Diario y Radio Uchile

Año IX, 12 de diciembre de 2017

Escritorio

La “dignidad” según Camila Vallejos

Jorge G. Péfaur |Cartas al Director |Jueves 30 de noviembre 2017 14:29 hrs.

Señor Director:

Definición de dignidad. Del latín dignitas, dignidad es la cualidad de digno. La dignidad está relacionada con la excelencia, la gravedad y el decoro de las personas en su manera de comportarse. Un sujeto que se comporta con dignidad es alguien de elevada moral, sentido ético y acciones honrosas.

En entrevista en Diario la Tercera del 28 de noviembre, la compañera Camila Vallejos al final de dicha entrevista y ante la pregunta:

¿Por qué el Frente Amplio tiene que hacerse responsable? Ellos son una coalición distinta y pueden defender una posición diferente, apelando a cambios más profundos y radicales que la Nueva Mayoría.

Responde:

“A lo que hay que apelar es al electorado, que va a hacer una reflexión y decir “quizás no me gusta tanto Alejandro Guillier, comparto unas cosas, no es todo lo que esperaba, pero entiendo que no puedo permitir que se revierta y volvamos a penalizar el aborto en tres causales; entiendo que es importante impedir que se les bajen nuevamente los impuestos a los más ricos; entiendo que no podemos permitir que la gratuidad quede congelada”. O por un mínimo de dignidad, de no permitirse tener un Presidente que tiene todo el prontuario que tiene Piñera.”

Su opinión al final de su respuesta, sorprende por decir lo menos, una cosa es usar argumentos políticos para tratar de convencer que se vote por su candidato Guillier -que son legítimos- pero muy diferente es entrar en el terreno de hacer un juicio moral respecto a quién eventualmente no vote por Guillier, porque la ecuación es simple y el mensaje se entiende así “si tienes un mínimo de dignidad no puedes dejar que Piñera sea presidente”, pero “serás digno si lo haces por el candidato que Camila apoya”. Y si consideramos que lo contrario de ser “digno”, es ser “indigno” y que algunos sinónimos de indigno son: despreciable, vil, repugnante, ruin y que además “con sus actos demuestra ser una persona indigna”, entramos a un terreno demasiado delicado, donde se estigmatiza a quién no piense o actúe como Camila quiere, con un cierto “tufillo” a ayatolas o a stalinismo 2.0.

En política, la desesperación es una mala consejera. Así, de acuerdo a la opinión de la diputada Vallejos, habría 7 millones de “indignos”, que se abstuvieron de ir a votar en la primera vuelta, más 2 millones 400 mil electores que votaron por Piñera, más todos los votantes que no marcaron Guillier en primera vuelta. Es decir, demasiados “indignos” en el país, que podrían “salvarse” sólo si concurren a votar por el candidato de Camila.

Pero no hay novedad en esto. Ya se vivió esta suerte de chantaje emocional a quiénes en las elecciones presidenciales del 2009, no apoyaban a Eduardo Frei Ruiz- Tagle en 2° vuelta. Las mismas descalificaciones, juicios peyorativos, más el típico argumento que se le espetaba a los militantes de izquierda renuentes a apoyar a Frei: “objetivamente, compañero, si no vota por Frei le está haciendo el juego a la derecha”.

Ahora lo sufren los adherentes del Frente Amplio. Acaso es tan difícil de entender que legítimamente hay compañeros(as) que sencillamente no votarán por Guillier, porque desconfían que sus propuestas de última hora sean sinceras y que realmente quiera llevarlas a cabo. Muchos tienen la duda legítima de que, si no las incluyó en su programa de gobierno, y lo hace ahora, no será sólo para ganar apoyo y votos en esta segunda vuelta. Muchos están cansados de los famosos “guiños” y  “señales” para así cautivar a los que desconfían de la Nueva Mayoría.

Si la Nueva Mayoría y su candidato Guillier no ganan la elección presidencial, será única y exclusivamente culpa de ellos, quienes no hicieron primarias y llevaron dos candidatos presidenciales. ¿Es que quieren, en caso de una derrota, sacar las “castañas con la mano del gato” echándole la culpa al Frente Amplio?

Hay miles de personas de izquierda que llegaron a la política mucho antes del año 2011, al calor de las marchas estudiantiles. Algunos están en esto desde la campaña de Allende el año 70 y dieron una larga lucha contra la dictadura, por lo que venir ahora a ningunearlos y catalogar de no tener dignidad si no votan por Guillier, es cometer un abuso mediático  y gratuito.

Envíanos tu carta al director a: cardenas@u.uchile.cl