Diario y Radio Uchile

Año IX, 24 de septiembre de 2017

Escritorio
Economía

Presupuesto 2018 y reajuste del sector público: Los temas pendientes de Hacienda

Rodrigo Fuentes |Lunes 4 de septiembre 2017 14:15 hrs.

nicolas eyzaguirre

Durante los próximos meses la cartera deberá hacer frente a estos temas que, según lo previsto, no serán fáciles de abordar sobre todo en un escenario marcado por las elecciones parlamentarias. “Es distinto cuando se discute antes de las elecciones, porque hay un poquito de populismo siempre en opiniones y cifras", advierte desde ya el diputado Pablo Lorenzini.

Claves: , ,

El proyecto de Ley de Presupuestos que el Gobierno debe enviar al Congreso y el reajuste a los trabajadores del sector público son los principales desafíos que el recién asumido equipo económico tiene por delante.

El ministro de Hacienda Nicolás Eyzaguirre, liderará estas dos difíciles tareas. En ambas deberá lidiar con las presiones de gasto y, por ende, estará de nuevo en juego su diálogo político con los parlamentarios y trabajadores.

Para el economista del  Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda), Manuel Riesco, las últimas declaraciones que ha dado Eyzaguirre, no son nada auspiciosas. El experto precisó que al poner por delante el crecimiento, el nuevo titular de Hacienda está manifestando que continuará con la austeridad en las arcas fiscales, tal como lo manifestó el saliente Rodrigo Valdés.

“Aquí todos sabemos que crecimiento es un eufemismo para decir austeridad fiscal y para decir que los empresarios hagan lo que quieran, pero todavía no vemos lo que se hará con el presupuesto, lo que se necesita ahora es dinamismo económico a través de un mayor gasto, ahora, vamos a ver si lo hace o no, pero las señales que ha dado el ministro Eyzaguirre son malas”, argumentó.

Manuel Riesco agregó que el próximo presupuesto debería tener mayores márgenes de holgura, debido al mejoramiento de la coyuntura internacional y del precio del cobre, además repercutiría positivamente ante una eventual reactivación económica.

La negociación por el reajuste del sector público, que comienza en noviembre, es igual o más complejo que el Presupuesto, ya que durante la gestión de Eyzaguirre, durante el gobierno de Ricardo Lagos, la relación con la Mesa del Sector Público, no fue de las mejores.

Debatir en tiempo de elecciones   

Los trabajadores han estado realizando manifestaciones y protestas. El coordinador de dicha instancia negociadora, Ramón Chanqueo, manifestó su esperanza de que lo solicitado por los gremios sea acogido tanto por el Ejecutivo y posteriormente por los parlamentarios: “Estamos dispuestos y predispuestos a entablar una conversación, un dialogo social que no lleve a instalar cuanto antes una mesa e implementar acuerdos con respecto a este tema, esperamos que así sea la disposición del nuevo ministro, lo conocemos bastante por su similar gestión anterior, por tanto, creemos que debemos tener una buena relación, eso es lo que el sector público tiene la esperanza que ocurra”, detalló.

Desde la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, las señales no son auspiciosas para los empleados fiscales. El diputado DC Pablo Lorenzini, advirtió que en ningún caso se puede llegar al seis por ciento solicitado, ya que precisó, que no existe disposición ni fondos. Sin embargo, el parlamentario agregó que la discusión será compleja, ya que habrá posturas diferentes, debido al escenario que estará marcado por las elecciones parlamentarias.

“Es distinto cuando se discute antes de las elecciones, porque hay un poquito de populismo siempre en opiniones y cifras, este es un tema bastante complejo, algunos más que aportar van a confundir, por eso es importante lo que podamos dialogar con Hacienda en su minuto”, subrayó.

Este año la Mesa del Sector Público, además del reajuste salarial, sumó peticiones sobre condiciones laborales, carrera funcionaria, evaluación de un acuerdo suscrito durante la negociación del año 2014, el que contemplaba una serie de iniciativas y demandas de cada uno de los gremios que fueron acordadas y que aún no se han resuelto.

El 30 de septiembre el gobierno debe ingresar el proyecto de Ley de Presupuestos, mientras que en noviembre, se inicia la negociación formal con los funcionarios públicos.