.

¿No siente que su candidatura presidencial llegó un poco tarde?

Puede que sí, no lo sé. Yo al menos no tenía ninguna posibilida de hacerlo antes y además el método no estaba fijado. Yo me aseguré primero, la seguridad no sirvió para nada, de que el partido fuera a llevar adelante el proceso de designación del candidato a través de una consulta ciudadana. En ese momento, no antes, la presenté, porque no estaba disponible para otra cosa.

Y en cuanto a la etapa de su vida en la que decidió asumir la candidatura presidencial, ¿no cree que también fue algo tarde?

No lo creo. Ha habido candidatos bastante mayores que yo a la presidencial de la República.

Para las elecciones de 2009 la Concertación se vio carente de liderazgo y respaldó la candidatura de Frei, que a la postre entregó el gobierno a la derecha. En ese tiempo se habló harto de usted como posible carta. 

Se habló de la mía y de Ricardo Lagos. Él puso algunas condiciones que era muy difícil que los partidos aceptaran y finalmente declinó. Mi caso es que yo tenía el problema de que había una responsabilidad que había asumido a nombre del país en la OEA y que no era fácil desechar. Titubeé algún tiempo, es cierto, pero finalmente opté por cumplir la responsabilidad. Si tuviera que hacer algo de nuevo tomaría la decisión más rápido, porque hubo una incertidumbre de un par de meses.

Lo del PS, de apoyar a Guillier quitándoles el piso a militantes como usted o Fernando Atria, incluso Ricardo Lagos por los vínculos que tiene con el partido, ¿no puede ser considerado una traición?

No, no, no. De ninguna manera. ¿Cómo traición? A ver, yo voy a distinguir entre dos situaciones. En el caso mío y de Fernando Atria la decisión fue de no seguir un procedimiento que se había acordado. Yo creo que eso fue un error pero no lo califico como traición, esa es una palabra muy fuerte. El Comité Central decidió hacer aquello que Lagos había pedido desde el principio, que era elegir el candidato desde el Comité Central, entonces yo no veo por qué eso va a ser una traición. Lagos propuso ese método, finalmente en marzo le dicen: “bueno, vamos a usar su método”. ¿Dónde está la traición? Esas son palabras que ocupan Longueira y Chadwick, que están en otro bando. Yo no me siento traicionado.

¿Hoy José Miguel Insulza está cuadrado con la candidatura de Alejandro Guillier?

Efectivamente estoy cuadrado con la candidatura. Creo, sin embargo, que estamos perdiendo tiempo precioso en echarla a andar. Ahora, eso es decisión del candidato, eso de reunir firmas… Ya todos los partidos habían reunido firmas, ya se sabía qué partidos estaban con cada candidato. Yo creo que sería ideal iniciar la campaña ahora ya.

¿El laguismo tiene ese mismo compromiso o ha generado más cercanías con la candidatura de Carolina Goic? 

Yo entiendo que existen las disciplinas partidarias. La gente que usted dice es gente que milita en el PS y en el PPD y asumo que seguirán la dirección de su partido. Los militantes de los partidos están apoyando las candidaturas que sus partidos han señalado.

A Alejandro Guillier, ¿cómo lo ve? ¿Cree que tiene un bagaje político suficientemente robusto?

Yo creo que la carrera política la tiene. Ahora, él ha optado por presentarse como el candidato “no político”. Yo creo que todos los candidatos presidenciales son políticos de manera automática. Por favor, mucho más uno que viene  del Senado. Yo creo que es una persona que tiene la experiencia suficiente. No tiene toda la experiencia, no tiene 50 años, pero él ya fue candidato a senador, fue candidato de un partido, por lo tanto él ha hecho política.

¿Considera un error la presentación de candidato ciudadano por sobre uno político?

Yo no estoy de acuerdo con antagonizar política con ciudadanía. He rechazado siempre esa distinción. El mundo político ha hecho bastante para promoverla con muchos errores y torpezas. La política es el instrumento democrático por excelencia para resolver problemas complejos en sociedades democráticas. Por lo tanto, creo que deberíamos fortalecerla mucho y no ningunearla, como se hace a veces.

Lo de usted, lo de Lagos, ¿no cree que es una suerte de despedida de una generación en política?

No lo creo. El trabajo uno lo termina el día que se muere. No hay tiempo de comienzos ni de finales. Yo siempre he sido contrario a las edades para empezar y terminar.

¿Sus ideas siguen siendo igual de respetadas y escuchadas en el partido?

Yo creo que sí. Nunca recibí rechazo.

El Partido Socialista y la intención de MEGA

El PS está pasando por un momento complicado, ¿cómo evalúa el manejo de la nueva directiva?

Es muy temprano para decirlo. Generalmente los partidos adelantan o atrasan sus elecciones para evitar que caigan en periodo electoral. La elección del PS se hizo en un momento de álgida discusión sobre la forma en que íbamos a elegir al candidato, por lo tanto, tuvo que empezar a actuar al día siguiente de haber sido elegida. Encuentro un poco prematuro juzgarla.

¿Y su manejo en torno a la crisis que ha tenido el PS y su patrimonio?

Creo que la crisis se desinfló. Todo lo que están discutiendo a estas alturas es si determinadas compras de bonos de deudas se debieron hacer o no. Todo el escándalo que armó Mega claramente fue dirigido a tratar de tapar el escándalo del otro caballero que es mucho más grande y mucho más grave.

¿El escándalo de Piñera?

Por cierto. ¿Cómo puede alguien comparar dos cosas así?

¿A qué se refiere específicamente?

A todo. Del patrimonio de Piñera, de los paraísos fiscales pues. ¿Cómo no va a ser grave que un candidato aparezca en la televisión de otro país condenando los paraísos fiscales como un mecanismo para lavar dinero mal habido? ¡Y después resulta que él tenía cuentas en paraísos fiscales!

¿Lo de Mega fue una acción intencional?

Una intención clara. Lo más gracioso es que fue presentada como una investigación periodística. ¡Los balances estaban ahí! Si usted lee los balances presentados a los congresos del partido se va a encontrar con todos esos gastos con nombres y apellido. ¡Si el PS es muy transparente! Basta pedir los papeles. Ahora, parece que había dirigentes que no los habían leído porque todos corrieron a esconderse.

Usted no ha sido crítico de la administración del patrimonio…

En absoluto. Creo que fue una gran decisión. La pregunta es: ¿qué hacemos? ¿Vamos a generar un patrimonio propio de los partidos o vamos a ir a poner la manito en la puerta de las empresas para que nos den platas? Yo no sé cómo alguien puede pensar que la opción es otra.

¿No cree que exista algún compromiso ético en el actuar de la comisión de patrimonio?

A ver, esto tiene un carácter progresivo. Usted hubiera mirado esos gastos del año 2007, cuando se compraron los bonos de deuda de Pampa Calichera, nadie habría dicho absolutamente nada en ese tiempo. Lo que pasa es que los tiempos han cambiado y ahora hay exigencias mayores y eso hay que asumirlo. Pero condenar a gente que de manera completamente voluntaria gestionó el patrimonio del partido dentro de las normas que se le pidieron y consiguió llegar a un monto bastante mayor, yo lo encuentro notable. Si la economía de mercado es lo que tenemos hoy… ¿De qué otra manera se puede hacer esto? ¿Guardando la plata debajo del colchón?

La comisión de patrimonio del PS salió con una declaración diciendo que esto era de los actos más revolucionarios de la historia del PS.

Yo comparto esa opinión. No sé si aplicaría el concepto de revolucionario, pero de que fue muy bueno no me cabe ninguna duda. Ahora, creo que la primera vez que un partido asumía, aprovechando que tenía los bienes que le habían sido restituidos, bienes que le habían sido robados durante la dictadura militar, para construir un patrimonio propio del PS, es algo que ningún partido había hecho, y eso es notable.

El desorden y la proyección de la Nueva Mayoría

La Nueva Mayoría se ve algo desordenada a la luz pública, falta de liderazgo…

Sí, desordenada está. Yo creo que el primer desorden es porque estamos en un periodo de primarias y nosotros no estamos en la primaria. Es un hecho objetivo. Los candidatos del Frente Ampio y de Chile Vamos pueden salir legítimamente en la prensa e incluso usar los recursos fiscales disponibles para las primarais. Y los nuestros tienen que arreglárselas como puedan, porque no tenemos el espacio que nosotros creamos. Nadie insistió más que nosotros en tener primarias. Eso es dañino. El gobierno debiera asumir una actitud de mayor liderazgo en el último periodo de su mandato. Por último, creo que ha habido un trabajo importante en materia de programa y que en materia parlamentaria es posible recuperar, aunque sea parcialmente, la alianza. La tarea es reunificar a la centro izquierda, al centro y a la izquierda, y eso no está pasando y está dañando a la Nueva Mayoría.

¿Quién debiera asumir esa conducción?

A estas alturas tendrán que ser los dirigentes del partido, no veo quién más, porque el gobierno está claro que no lo va a hacer.

¿Y Guillier?

Sería importante, efectivamente. Alejandro dijo que estas son cosas de los políticos, que tenían que resolverlo ellos. Yo creo que esa fórmula no es la mejor.

¿Es responsabilidad de la Democracia Cristiana que no haya primarias?

Es responsabilidad de todos. Hacer una primaria entre dos es muy raro en la circunstancia actual. Eso lo advertí yo en la carta que le mandé al partido, cuando le dije que no estaba disponible para ser candidato a nada si no se hacía la consulta ciudadana. Eso no se tomó en cuenta y las consecuencias están a la vista. La culpa es de todos.

¿Sin la DC se puede proyectar la Nueva Mayoría ?

Como Nueva Mayoría, sin centro, no. Es necesario unificar al centro político con la izquierda. Sin otro componente lo que queda de la alianza es una alianza de izquierda democrática. La izquierda democrática es importante, pero no es la coalición que se había proyectado como Nueva Mayoría.

 El Frente Amplio y el neoliberalismo

¿Cómo mira la emergencia del Frente Amplio?

Qué bueno que participen. Yo siempre he pensado que la sola participación política fortalece la democracia.

¿Ve posibilidades de gobernabilidad en el conglomerado?

Está muy nuevo todavía, creo que no. Es un conglomerado de izquierda, pero también se ubica dentro del terreno del socialismo democrático. No veo fuerzas que propongan alguna forma autoritaria o retorno a formas de izquierdismo que ya no están vigentes. Creo que es una fuerza socialista democrática y, por consiguiente, creo que está destinado a ser una porte. Ahora, yo no me lo imagino gobernando esta vez, lo digo francamente.

¿Y posibilidades de que exista algún pacto o negociación de cara a una segunda vuelta?

Tendrá que haberla. Si una de las dos pasa a segunda vuelta tendrá que haberla. No podemos volver al populismo plutocrático, gobiernos para el 1% que hablan como si fueran el 99%.

Usted le ha señalado al Frente Amplio que el enemigo son las fuerzas de derecha. Boric le contestó que las ideas de derecha eran las enemigas, vinieran de donde vinieran…

Esta vieja costumbre que existe de algunos sectores de la izquierda, de tratar de identificar a todos los que no son como ellos con estereotipos de derecha. “Todos los que no piensan como yo son neoliberales”. Yo no soy neoliberal.

¿No?

Yo soy socialdemócrata, que es distinto. Si a Boric no le gusta, está bien, pero que discuta conmigo en ese terreno, no tratando de neoliberalizar a todo el mundo.

Desde el Frente Amplio se acusa a la Nueva Mayoría y a la antigua Concertación de haber sido pactos que administraron el sistema neoliberal sin pretender hacerle grandes cambios. 

A ver, ¿cómo que no le hicimos grandes cambios? Partamos del tema de que el gasto social creció más rápido que el gasto público. Creamos un sistema de salud nuevo. Estamos trabajando por la gratuidad en educación. ¿Esas son ideas neoliberales?

¿Son ideas que pretenden cambiar el sistema o reformarlo?

¿Usted dice crear el socialismo real?

Yo no digo nada…

No creo que sea posible. A lo mejor ellos creen que sí, pero fracasó en la Unión Soviética, no veo por qué va a funcionar aquí.

¿Acá lo que nos rige no es un sistema neoliberal?

No lo creo. Yo soy partidario de introducir en la nueva Constitución la eliminación de cualquier resabio de un Estado subsidiario y hablar de un Estado Solidario, un Estado social democrático de derecho.

Entonces Chile no es un país neoliberal…

Chile no es un país neoliberal. La mayoría de la población no es neoliberal. Hoy el socialismo se define como una fuerza que es partidaria de una economía sana, de un desarrollo integral y no solamente un crecimiento económico.

Su candidatura senatorial, ¿va?

Depende de lo que decida el partido. El partido va a decidir, espero ya pronto, junto con los otros partidos de la Nueva Mayoría cuál va a ser la distribución de los cupos parlamentarios. Yo tengo algunas ofertas pero primero, que se concreten.

¿Alguna región?

Yo he estado yendo harto a la región de Atacama… Debiera definirse, espero, entre esta semana y la otra.