Diario y Radio Uchile

Año IX, 22 de noviembre de 2017

Escritorio

En respuesta a Enrique Salas

Leonardo Matamala |Cartas al Director |Jueves 17 de agosto 2017 9:12 hrs.

Señor Director:

Por su intermedio, con todo respeto, vengo a ampliar lo que señala en carta dirigida a usted el Sr. Enrique Salas.

Porque si queremos hablar de tránsfugos, hay varios, además de Castillo, por ejemplo, el diputado Vlado Mirosevic y sus fans, todos ex “Chile Primero” apoyaron a Piñera en las elecciones previas a su primer mandato.

El Frenteamplismo se ha jactado de ser una “renovación”. Me pregunto, ¿que renovación en política pueden aportar el Partido Ecologista Verde y el Partido Humanista? Perdónenme, pero parece que todos han sufrido una crisis de amnesia, Hirsch ya fue candidato. El partido Ecologista Verde, por su parte, ya formó un estratégico pacto electoral con los mismos partidos que hoy forman la cúpula del Frente Amplio, para las municipales 2016. Se dieron de baja de un día para otro, dejando gráficas, lienzos y anuncios de pago en Facebook listos para lanzar con bombos y platillos el pacto electoral en cada ciudad. Se escaparon, se odian con los Humanistas. ¿Y ahora están sentados como si nada pasara?

Perdónenme que insista, pero de verdad deberían poner detector de metales en la entrada a la “casa frentista”. Ahí todo es tensión y matonaje.

Javiera Parada estuvo en los inicios formales del Frente Amplio, pero fue operadora política en el gobierno de Bachelet. También otros miembros de Revolución Democrática, que fueron a ganar sus respectivos sueldos de operadores políticos al Mineduc, notable estrategia de Bachelet para mantener a los dirigentes estudiantiles en absoluto silencio durante estos cuatro años. A los niños, para que no lloren les dan dulces. A los niños del Frente Amplio, dinero.

No comparto, de todas formas, la idea de que el Frente Amplio se forjó durante las movilizaciones estudiantiles de 2011-2013. Ahí sólo vimos las aspiraciones políticas personales, post etapa universitaria, de Vallejos, Boric, Jackson y Cariola. Cada cual con su propio proyecto, aunque todos lograron el cupo gracias a la Nueva Mayoría (innegable). Las muchachas fueron un poco más conservadoras, por decisión de partido (siempre fueron abiertamente militantes) y luego de mucho tiempo, Boric y Jackson empezaron a trabajar juntos. Les ha ido bien, no por nada Tellier, esperó un poco antes de ratificar el apoyo del Partido Comunista a Guillier. Si la candidatura del Frente Amplio hubiera sido más fuerte, todos los Comunistas estarían con banderines y con sus máquinas electorales detrás de Beatriz Sánchez en las fotos, así es la lucha por el poder en Chile, extraña.

El germen del Frente Amplio tiene su lugar histórico en un breve lapsus de tiempo, hace no mucho tiempo. Meses antes de las elecciones municipales – soy testigo – comenzó a gestarse una idea: celebrar un pacto electoral.

Boric y Jackson querían posicionar sus partidos en pañales, en otros cargos de elección popular. Pero sabían perfectamente que no podían solos. Robaron el ya añejo discurso “anti duopolio” de MEO, al cual, dicho sea de paso, tanto el Partido a Ecologista Verde, como el Partido Liberal y el Partido Humanista apoyaron en las elecciones de 2013.

Este robo de slogan tenía un precio: incluir a los autores del slogan. Así las cosas, los jóvenes se vieron más o menos forjados a escuchar el consejo de los viejos. En la mayoría de las ciudades, el pacto que tanto celebraron Boric y Jackson, tenía más candidatos Ecologistas y Humanistas, que candidatos de RD, izquierda autónoma o autonomistas. Al extremo que, al final del día, uno no tenía claro si los jóvenes estaban usando a los viejos, o viceversa.

Terminaron las municipales 2016, el pacto fue un fracaso, salvo por Sharp. Aún así, en vez de envalentonarse – doy fe – esos partidos, al menos sus líderes, no se volvieron a ver las caras por mucho tiempo. Fue tan tensa la convivencia que – vuelvo a dar fe – escuché a gente de la cúpula y de las orgánicas regionales decir que jamás volverían a compartir pacto con tal o cual, que los Ecologistas eran irresponsables y llevados a su idea, que los Humanistas eran unos “atrapalotodo” y que Hirsch quería brillar con luz propia, que los Liberales estaban preocupados solamente de ganar Arica e inscribir más regiones, etc. Todos concordaban, en mayor o menor medida, en que, dentro del pacto, cada cual quería acaparar para sus propios graneros.

Es por todo eso que, cuando me enteré de que había un nuevo “proyecto político”, me asombré al ver que estaba conformado por los mismos partidos, rostros, nombres y personalidades de “Alternativa Democrática” (pacto municipal 2016). Para colmo, me llamó aún más la atención, darme cuenta de que, a la cabeza, estaban tirando a los Leones a dos personajes más o menos mediáticos, pero que ninguna relación tuvieron con el germen del Frenteamplismo, o al menos su inconsciente ensayo previo para las municipales, digo inconsciente porque me consta que no sabían lo que estaban haciendo, no tenían claridad, nunca tuvieron en mente un proyecto doble para municipales y presidenciales.

En fin, es cuánto puedo aportar, por ahora, a la verdadera historia del Frenteamplismo. La cual, a todas luces, poco tiene de heroica.

El tema es mucho más complejo que lo que plantea el Sr. Salas. Tal vez, lo que acabo de compartir le permita terminar de armar este puzzle y entender mejor qué ha pasado con Mayol por ejemplo, un ex pre candidato que, en su (tal vez) legítima aspiración de llegar al congreso, vio vulnerado su derecho al debido proceso por evidente estrategia de Jackson y su compañera (la que fue condenada por un Tribunal de la República por conducción en estado de ebriedad con resultado de lesiones).

Hoy la cúpula Frenteamplista o “la mesa”, asumió frente a todo Chile que tomaron medidas contra Mayol sin haber revisado prueba alguna en su contra. ¿Irresponsable? Sí. ¿Se han burlado de “las bases” (populacho que los apoya)? También. Al menos uno esperaría que, si los lideres se adjudican el derecho de pasar por sobre las decisiones de “las bases” (populacho) o ni siquiera se toman la molestia de consultarles, esas decisiones estén bien fundamentadas y no se trate de acusaciones al viento, irresponsables y más que convenientes para las aspiraciones personales de otros. Es fácil culpar de “personalista” a Mayol, encubriendo el personalísimo (camino propio) de Jackson, es injusto y es un acto de violencia contra la inteligencia de sus electores primeramente y también de todos los Chilenos que tenemos que aguantar sus escándalos continuos en la prensa.

Al parecer, Carola Canelo tenía toda la razón: el Frente Amplio es un producto derivado de la Nueva Mayoría. Aunque no tengan un vínculo directo (salvo por vínculos familiares en los liderazgos), hacen política igual que la Nueva Mayoría.

Ya lo dijo Sharp hace unos meses en entrevista a otro diario: “El Frente Amplio no está exento de los vicios de la vieja política” ¿Y cómo no? Si, tal como comencé afirmando, esto partió mal. Todo indica que terminará mucho peor.

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl