Diario y Radio Uchile

Año IX, 12 de diciembre de 2017

Escritorio

Evo Morales descarta derrota pese a más del 50 por ciento de votos nulos en las elecciones judiciales

Karina Palma |Lunes 4 de diciembre 2017 18:55 hrs.

Evo Silala

El pasado domingo más del 50 por ciento de los electores bolivianos votaron nulo en los comicios que buscan elegir a las nuevas autoridades judiciales. Este hecho fue interpretado como un rechazo a la decisión del Tribunal Constitucional que permitió que Evo Morales vuelva a ser candidato en unas próximas elecciones presidenciales.

Claves: , , ,

Este lunes el presidente de Bolivia, Evo Morales, descartó haber sufrido una derrota en la elección de altas autoridades del órgano judicial y del Tribunal Constitucional que se llevaron a cabo en el país vecino el pasado domingo. A su juicio, fueron los opositores quienes fracasaron en su campaña contra estos comicios.

“¿Qué dijeron? Dijeron que el 70 por ciento va a ser nulo. Yo calculo, por lo menos, va a ser un 50 por ciento nulo ¿Y dónde está el 70 por ciento de la derecha? Ahora intentan algunos políticos fracasados acusar que el Gobierno ha perdido”, señaló.

Esto porque los bolivianos eligieron a 26 nuevas autoridades judiciales, en una elección que se concretó pocos días después de que el Tribunal Constitucional habilitara al Mandatario a buscar la reelección de forma indefinida, a pesar que Evo Morales perdió el referendo del 21 de febrero de 2016, que buscaba que el presidente pudiera gobernar más de dos periodos consecutivos.

Este hecho marcó un rechazo entre los opositores, quienes llamaron a votar nulo en los comicios del domingo. De acuerdo a los datos difundidos por el Tribunal Electoral de Bolivia, con el 91,9 por ciento de las actas verificadas, el 52,75 por ciento de los votos fueron nulos, el 13,24 blancos y el 34,01 válidamente emitidos.

El analista José Rodríguez Elizondo señaló que  el problema principal radica en que, para que una democracia se mantenga necesita alternancia en el poder. En esa línea, dijo que lo que está pasando en Bolivia es la respuesta a “una desviación absoluta de poderes”.

“Aquí sencillamente se trata se usar una primera elección como legitimante de una presidencia vitalicia. En Bolivia hubo un rechazo jurídico expreso a la posibilidad de una reelección. Con esto Evo confirma que está muy lejano de ser un presidente democrático”, afirmó.

Para el analista internacional Guillermo Holzmann, lo ocurrido el domingo se podría interpretar “como una suerte de desconfianza de la ciudadanía sobre una acción que busca que haya una división de poderes adecuada en un estado democrático”.

Desde su perspectiva, la búsqueda de la reelección de Morales se explica porque durante los últimos años el poder se ha centrado en su figura, impidiendo el protagonismo de nuevos líderes políticos. “Se ha neutralizado cualquier posibilidad de competidores, tanto en los círculos cercanos al proyecto como en la oposición. Eso genera que, en la práctica, las alternativas no sean viables”.

Paz Millet, del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, explicó el Tribunal Constitucional fundó su argumento para permitir la elección de Morales en el artículo 23 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos que hace referencia al  “derecho humano de presentarse y que el pueblo lo puede elegir nuevamente si así lo desea”.

La académica indicó que no se visualiza la posibilidad de un recambio dentro de su mismo movimiento, ya que ni David Choquehuanca, ex canciller y actual secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), ni el vicepresidente Álvaro García Linera lograron posicionarse como futuros candidatos a la presidencia.

“La continuidad de lo que ellos denominan una revolución solo se centró a partir de la figura de Morales, por eso él opta por esta vía para presentarse nuevamente, lo que no genera un respaldo mayoritario de la población. Lo que se vio el domingo es una manifestación que responde al llamado de la oposición”, comentó.

La analista enfatizó en que “no hay que olvidar que Evo Morales es el presidente que después de mucho tiempo logra legitimidad en las urnas, en un contexto en que muchos de los ex presidentes tuvieron que ser validados por el Congreso. Él de alguna manera legítima un porcentaje mayoritario en la ciudadanía que no había tenido expresión propia y grafica la llegada al poder de esa ciudadanía que se sentía marginada o que había tenido que buscar otros mecanismo para tener expresión política, pero se produjo un desgaste”.

En ese sentido, agregó que las personas en Bolivia validan lo que fue el proceso de inclusión, inserción y ordenamiento, considerando que Morales tuvo éxito en lo económico. Sin embargo, Paz Millet sostuvo que existe un rechazo ante una reelección permanente que “atenta contra la Constitución que el mismo Mandatario generó mediante una asamblea constituyente”.