Diario y Radio Uchile

Escritorio
Internacional

El Acuerdo Transpacífico (TPP) revive sin Estados Unidos

RFI |Sábado 11 de noviembre 2017 9:35 hrs.

Países-TPP-678x330

Once países que representan 13,5% del PIB mundial alcanzaron un acuerdo este sábado en Vietnam para relanzar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, rebautizado Acuerdo Exhaustivo y Progresivo sobre el TPP. Estados Unidos se queda afuera.

Claves: ,

Parecía muerto y ahora revive. El  Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) deberá ponerse en marcha en un futuro cercano después que once países de ambos lados del Pacífico lograron alcanzar un “acuerdo marco”, según expresó la representación de Canadá, país que más condiciones puso para relanzar el acuerdo de libre comercio “más importante de los últimos 20 años, exceptuando los de la Unión Europea”, subraya Deborah Alms, de Asian Trade Centre de Singapur. El TPP no sólo quiere abrir más mercados en bienes, sino también profundizar la liberalización de los servicios e inversiones.

El TPP fue firmado en 2015 por 12 países, Brunei, Chile, Nueva Zelandia, Singapur, Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Perú, Vietnam y Estados Unidos, que en conjunto representan 40% de la economía mundial. Un poder de negociación a primera vista difícilmente resistible para otras economías competidoras, notablemente China, marginada del proceso por Japón y Estados Unidos.

Pero la llegada de Donald Trump a la presidencia estadounidense alteró ese tablero. Apenas tres días después de asumir el cargo, Trump retiró su país del Acuerdo al que calificó de injusto. El retiro de los EEUU parecía haber asestado un golpe mortal al fruto de unas difíciles negociaciones que duraron 5 años.

La influencia creciente de China es fundamental para entender el por qué los otros 11 países han decidido retomar el relevo, aun cuando ahora el bloque sólo representa 13,5% del PIB mundial. Japón es el país que más trabajó para revivir el TPP, en tanto que Canadá apareció hasta el último momento como la más reticente,  pues según diversas fuentes quería que el tratado incluya no sólo aspectos comerciales, sino también “progresistas”, a saber cláusulas sobre el respeto del medio ambiente o que garanticen condiciones de trabajo dignas, una posición que no deja de sorprender cuando se sabe que las grandes empresas mineras canadienses se encuentran entre las que más contaminación provocan en el mundo y que hay muchas quejas en su contra por violación de derechos laborales.

El comunicado de prensa difundido en Danang, Vietnam, donde se realizaron las negociaciones al margen del foro económico Asia-Pacífico (APEC), que reúne a 21 economías de la región, precisa que aún quedan varias cláusulas en suspenso.