Diario y Radio U Chile

Año X, 20 de julio de 2018

Escritorio

Ley de Migración: cuestionan restricciones en ingreso a extranjeros

Este lunes la Presidenta firmó el proyecto de ley migrante. Extranjeros y organizaciones vinculadas a la migración critican duramente el avance de contenido entregado por Michelle Bachelet. Uno de los principales problemas de la norma sería enfoque basado en la seguridad nacional con propuestas tales como la creación de un registro de no chilenos viviendo en el país.

Francisco Velásquez

  Lunes 21 de agosto 2017 19:00 hrs. 
INMIGRANTES

La presidenta Michelle Bachelet firmó el proyecto que modifica la ley de migraciones de 1975. La iniciativa, en palabras de la mandataria, “surge con rigor y respeto, sin ingenuidad, porque hay gente que tiene temores”.

Desde esta perspectiva, el Gobierno buscará trasparentar la magnitud de las migraciones, creando un registro nacional de extranjeros que será administrado por la Subsecretaria del Interior. El proyecto que recién comienza su trámite legislativo tiene como ejes: Un sistema de principios, derechos y deberes; la regulación del ingreso y salida; categorías migrantes; procedimientos administrativos sancionatorios y la creación de un Servicio Nacional de Política Migratoria.

El escrito firmado por Michelle Bachelet, contempla además un catálogo de causalidades de prohibición de ingreso y cláusulas que facultarán para decretar la expulsión del territorio nacional de los migrantes. Sumado a esto, dependiendo del motivo del viaje, los extranjeros deberán solicitar permiso de turista, visitante, residencia temporal o residencia definitiva y habrá una regulación especial para habitantes de zonas fronterizas.

Inmigrantes en Chile

Rodolfo Noriega, presidente de la Coordinadora Nacional de Inmigrantes, denunció que en la construcción del proyecto no fueron considerados los aportes hechos por su organización que realizó más de 3 mil entrevistas a extranjeros con tal de levantar un catastro y hacer observaciones a la iniciativa.

Noriega, además explicó que la visión de Michelle Bachelet de promover una migración responsable, es regresiva, ya que establecer más restricciones de ingreso podría alentar a una mayor irregularidad en el tránsito de personas.

Asimismo, el dirigente explicó que “el que no haya una discusión de fondo a la reforma y se plantee esto como una ley, corre el riesgo de caer en un discurso populista atado a las campañas presidenciales y el cumplimiento de los planes programáticos del Gobierno”.

En este contexto, la diputada radical Marcela Hernando reiteró que su preocupación son los habitantes de Antofagasta, quienes han planteado reparos a la llegada masiva de extranjeros. La parlamentaria dijo que esta postura “no tiene que ver con una visión proteccionista, sino que con la necesidad de hacerse cargo de los flujos migratorios que han sido exponenciales en la región”.

Respecto a una próxima discusión parlamentaria, Rodolfo Noriega, señaló que “es absurdo y no tiene ningún sentido el buscar controlar las migraciones a partir de una ley. Una ley es incapaz de regular la migración, a lo sumo temporalmente podrá poner y elevar restricciones de ingreso, podrá poner cierta contención, pero eso generalmente se desborda. Pretender que una ley interna pueda controlar la migración es un absurdo y un despropósito porque genera un flujo migratorio de forma irregular”.

La preocupación de las asociaciones de inmigrantes pasa por que se siga incrementado el discurso público que los pone como responsables de las deficiencias en los servicios públicos, y con esto sigan creciendo las posiciones xenófobas.

En contra parte, la propuesta de los inmigrantes es que el país integre sus experticias al desarrollo nacional y de esa forma disminuya el trabajo informal y la creciente vulneración de derechos que se viven en Chile.

El presidente del Consejo Nacional de Migraciones, Luis Eduardo Thayer, también mostró sus reparos a la iniciativa. La entidad que representó a la sociedad civil en el armado de ley tampoco se encuentra conforme con el resultado. Thayer, incluso, se restó de participar de la ceremonia de firma, argumentando que no estaba disponible para ser parte del “show” del Gobierno. A su juicio, una de las grandes falencias de la norma es el no reconocer que la migración es un problema interdisciplinar: “Se requiere atención intersectorial con un enfoque político más avanzado, no basta solo entregar papeles a los migrantes”, dijo cuestionando que el Departamento de Extranjería y Migración siga operando como corazón de la ley.

Además criticó el enfoque basado en la seguridad nacional, que propone la creación de un registro de migrantes: “Van a crear un registro de migrantes, ¿para qué? si ya hay registro de visas … raro”. Thayer también sancionó el que exista un catálogo de causales para prohibir el ingreso a Chile, asegurando que existe un problema de enfoque en el contenido de la norma que, más que entregar respuesta a los problemas de la población extranjera que ingresa a Chile, fue formulado con afán y apuros electoralistas.

La interpelación a Mario Fernández

Este 8 de agosto, la Cámara de Diputados aprobó interpelar al ministro del Interior, Mario Fernández, por la demora en el ingreso de una ley que regulara la migración. Marcela Hernando fue una de las parlamentarias de la Nueva Mayoría que apoyó la iniciativa de Chile Vamos. Sin embargo, tras la firma del proyecto, hizo un llamado a olvidar la interrogación que Paulina Núñez (RN) tendría que realizar el 5 de septiembre.

“Hay una serie de preguntas que están planteadas en la interpelación que no quedan contestadas, sin embargo, la mayoría tiene respuesta con el proyecto firmado esta mañana (…) Desde mi punto de vista, pierde bastante el sentido la interpelación, más bien creo que ahora sería mucho más útil que conversáramos y que tuviéramos una sesión especial respecto de la ley y del cómo viene planteada. Interpelar ya no tiene sentido”, dijo la radical.

La diputada Paulina Núñez respondió  a la solicitud argumentando que “este proyecto de ley es consecuencia de la interpelación”. El llamado de la derecha es a revisar el proyecto para el día de la interpelación poder preguntar al Ministro conociendo las bases de la propuesta.