Diario y Radio Uchile

Año IX, 15 de diciembre de 2017

Escritorio
Derechos Humanos

A treinta años de la matanza de Corpus Christi realizan acto en recuerdo de los 12 frentistas asesinados

Karina Palma |Domingo 18 de junio 2017 19:18 hrs.

IMG-20170618-WA0003

La Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) junto a familiares y amigos de Ricardo Silva, una de las víctimas de la masacre, organizaron en la Casa Central de la institución un acto en recuerdo a los 12 miembros del FPMR asesinados por agentes de la CNI en 1987. Durante la instancia, los organizadores enfatizaron en la impunidad de quienes cometieron estos crímenes.

Claves: , ,

El pasado viernes en la casa central de la Universidad de Chile, se conmemoraron los 30 años de la matanza de Corpus Christi, también conocida como Operación Albania, donde 12 hombres y mujeres militantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) fueron asesinados por agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI) durante la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet.

La instancia, organizada por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh) y los familiares y amigos de Ricardo Silva, estudiante de la Facultad de Ciencias Químicas de la Casa de Bello y una de las víctimas de esta matanza, tuvo como objetivo generar un espacio para recordar la historia de estos 12 jóvenes.

La Operación Albania fue planificada en el marco de las represalias del atentado contra Pinochet en el Cajón del Maipo, ideado y ejecutado por el FPMR en 1986, y consistió en una acción liderada por Álvaro Corbalán Castilla, ex jefe del órgano de la dictadura, en la que se desplegaron más de 50 agentes de la CNI para asesinar a los principales líderes de la agrupación en distintos puntos de Santiago.

La operación tuvo lugar el viernes 15 y el sábado 16 de junio de 1987, año donde estos múltiples operativos fueron catalogados por las autoridades como enfrentamientos, cuando en realidad se trató de montajes que terminaron con la vida de Elizabeth Escobar Mondaca, Patricia Quiroz Nilo, Esther Cabrera Hinojosa, Ricardo Silva Soto, Patricio Acosta Castro, Juan Henríquez Araya, Wilson Henríquez Gallegos, Recaredo Valenzuela Pohorecky, José Valenzuela Levi, Julio Guerra Olivares Ricardo Rivera Silva y Manuel Valencia Calderón.

Durante la conmemoración, Roberto Quintana, amigo y compañero de Ricardo Silva en la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad de Chile, señaló que la instancia era un esfuerzo entre dos generaciones de estudiantes, los jóvenes de ayer que están en la memoria y los de ahora que la rescatan. “Esta jornada es la culminación de diversas actividades orientadas al ejercicio de la memoria activa, que hemos realizado durante la última semana en la Universidad”.

En tanto, Daniel Andrade, presidente de la FECH, manifestó que es importante no olvidar este tipo de acontecimientos, principalmente porque actualmente en Chile todavía existe impunidad respecto de las personas que organizaron este tipo de operaciones. “Este es un acto de memoria respecto de los luchadores del pasado que hoy nos representan, personas que combatieron con fuerza la dictadura del tirano”.

En la misma línea, Bárbara Brito, vicepresidenta de la FECH, indicó que estos jóvenes no fueron asesinados porque sí, sino para imponer el legado neoliberal que hoy existe en el país, el cual, desde su perspectiva, se evidencia en las bajas pensiones, la educación de mercado, la mala calidad de las viviendas y la salud. “Los agentes de la CNI siguen en la impunidad y los que no continúan en una cárcel de lujo como Punta Peuco, con pensiones inimaginables para la mayoría de los chilenos”.

En enero del año 2005, el ministro en visita Hugo Dolmestch, dio 15 años de presidio para Álvaro Corbalán, quien actualmente cumple condena en el Penal de Punta Peuco, misma sentencia que recibieron otros ex uniformados vinculados a esta matanza.

Mientras que Hugo Salas Wenzel, director de la CNI al momento de la Operación Albania, fue condenado a cadena perpetua por su participación en esta masacre, sentencia que fue ratificada por la Corte Suprema en agosto de 2007.