Diario y Radio U Chile

Año X, 21 de septiembre de 2018

Escritorio

Paro de taxistas: Intendencia presenta querella por Ley de Seguridad del Estado

Los gremios de taxistas que se movilizaron este lunes, bloqueando los accesos al Aeropuerto de Santiago, deberán enfrentar la Ley de Seguridad Interior del Estado anunciada por el Gobierno que calificó como "trastorno grave del orden público" la manifestación, a la que se sumó la muerte de un turista brasileño que vio dificultado su traslado a un recinto asistencial luego de sufrir un infarto en la terminal aérea.

Gonzalo Castillo

  Lunes 4 de septiembre 2017 18:05 hrs. 
taxistas

El anuncio del Gobierno de invocar la Ley de Seguridad Interior del Estado, además de un turista brasileño muerto, fueron parte de las consecuencias que dejó la paralización de actividades llevada a cabo por el gremio de taxistas quienes realizaron un bloqueo en las calles de acceso al aeropuerto de Santiago.

Grupos de Fuerzas Especiales de Carabineros tuvieron que utilizar grúas para sacar a los automóviles que estaban bloqueando los accesos, esto como protesta por los servicios de transporte Uber y Cabifiy, a quienes acusan de laborar en disparidad de condiciones respecto de ellos.

Tanto la Subsecretaría del Interior como también la Intendencia de la Región Metropolitana, anunciaron que se querellarán por Ley de Seguridad Interior del Estado calificando como un trastorno “grave” del orden público las manifestaciones llevadas a cabo por los gremios de taxistas en contra de lo que llaman “aplicaciones piratas” de transporte, tal como lo aseguró el intendente Claudio Orrego.

“Los taxistas no se dan cuenta del daño que le han hecho a su causa, nosotros nos vamos a querellar por la Ley de Seguridad Interior del Estado porque este es un trastorno al orden público grave y no lo vamos a dejar pasar impunemente”.

El bloqueo de los accesos al aeropuerto Arturo Merino Benítez no sólo obligó a los pasajeros a caminar kilómetros para llegar a la terminal, sino que dificultó el traslado de un ciudadano brasileño que esperaba viajar de regreso a su país y sufrió un paro cardiorrespiratorio, a un recinto asistencial falleciendo en la Posta Central.

Mario Hidalgo, presidente de la Confederación de Dueños de Taxis de Chile (Codutach), desestimó la responsabilidad que le pudiera caber al gremio por la muerte del turista de Brasil, al mismo tiempo que criticó la decisión de la autoridad asegurando que la Ley de Seguridad del Estado.

“Yo creo que si la Ley de Seguridad Interior del Estado nos va a aplicar a nosotros porque pusimos los taxis y tapamos el aeropuerto, yo creo que primero parta por La Araucanía, donde ahí hay desmanes, donde ahí hay otro tipo de delincuencia. Nosotros aquí no estamos haciendo delincuencia, nosotros aquí no estamos quemando autos ni estamos agarrando a peñascazos a Carabineros, todo lo contrario. Referente al tema del pasajero, no tengo mayores antecedentes, solamente que el pasajero estaba en el interior del aeropuerto ya hacían dos horas, porque él viajaba a Brasil, y por tal motivo una persona que llega para un viaje internacional tiene que llegar, mínimo con dos horas de antelación”.

En tanto, el fiscal nacional, Jorge Abbott, sostuvo que el Ministerio Público ya se encuentra realizando las pesquisas para determinar el grado de responsabilidad de los manifestantes en la muerte del ciudadano brasileño, y anticipó que se podría configurar el delito de homicidio culposo en este caso.

“Va a depender, exactamente, de cada acto en particular que esas personas hayan cometido y que nosotros podamos acreditar ante los tribunales, y en lo que dice relación con el fallecimiento del turista, habrá que ver qué grado de responsabilidad si esto obedece a algún acto que sea imputable a alguna persona en particular, o a un grupo de personas, con el objeto de poder imputarle un homicidio culposo respecto de la situación ocurrida con este turista”.

Finalmente, desde el Ejecutivo, la vocera Paula Narváez señaló que seguirán manteniendo el diálogo con los gremios de taxis, y que el proyecto de ley que busca regular aplicaciones como Uber y Cabify sigue avanzando en el Congreso en su tramitación. Mientras los taxistas se declararon en movilización permanente desde este lunes.