Diario y Radio Uchile

Año IX, 19 de septiembre de 2017

Escritorio
Derechos Humanos

Dirigente mapuche Facundo Huala inicia huelga de hambre para evitar extradición a Chile

Natalia Figueroa |Viernes 7 de julio 2017 20:57 hrs.

facundo jones huala - puelmapu mapuche

El longko Facundo Jones Huala cumplió diez días detenido en Argentina. La justicia chilena ha solicitado dos veces su extradición por su procesamiento judicial pendiente, la que ha sido rechazada por tribunales trasandinos.

El pasado 27 de junio, fue detenido en la ciudad argentina Bariloche Facundo Jones Huala, dirigente que encabeza el movimiento por la Resistencia Ancestral Mapuche.

La situación judicial del longko se remonta al caso del fundo Pisú Pisué de 2013, ocurrido en la comuna de Río Bueno, en la región de Los Ríos, donde encapuchados ingresaron al terreno y quemaron una casa al interior del predio.

Revisa: Defensores públicos atenúan medidas contra imputados por caso Pisu Pisué

En la causa, la justicia imputó cargos a seis comuneros mapuche por autoría y encubrimiento de los hechos, entre ellos se encontraba la machi Millaray Huichalaf. Los comuneros se manifestaban a favor del movimiento por la Defensa al Río Pilmaikén ante la amenaza de la construcción de una hidroeléctrica que generaría graves impactos en los caudales hídricos.

Finalmente, el Tribunal de Juicio Oral de Valdivia absolvió a tres de los cuatro procesados por el incendio, mientras Huala fue acusado como autor de ataque incendiario por tenencia ilegal de armas de fabricación artesanal y tenencia de municiones e infracción a la Ley de Extranjería.

Previo al inicio del juicio oral, en octubre de 2013, el dirigente mapuche regresó a su comunidad en Argentina y fue declarado prófugo por la justicia chilena, que en dos ocasiones ha solicitado su extradición pero no ha obtenido respuesta favorable por tribunales trasandinos. La última denegación fue en septiembre de 2016.

Sin embargo, esta vez la detención del longko se enmarcó en un contexto particular. Facundo Jones Huala fue detenido por la policía argentina luego que el presidente de ese país Mauricio Macri visitara a la presidenta Michelle Bachelet, en junio pasado.

En este encuentro se habría abordado precisamente la situación judicial de Jones Huala y de Galvarino Apablaza. Temas que fueron discutidos entre el secretario de Derechos Humanos del país vecino, Claudio Avruj, y su par en Chile, la subsecretaria Lorena Fríes.

El abogado e integrante del colectivo Mapuexpres, Sergio Millamán, indicó que hasta ahora no se ha conocido ninguna solicitud formal de extradición de la justicia argentina. Sin embargo, de volver a solicitarse por tercera vez, a su juicio, la resolución no debería variar porque se manejan los mismos hechos sobre los que ya dictaminaron.

Millamán se refirió a la noción de territorio del Pueblo Mapuche y a la coordinación de las resistencias en Puelmapu, el territorio mapuche ubicado al este de la Cordillera de los Andes.

Desde la perspectiva mapuche el territorio es uno solo y se denomina Wallmapu. Esta visión está vigente en gran parte del pueblo mapuche y en la actualidad se ha revitalizado el vínculo.
Desde ahí que se ha dado respuesta a los despojos que provocan los proyectos de inversión en los territorios. En ese sentido, la realidad es que existe un importante número de comunidades que hacen esta reivindicación por el legítimo respeto a sus derechos territoriales”.

Enfatizó que: “Frente a eso lo que vemos es que existe una respuesta única y coordinada entre los estados chileno y argentino, y esa ha sido la represión y el despojo”.

En medio de su detención, el longko Facundo Huala decidió iniciar una huelga de hambre exigiendo su liberación, lo que también contado con el apoyo de organizaciones mapuche que llamaron a una movilización.

Cabe recordar que en el fundo Pisú Pisué, en Río Bueno, se ha registrado una resistencia histórica de las comunidades indígenas que no reconocen la propiedad del agricultor Joaquín Biewer Meller sobre estas tierras.

Facundo Huala también ha sido un dirigente en las causas por la expulsión de la empresa Benetton de territorios indígenas en la provincia de Chubut, en Argentina, y también de terminar con las represas en Pilmaikén. Por esta causa, en septiembre de 2016, fue detenido por ocupación ilegal de territorio en Chubut pero luego se determinó la nulidad de los cargos y fue liberado.