Diario y Radio Uchile

Año IX, 14 de diciembre de 2017

Escritorio
André Jouffé

Del carrete a Beatriz

André Jouffé | Lunes 27 de noviembre 2017 6:14 hrs.

El 19, en el Colegio de la Confederación Helvética donde votaron hombres y mujeres de La Reina y Ñuñoa, vi algo inusual; la mayoría era gente joven. Para las once y media de la mañana un domingo, es poco común.

Podía leerse en sus frentes el nombre de Beatriz Sánchez

En pocas palabras, habían suspendido, finalizado antes de lo previsto o dormido poco, el carrete previo. Se levantaron para votar por Beatriz Sánchez.

Mi pregunta es, ¿harán este sacrificio el 17 de diciembre por Alejandro Guiller? Porque sin ellos, se dispara Piñera.

Me es difícil imaginarlo. Hubo una mística en noviembre para demostrar que estaban por este rostro nuevo, aunque no muy claro en su programa y con quienes gobernaría.

En la medida en que transcurren los días, reprochen van y vienen; en la derecha por la sobre estimación en las encuestas del valor de  Piñera y en la izquierda por los quiebres y probables divisiones.

La DC, por ejemplo, si se divide, ya no es lo mismo que cuando hace casi medio siglo, que de un nido sacó dos huevos, el MAPU y la Izquierda Cristiana, que fueron casi huevos de avestruz en su momento. Esta vez apenas daría para uno de codorniz.

Los numerosos candidatos con patente pero sin militancia radical, que fueron electos, ¿seguirán fieles a la orden o cada uno negociara por su lado ahora y después del balotaje?

En este aspecto la política esta como el fútbol; los protagonistas ahora van a préstamo, pero su amor por la camiseta la guardan en el corazón. Tal como fue impensable pensar que Leonel Sánchez en su tiempo iba a culminar su carrera en Ferroviarios, ahora estamos con la incertidumbre de la continuidad, por lo menos para el periodo que se avecina.

Al mismo tiempo, siguen cayendo los mitos y dinastías, tal como  Andreotti, el hombre puro e inmaculado de la DC y la política italiana se vio envuelto en artimañas con la Cosa Nostra, Adolfo Zaldívar pinchados sus teléfonos, cuan Garay o Jadúe (en la forma no en el fondo y la gravedad), asumiendo su proceder como magister en inocencia, también cayó en la duda ante la imagen pública. En consecuencia, si Carabineros están en las mismas, que puede esperar de quienes no están a  cargo del orden.

Se cortaron dos caras para el futuro, lo que quedaba de Marco Enríquez Ominami y lo que se esperaba de Carolina Goic. Mientras Gabriel Boric, pese  a todos los anti cuerpos, crece, aunque a nivel regional. Habría que probarlo en lides mayores.

Veamos lo que ocurre después del show de la Teletón.