Diario y Radio Uchile

Año IX, 12 de diciembre de 2017

Escritorio
Nacional

Obispo Luis Infanti: “Los que más temen la visita del Papa son los adoradores del consumismo”

P. López y C. Medrano |Jueves 7 de diciembre 2017 17:08 hrs.

luis-infanti

La autoridad eclesiástica se refirió a la visita del Papa Francisco a nuestro país y aseguró que su mensaje será de respeto por la vida en todo sentido. “Estamos destruyendo la vida no solo de las personas sino que de la Madre Tierra, estamos en un planeta en peligro”, señaló Infanti.

Claves: , ,

“El Papa viene a decirnos ‘sean hermanos’”, afirmó el Obispo de Aysén, Luis Infanti, respecto de la visita que hará el Sumo Pontífice a nuestro país en el mes de enero y que contempla actividades en Iquique, Santiago y Temuco.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el prelado afirmó que “el Papa nos dice que acojamos a nuestros hermanos, pero en una sociedad arribista que busca aplastar y marginar, este mensaje puede parecer provocador”.

El Obispo Infanti se refirió también a las críticas que surgen hacia las autoridades de la Iglesia Católica, por el poco énfasis que han tenido a la hora de relevar ciertos temas que serán expuestos por el Papa. En ese sentido, señaló que la institución va más allá de las personas que la encabezan.

¿A qué viene el Papa Francisco a nuestro país?

El Papa viene a una visita pastoral y eso tiene que ver siempre con la vida y por lo tanto, no es ajeno a lo que pasa en Chile. Creo que viene a orientar a Chile desde la fe, desde el humanismo más profundo. No podemos negar que hay una cantidad de problemas en Chile relacionados con la religión del consumismo y eso es depredador de las personas, de la naturaleza, margina a la gente y es altamente corrosivo de la sociedad y el Papa, como buen profeta, viene a ayudarnos a vivir mejor como país, con mayor justicia, mayor fraternidad entre nuestro país y nuestros vecinos.

Hacer una actividad en la Plaza de Armas, donde se concentra la comunidad peruana, hacer una visita a Iquique, donde hay una gran cantidad de inmigrantes, ir a la Araucanía con todo lo que eso conlleva. ¿Qué nos dice?

Eso es lo que estaba diciendo, que el Papa viene a decirnos “sean hermanos”, los hermanos mapuche hace siglos que son marginados de la sociedad y expulsados de sus tierras, los hermanos latinoamericanos, inmigrantes, también ameritan ser acogidos como hermanos, entonces, en Santiago también hay una presencia de inmigrantes que no son ni enemigos, ni extranjeros, son hermanos y si salen de sus países es porque hay problemas, buscan un lugar donde vivir dignamente y el Papa nos dice que los acojamos, como nosotros somos acogidos en otros lugares, pero en una sociedad arribista, que busca aplastar, marginar, este mensaje puede ser provocador, pero bien merece escuchar palabras proféticas como las del Papa Francisco, que es considerado un líder mundial.

No hemos visto esa misma energía, en general, de las autoridades eclesiásticas a la hora de abordar esos temas.

La Iglesia no es solo su autoridad eclesiástica, sino que todas las personas que creemos en Dios y tratamos de ser fieles a la fe. Puede que no haya todo el énfasis para apoyar a los inmigrantes o a los hermanos mapuches, pero si uno es bastante objetivo, hay que reconocer el enorme valor de la Iglesia y el trabajo que ha hecho, dentro de sus posibilidades, para acoger a los hermanos, ya sea culturalmente o en cuanto al trabajo o la fe. La Iglesia ha tratado de hacer una labor desde hace años, pero hay murallas culturales, políticas económicas que no es fácil de derribar y eso lo digo, sobretodo, desde el sur por los hermanos mapuche.

En Chile, la Iglesia Católica  ha librado grandes batallas en los últimos 25 años con un modelo pastoral. Respecto de ese camino, ¿qué nos puede decir este modelo pastoral? 

 El papa Francisco nos recordará que el valor de la vida es superior a cualquier otro valor, esto es esencial para las personas y para el lugar donde vivimos. El Papa emitió una encíclica Laudato si, donde, sobre todo en el sur, remarcará con fuerza que estamos destruyendo la vida no solo de la persona, sino que de la Madre Tierra. Estamos en un planeta en peligro, entonces él vendrá a recordarnos el valor de la vida en todas sus expresiones.

¿Qué podemos decir de la importancia que los modelos pastorales le otorgan a las comunidades. ¿Cómo es la relación entre la Iglesia Católica y su propia base?

Depende desde qué lugares me estás hablando. Yo creo que tengo una buena relación con mis bases, desde Aysén es difícil tener una visión más profunda, pero creo que la importancia de la fe se vive en el día a día. Que hayan vacíos, debilidades en el compromiso de la fe, eso se da en todos los ámbitos de la vida, sin embargo, creo que los cristianos que viven en el día a día asumen su responsabilidad y es importante que las autoridades de la Iglesia, tengan esa cercanía que en general tiene. Me da la impresión de que algunos medios ven solo a la Iglesia como una autoridad, quizá porque vivimos como una sociedad autoritaria, el poder es aplastador en nuestro país, económico, político, frecuentemente de la mano entre ellos, en la Iglesia, el poder es servicio, entonces no es la misma manera de ejercer el poder en lo político, porque en la Iglesia quien tiene poder es para servir al otro, no para aplastarlo. Quizás no se puede medir la fe de la persona como se medía años atrás, la sociedad va cambiando, las personas van cambiando, pero siempre el Papa nos enfatizará el valor de la vida y en esto yo creo que será tajante.

¿Hasta ahora cuál cree usted que es el legado del Papa Francisco?

Su sencillez, a pesar de que es el Papa. Tiene una actitud de escuchar, de sencillez y eso es admirable, y por otro lado, es algo que predica y que practica. Después está el tema del medio ambiente, que había sido ridiculizado por mucha gente que dice que  es un tema solo de ecologistas, pero el Papa nos dice que el grito de la Tierra y el grito de los pobres es un solo grito. Estamos matándonos a nosotros y matando a la Tierra, es un mensaje potente que no es solo del Papa, pero  la espiritualidad y la convicción con que el Papa nos dice que todo está conectado, creo que es  un gran testimonio. En lo religioso está abriendo caminos sumamente importantes, aun la persona más pecadora tiene derecho a convertirse y ser partícipe de ser parte de la iglesia. Finalmente creo que los que más miedo le tienen a la visita del Papa son los que son más adoradores de la religión del consumismo, porque él nos viene a cuestionar duramente sobre eso, con absoluta seguridad.