Diario y Radio Uchile

Año IX, 16 de octubre de 2017

Escritorio

Referido a la sentencia del Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia

Movimiento de Defensa Mar Brava |Cartas al Director |Lunes 25 de septiembre 2017 10:32 hrs.

Radio-Uchile

Señor Director:

El Movimiento de Defensa de Mar Brava – Lacuy ha trabajado por casi 7 años por la protección del sector de Mar Brava (al Oeste de Ancud), playa que se encuentra amenazada por la construcción de una megaindustria eólica bajo el nombre “Proyecto Parque Eólico Chiloé”, de la empresa chileno-sueca Ecopower, bajo la representación de su Gerente Julio Albarrán.

Este movimiento no se opone a la generación de energía limpia, pero sí a su magnitud y ubicación. Recordar que el Parque Eólico Chiloé es un proyecto megaindustrial de 42 aerogeneradores de 150 metros ubicados sobre la playa de Mar Brava, y que afecta dunas, lagunas interiores y humedales cercanos, los cuales son importantes sitios de concentración de biodiversidad, con restos arqueológicos de las comunidades huilliches, además de ser una zona turística y sitio de extracción de recursos bentónicos y pesqueros.

La empresa debidamente representada a fin de obtener el consentimiento de la comunidad ha entregando información deficiente y sesgada respecto a los impactos ambientales que este proyecto generará en el territorio, proponiendo en el marco de la evaluación ambiental medidas de compensación económica en las comunidades, generando una profunda división comunitaria e incertidumbre respecto al futuro del territorio rural, si se instala este proyecto. Supuestos beneficios como disminución en los pagos de la luz de la comunidad ancuditana, la generación de empleo, o la seguridad energética de la Isla Grande que escapan de la realidad y que no responden a las necesidades locales, desatendiendo los reales impactos socioambientales que se generarán con ocasión del emplazamiento del parque eólico y que son por los que este movimiento continúa defendiendo, como la salud de quienes viven en el sector de Mar Brava y de los recursos y sustento económico de la población, como la recolección de machas y el turismo, todo esto sin olvidar, la importancia de la fauna existente en el lugar que se encuentran en riesgo, así como la afectación del humedal de Quilo.

  1. Lamentamos la sentencia remitida por el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia, quien como ente técnico que acoge argumentos medioambientales, falló a favor de la destrucción de un sistema natural complejo y que supone impactos socioambientales considerables.
  1. Nos parece lamentable que el Tercer Tribunal Ambiental, de acuerdo a la especialidad de objetos de conocimiento del mismo, tenga por Ministro experto en el área ambiental a un Lic. en Ciencias de la Administración de Empresas e Ingeniero Comercial, y no alguien del área de las ciencias ambientales como debe ser por sus competencias y objetivos; además, que siendo un tribunal que resuelva sobre materias ambientales acepte las absurdas “compensaciones” de la empresa frente a impactos graves declarados.
  1. A raíz de las injusticias cometidas contra los habitantes de este territorio con la reiterada habilitación de este nefasto proyecto que terminará afectando nuestras formas de vidas, como movimiento continuaremos el trabajo incesante en la defensa de este territorio, sin descanso, sin negociaciones, sin aceptar compensaciones y sin enajenar nuestro territorio al capitalismo verde que no es sino otra forma de fomentar el saqueo y destrucción de nuestra tierra, patrimonio e identidad, en pro de un supuesto progreso, desarrollo y sustentabilidad sin definir.
Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl